iProfesional

El Gobierno le puso fecha al fin de la prohibición de despidos y doble indemnización: qué va a pasar ahora

Los números del empleo registrado mostrarían mejoras que volverían innecesarias las medidas implantadas por el Ejecutivo para lidiar con la crisis
Por iProfesional
21/12/2021 - 10,06hs
El Gobierno le puso fecha al fin de la prohibición de despidos y doble indemnización: qué va a pasar ahora

Como se esperaba, el decreto de necesidad y urgencia que estableció en 2020 la prohibición de despidos sin justa causa en la Argentina no se renovará y llegará a su fin a partir del 1 de enero de 2022. La última prorrogación de la medida la había extendido hasta el 31 de diciembre de este año. 

Según publicó Ámbito Financiero, el Gobierno tendría decidida también la fecha de caducidad del recargo indemnizatorio vigente para las cesantías, que se conoce informalmente como "doble indemnización" por despido. El monto del recargo, que tiene un tope de 500.000 pesos, se iría reduciendo paulatinamente hasta desaparecer a mediados del año próximo

Estos son los lineamientos definidos por el Ministerio de Trabajo y el gabinete económico, que debe convalidar en última instancia el presidente Alberto Fernández.

El diario asegura que los mismos fueron anunciados también recientemente a dirigentes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) durante una charla de la que participaron el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, junto a sus pares de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y sus respectivos equipos.

Moroni respondió a una pregunta al respecto y blanqueó la planificación: la prohibición de despidos tendrá fecha de defunción junto con el año y al mismo tiempo la penalidad se reducirá en un escalonamiento todavía no resuelto en el lapso de cuatro a seis meses. Una opción es bajarle 20% por mes a los 500 mil pesos del actual recargo indemnizatorio.

¿Se recupera el empleo?

El Gobierno le pondrá fin a la doble indemnización
El Gobierno le pondrá fin a la doble indemnización

Las dos medidas mencionadas fueron sostenidas desde el sindicalismo y vapuleadas desde las cámaras y grupos empresarios.

La primera fue consecuencia directa de la pandemia, implantada en marzo de 2020 para aminorar el impacto que tendría en el empleo registrado la restricción de actividades económicas y productivas para prevenir el contagio del COVID-19. Para sostener el empleo en plena crisis sanitaria se sumaron también herramientas como la Asignación para el Trabajo y la Producción (ATP), y un fortalecimiento del subsidio Repro.

A diferencia de ello, el recargo sobre las indemnizaciones por despidos fue una de las primeras medidas tomadas por Fernández al asumir, para comenzar a resolver la crisis de trabajo en la que según el oficialismo había dejado al país la gestión anterior. 

Sin embargo, los números del empleo hoy en día acumulan varias subas intermensuales y en algunos casos se encuentran por encima de los niveles de 2019, cuando se comenzó la gestión. Esto sería suficiente para que el equipo económico defina la terminación de ambas medidas. 

En el segundo trimestre del año marcó un 9,6% de desempleo, el nivel más bajo desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández y por primera vez, de vuelta en un dígito. En el segundo trimestre de 2020 la desocupación tocó un pico de 13,1 por ciento en el momento de mayor rigor de las restricciones por la pandemia del coronavirus.

Desde entonces la actividad económica mostró mejorías, incluso en el empleo en relación de dependencia, que es el que más lentamente crece. A nivel general en septiembre el número de trabajadores registrados se incrementó en 71.200 respecto a agosto en la medición sin estacionalidad (+0,6%) y señaló así la novena suba en fila. El sector privado aumentó en 19.600 asalariados (0,3%) y el público en 7.600 (0,2%).

Pese a ese dato positivo, es otro el segmento que más crece: el empleo independiente aumentó la cantidad de monotributistas (2,3%) y de monotributistas sociales (1,7%), mientras que se redujo levemente la de autónomos (-0,1%).