NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

cuidado del motor

Por calidad y confort, los combustibles premium se imponen en el mercado: los motivos que “seducen” a los usuarios

Por calidad y confort, los combustibles premium se imponen en el mercado: los motivos que “seducen” a los usuarios
Un tercio de lo que se despacha en la Argentina son productos "inteligentes". Cuáles son sus características y cómo ayudan a proteger a los motores
Por Federico McDougall
10.08.2018 08.21hs Negocios

Desde que salieron a la calle, los combustibles premium fueron ganando terreno en las preferencias de los usuarios, al punto que para todas las marcas son el verdadero caballito de batalla, el foco donde apuntan los descuentos y promociones.

Hacia este camino que consideran “indeclinable” conducen sus tácticas comerciales tanto YPF como AXION Energy, Puma, Oíl Combustibles o Refinor. Ninguna compañía pierde de vista ese horizonte.

Así lo muestran los últimos datos del Ministerio de Energía: en junio de 2018, la nafta y el gasoil de mayor pureza significaron en conjunto el 33% de las ventas sobre el total de mercado, valor muy por encima de lo que se registraba años atrás.

Claro que el interés de los usuarios en las estaciones de servicio no se dio por azar. Fue consecuencia del conocimiento sobre las mejoras de calidad y beneficios que ofrecen a un parque automotor cada vez más selectivo y exigente.

Para los expertos en la materia, las causales de esta elección en los puntos de expendio de carga son variadas, pero están vinculadas principalmente con el impacto positivo en los motores, tanto de camiones, autos e incluso maquinaria agrícola.

Entre los principales beneficios, caben destacar cinco: protegen los inyectores, incrementan la potencia, garantizan el cumplimiento de los requisitos de garantías de las terminales automotrices, facilitan el encendido del motor ante el frío y se adaptan a las nuevas especificaciones técnicas de las normas EURO V y EURO VI.

Marcelo Vivian, gerente comercial de Trafigura Argentina, uno de los líderes globales del negocio de los combustibles y minerales, destaca cómo la preferencia por parte de los clientes se fue volcando hacia estos combustibles. 

“Eligen las versiones Premium porque tienen mayor potencia y rendimiento”, sintetiza ante la consulta de iProfesional.

En el segmento de las naftas, la diferencia con las opciones comunes tiene que ver con el nivel de octanaje, lo que permite liberar más rápido la energía al interior de la cámara de combustión.

La variedad más refinada o “ultra” alcanza por normativa los 97 octanos, mientras que la Súper tiene 93.

Por este motivo, Marcelo Vivian asegura que “el usuario nota mayor rendimiento” si accede a desembolsar unos pesos de más para llenar el tanque.

Va en línea con otro factor que agrega el ingeniero José Luis Duran, gerente de Servicio Técnico de YPF.

La otra gran diferencia es el componente químico del paquete multipropósito”, plantea.

El entendido en la materia, con gran trayectoria en el sector, hace referencia a los aditivos que todas las marcas incorporan para diferenciar sus productos de la competencia.

En el caso de Infinia, asegura que se trata de un desarrollo “inteligente” de YPF, que “tiene moléculas que trabajan en la pared de combustión y el sistema de limpieza de válvula”.

Es allí donde, según el experto, se genera la mayor cantidad de depósitos carbonosos pero, con la incorporación de estos químicos, se evita ese impacto negativo, logrando que “el sistema de ventilación funcione siempre como si fuese un vehículo 0Km".

En lo que respecta a inyectores, se evitan desperfectos que, caso contrario, luego implican una visita más frecuente al taller.

La torta, en pocas manos

Un informe de la Asociación de Operadores de YPF (AOYPF) revela que durante el período enero-mayo de este año, la demanda de gasoil grado 3 creció 8% respecto de igual lapso de 2017.

En el caso de las naftas grado 3 o “ultra” el crecimiento fue aún mayor: 9,3%.

Considerando todos los combustibles, se observa un gran predominio por parte de YPF, con un 56% del total de ventas.

La firma bajo control del Estado es seguida por Shell con 20,2% del share; AXION Energy, con 14,2%; Petrobras, 4%; Refinor, 2%; Trafigura, 1,4%; Oil Combustibles, 1,1%, mientras que el resto sexplicó el 0,4%, según indica el documento de AOYPF.

En tanto, el mix de productos se divide de la siguiente manera: nafta súper representa el 37% de los despachos; gasoil común, el 30% y diésel y nafta premium, el 16,5% de participación.

Comercialización, clave

El incremento del expendio de estos combustibles "inteligentes" implicó inversiones para reformar la infraestructura de las bocas de expendio.

Así lo explica Carlos Gold, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos de la República Argentina (CECHA).

“Muchas estaciones de servicio hicieron rotación de los tanques de almacenamiento para que los más chicos contengan gasoil común y los de mayor capacidad, nafta premium”, precisó.

Es que la demanda fue variando con el correr de los años, tanto en los locales de ciudad como del interior del país, cada uno con sus particularidades.

En este sentido, Gold indica que “el consumo en los puestos de ruta se vuelca más a la nafta premium que a la súper”. Los usuarios allí buscan mejorar la performance para recorrer largos tramos, sobre todo en las zonas de mayor poder adquisitivo.

En lo que respecta al diésel, se da un panorama similar, debido a que la nueva maquinaria agrícola requiere “energía” más sofisticada.
Marcelo Vivian, referente de Trafigura, atribuyó esta migración de las versiones populares a los inconvenientes que generan las bajas temperaturas.

“Lo que ve el usuario es que tiene mejor rendimiento y a pesar del frío el producto no se congela”, sostuvo. El encendido es un tema que interesa y mucho a los productores rurales, quienes comienzan la jornada a primera hora de la mañana.

Y al igual que ocurre con los vehículos, Vivian apuntó que “cuando en las cosechadoras se utiliza un combustible que no está en las especificaciones del fabricante, se pierden las garantías”.

No es un punto menor, aclara el experto, ya que es común tener que recurrir al servicio técnico para reparaciones.

El eje de las compañías que procesan crudo para posicionar variedades “ultra” en sus puntos de expendio -un poco más caras que las tradicionales- está en la comercialización de los distintos canales de distribución.

Por eso, la formación de los playeros en las estaciones de servicio se convirtió en una tarea cada vez más frecuente.

Al llegar al surtidor, el operario recomienda siempre “la manguera indicada”, apelando a los beneficios de su realizar su compra, fundamentada en descuentos y promociones de los bancos y tarjetas.

El medioambiente, otro de los cuidados

La menor emisión de gases es un factor que se reconoce como muy positivo para este segmento del mercado, según Eduardo Barreiro, licenciado en Química, consultor en temas de Energía y director de la Society of Petroleum Engineers, regional Argentina.

Es que por exigencia normativa, las variedades premium incluyen menor cantidad de componentes perjudiciales para el medio ambiente.

Fundamentalmente, las autoridades limitan cuatro elementos: monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, material particulado e hidrocarburos sin quemar.

En el caso del diésel grado 3 -el de mayor calidad-, la especificación de azufre establece un máximo de 50 ppm, contra 1.500 que se permite en el común o grado 2.

De hecho, desde hace años, las concesionarias de vehículos radicadas en los países nucleados en la Unión Europea sólo pueden comercializar rodados con motores ajustados a las Normas Euro 6.

Así logran mejorar la eficiencia en el consumo y reducir las emisiones de gases a la atmósfera. Argentina va por ese camino, aunque a un ritmo más lento que en el viejo continente.

Hasta el momento, sólo las variedades Ultra cumplen con estos estándares de calidad. La nafta súper y el gasoil grado 2, en cambio, que son los de mayor consumo, deberán reducir los niveles de contaminación.

Llegaron para quedarse

Los productos de mayor calidad vienen creciendo en la plaza local desde que empezaron a producirse. Y todo indica que continuarán a buen ritmo, hasta que un día desplacen de la “góndola” a los más antiguos.

“Todas las marcas apuntan en el mismo sentido”, señala Marcelo Vivian.

Ya sea por eficiencia, calidad o cuidado ambiental, serán cada vez más importantes en las regulaciones que establezcan las autoridades nacionales.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas