Aumenta la informalidad en el empleo: qué medidas están tomando las empresas y qué reclaman

En un momento en el que es central aumentar la recaudación fiscal y reducir el déficit, en industrias más chicas aumenta la informalidad de forma alarmante
Por Paula Krizanovic
03/08/2022 - 10,20hs
Aumenta la informalidad en el empleo: qué medidas están tomando las empresas y qué reclaman

Las empresas de la industria manufacturera con menos de 50 empleados vienen perdiendo productividad y en promedio han reducido la cantidad de empleos que generaron en los últimos 15 años.

Esta es la conclusión del último reporte de Fundación Observatorio PyME (FOP), que además menciona que la baja de la productividad afectó menos a firmas medianas (de entre 51 y 25º empleados) que tuvieron mayores espaldas para hacer frente a los cambios de la coyuntura política y económica, y a la pandemia.

Desde la entidad reclaman políticas públicas focalizadas en la promoción de la inversión en maquinarias, equipos y tecnología, la capacitación de los recursos humanos y el impulso de cambios organizativos internos en las empresas, para recuperar a las más chicas del área manufacturera.

FOP alerta que, sin estos cambios, seguirá cayendo la capacidad de estas compañías de generar empleo nuevo y genuino, a la par del aumento de la informalidad en el sector en un momento en el que es central aumentar la recaudación fiscal y reducir el déficit.

Menos empleo y productividad

Entre los años 2004 y 2021, según detalla el Observatorio Pyme, lo siguiente ocurrió con la generación del empleo en compañías del área de manufacturas:

  • medianas empresas (unas 4.000 firmas de 51 a 250 empleados) pudieron crear empleo (+42%)
  • pequeñas empresas (unas 15.000 empresas de 10 a 50 ocupados) redujeron su nómina -17%
Cae la productividad y la generación de empleo registrado en las industrias más chicas
Cae la productividad y la generación de empleo registrado en las industrias más chicas

El comportamiento de la ocupación entre ambos tamaños de firma comienza a diferenciarse en 2006. Y a partir de 2009, las trayectorias toman tendencias divergentes, con variaciones en sentidos opuestos. Las empresas chicas en 2021 representaban un universo de 230.000 trabajadores del sector, en tanto que las más grandes albergaban a 280.000 de acuerdo a la FOP.

En el mismo período, la productividad del trabajo prácticamente no varió para las medianas (-4%), mientras que cayó a la mitad entre las pequeñas (-52%), ampliando en consecuencia la brecha de capacidad y producción entre los distintos tipos de industria.

La FOP aclara que esta divergencia no data de la pandemia de COVID-19 sino que, con distintos vaivenes, es un fenómeno anterior, que se confirma entre 2006 y 2020: "La productividad de las medianas empresas llegó a más que duplicar la de las pequeñas a lo largo del período."

A la vez, el costo real del trabajo entre ambos grupos prácticamente no ha variado, determinando así la pérdida relativa de rentabilidad de las firmas más chicas. Se observó que la remuneración bruta medida en términos reales (quitándole el efecto de la inflación) acumuló un aumento de 44% entre las manufactureras pequeñas y del 48% entre las medianas.

Aumenta la informalidad en la industria

Vale la pena mencionar que los datos de empleo que brinda el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) mostraron que en el primer trimestre de 2022 la desocupación se mantuvo en el 7% de la población económicamente activa (PEA), pero que a la vez, de los 9,2 millones de asalariados, solo a 5,9 millones se le realizan los descuentos jubilatorios. En tanto que el 35,9%, unos 3,3 millones de trabajadores y trabajadoras, se desempeñan en la informalidad.

Ese 35,9% es el punto máximo de la informalidad a nivel país en los últimos dos años: se incrementó 2,6 puntos porcentuales entre un trimestre y el otro, y 3,5 punos año a año, siempre de acuerdo a las estadísticas oficiales. 

Aumentó la informalidad entre los asalariados al máximo en dos años
Aumentó la informalidad entre los asalariados al máximo en dos años

Los datos coinciden con el relevamiento de la Fundación Observatorio Pyme: las firmas medianas de la industria tienen mayor productividad pero los salarios son similares en ambos tipos de empresas, lo cual constituye la principal razón por la cual se acumula la informalidad laboral en el segmento menor y se observa la sistemática reducción de personal.

Consultados por iProfesional sobre este avance de la informalidad, desde FOP contestaron que los propios datos oficiales muestran la concentración de ese tipo de operatoria en las firmas de menor tamaño en el caso de la industria.

Ayelén Bargados, Economista Jefa de FOP, afirmó: Los datos oficiales muestran un paulatino incremento del total de informales, en particular de asalariados no registrados. Además, en base al tratamiento de datos de la Encuesta Permanente de Hogares (del INDEC), se observa que aproximadamente el 80% de la informalidad se concentra en las empresas de menos de 10 ocupados; es decir, en microempresas."

"En síntesis, la productividad de las empresas menores es muy baja con respecto a los costos laborales reales vigentes en el mercado, influenciados estos por las negociaciones paritarias nacionales y contribuciones patronales insuficientemente diferenciadas por tamaño", sentencian los analistas del Observatorio.

La consecuencia de esa diferencia determinante es el crecimiento de la informalidad, que en la industria manufacturera se concentra en las pequeñas compañías.

Recuperar el empleo formal

Tras este análisis la FOP boga porque se enfoquen las medidas en recuperar la rentabilidad de las pequeñas empresas, de manera de propiciar la formalización de sus trabajadores y la generación de empleo.

Esto implica, en síntesis, achicar con medidas diferenciales la brecha entre pequeñas y medianas compañías del sector.

"Es necesario reconstituir la rentabilidad de las empresas menores incentivando la convergencia de su productividad con las empresas medianas, a través de la inversión en tecnología, recursos humanos y capacidades organizativas", sugieren en su informe los analistas.

En ese marco, proponen implementar una política tributaria para el trabajo significativamente diferenciada por tamaño de firma, que logre sostener la rentabilidad de las empresas menores hasta el logro de una mayor convergencia de productividades por tamaño

Temas relacionados