Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

El siniestro origen del slogan "Just do it" de Nike

El siniestro origen del slogan "Just do it" de Nike
El publicista Dan Wieden a quien se le atribuye la creación original de la frase que acompaña a la marca hasta hoy, contó cuál fue su fuente de inspiración
22.08.2019 11.26hs Marketing

"Just do it" (solo hazlo), el famoso slogan de la empresa de indumentaria deportiva, Nike, que parece arengar al poder personal para lograr las metas deseadas tiene, en realidad, un origen perturbador.

La historia del lema que la marca viene utilizando desde los '80 la dio a conocer su propio creador, Dan Wieden.

El cofundador de la agencia de publicidad Wieden + Kennedy reveló hace unos años que se inspiró en las últimas palabras de un asesino norteamericano, Gary Gilmore, quien fue capturado y condenado a la pena de muerte por fusilamiento en 1977, tras haber sido encontrado culpable de matar a dos personas. 

Al momento de ser ejecutado por sus crímenes, Gilmore pronunció las palabras "let's do it" ("hagámoslo") al pelotón de fusilamiento.

Widen contó al diario británico The Independent, que resolvió alterar levemente estas últimas palabras para la campaña que Nike le había encargado. Ni él ni los ejecutivos de Nike pudieron adivinar el éxito real que tendría la campaña, y que el slogan acompañaría a la firma hasta el día de hoy.

"Intentaba escribir algo que lo completara todo, para que hablara a las mujeres que acababan de empezar a caminar para ponerse en forma, a las personas que eran atletas de clase mundial, y tenía el mismo tipo de conexión con ellas".

Para el primer anuncio, tanto Nike como Wieden eligieron a un hombre de 80 años corriendo por la calle. El spot terminaba con una placa que decía la "nueva" frase para el público runner de esa década.

Otros cuatro avisos sirvieron como puntapié para instalar el eslogan. "Hicimos cinco spots diferentes de 30 segundos. Pero la noche anterior, estaba preocupado, porque no había una sensibilidad común entre ellos. Algunos eran graciosos, otros eran solemnes. Por eso, pensé: 'Necesitamos un nexo para poner a todos juntos'", contó Wieden.

Al principio, el fundador de Nike, Phil Knight, se opuso a la idea. "Confía en mí", le pidió Wieden. Y así fue como las últimas palabras de un asesino se convirtieron en uno de los mejores eslóganes del siglo XX.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Marketing en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Marketing
Te puede interesar