NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Transporte

Polémico: Roggio recibe un guiño oficial para retener el servicio del subte mientras negocia declarar como arrepentido

Polémico: Roggio recibe guiño oficial para retener el servicio del subte mientras negocia declarar como arrepentido
Los interesados en operar el subterráneo por los próximos 15 años presentaron ofertas este mediodía. SBASE desestimó la delicada situación del empresario
Por Patricio Eleisegui
14.08.2018 01.41hs Negocios

La competencia por el control del subterráneo porteño se ha intensificado con el correr de las horas, ya que este martes vence el plazo para que los interesados en quedarse con el servicio los próximos 15 años presenten sus propuestas.

Más allá de que los competidores resultan conocidos desde hace meses, la particularidad del proceso está dada por la habilitación para que Roggio forme parte de la compulsa en momentos en que el titular del Grupo (que hoy administra el subte a través de Metrovías) se encuentra salpicado por la causa en la que se investigael pago coimas en obra pública durante el mandato kirchnerista.

"La recepción de las propuestas está abierta para todos, por lo que no hay ningún impedimento para que Aldo Roggio participe de la licitación", confirmó a iProfesional un vocero de SBASE (Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado).

"Lo que proponga el Grupo, al igual que el resto de los interesados, será sometido a análisis por un comité especializado. Y de ahí se pasará a otra etapa", completó la fuente.

Desde la empresa -controlada por el Gobierno de la Ciudad- anticiparon que recién en el transcurso de la tercera semana de noviembre habrá una opinión oficial referida a lo propuesto por Roggio para el servicio.

La Justicia, reconocieron en SBASE, tendrá tiempo suficiente para aclarar la situación del mandamás del Grupo, a la par de que avance el proceso licitatorio.

Por supuesto, esto despierta más de una suspicacia entre quienes siguen de cerca la actualidad de la prestación, como también entre aquellos que compiten con el empresario.

"Grupo Roggio debería estar descartado, ¿cómo permiten la participación de un empresario que podría haberse quedado con obras a partir de sobornar a funcionarios, tal como se presume?, se quejó ante iProfesional un ex diputado porteño. "¿Cómo pueden estar seguros quienes compiten de que con el subte su accionar es totalmente legal?", completó.

Según pudo saber este medio, por el lado del Gobierno de la Ciudad la estrategia tiene como eje central separar la situación de los empresarios de las compañías que lideran.

Desde SBASE se pronunciaron en una dirección similar: "Se analizará el Grupo Roggio proponga. Si en el plano judicial algo ocurre en medio del proceso, será tenido en cuenta cuando llegue el momento".

Por lo pronto, "si cumple con los requisitos técnicos y formales de este primer llamado, pasará a la próxima instancia”, expresó el vocero consultado.

Entre los analistas del sector, el comentario que sobresale refiere al tono "delicado" que puede adoptar la actual operatoria del subte (a cargo de la citada Metrovías) si la situación judicial de Aldo Roggio se complica.

"El empresario debe responder por supuestos sobornos yesto puede incidir en la licitación, si se prueba su culpabilidad", sostuvo un experto, en estricto off the record.

"Si se verifican hechos ilícitos, la situación Roggio arrastrará a todo su Grupo y esto puede afectar el servicio. En el peor escenario, el empresario podría tener que responder con el patrimonio de alguna de sus empresas. Y eso coloca a Metrovías en zona de riesgo", completó.

Ninguna de estas posibilidades o especulaciones parece hacer mella en la apuesta del grupo por seguir controlando el subte.

En ese sentido, y pocas horas antes de presentar su oferta, Roggio trabó un acuerdo con Siemens para sumar a la europea como subcontratista en la propuesta acercada a SBASE.

El grupo ya tenía abrochado un pacto con Deutsche Bahn, empresa estatal ferroviaria de Alemania que aportaría "asistencia técnica, operativa y soporte en innovación y tecnología", en caso de alzarse con la concesión.

Ahora, el vínculo con Siemens añade al combo una pata clave en términos de tecnología para señalamiento y comunicaciones.

La competencia

En la pelea por el control del subte de cara a los próximos años, Roggio tiene en la alianza Alstom-RATP, controlante del metro de París, su rival más duro.

Esta unión es observada en el segmento como un vínculo "a pedido" de la fabricante de trenes.

Sucede que los pliegos de licitación exigen que los interesados cuenten con hasta 15 años de desempeño en el ámbito de la operación de esta prestación.

Dado que Alstom carece de experiencia, y dicha función tampoco coincide con la gama de negocios que le interesan a la compañía francesa, la necesidad de fijar vínculo con un operador se tornó impostergable.

Actor de relevancia global en el desarrollo de trenes de alta velocidad, tranvías, autobuses eléctricos, servicios y sistemas en general, Alstom viene marcando presencia constante.

Sobre todo en últimas licitaciones referidas a la renovación de los sistemas ferroviarios en la Argentina.

RATP, en tanto, es 100% estatal y entre otras funciones se ocupa de administrar el metro de París.

El tercer actor en la disputa es el bloque que conforman Helport -constructora de Corporación América, compañía que encabeza el empresario Eduardo Eurnekian-, y la también francesa Keolis.

Este dúo cuenta con la asesoría de Transport for London (TfL), operadora británica que en un principio se anunció que participaría de forma directa en la competencia por el control de la red del subterráneo porteño.

En cuanto al perfil de la socia de Eurnekian, Keolis opera el transporte urbano de un copioso número de ciudades en Francia, además del metro de Lyon. Fuera de los límites de esa nación, participa del negocio de los tranvías, colectivos y trenes suburbanos en Reino Unido, Australia y Canadá.

A modo de ejemplo, en la actualidad tiene asignada la explotación del ferrocarril metropolitano de la ciudad estadounidense de Boston.

Para poder participar del proceso, el oficialismo fijó que las firmas interesadas acrediten los siguientes requisitos:

- 15 años como operador de subterráneos de 30 kilómetros de extensión mínima.
- 180 millones de pasajeros transportados en forma anual desde 2015 y hasta 2017.
- Experiencia en mantenimiento de infraestructura, material rodante, instalaciones y equipamiento.
- Conocimiento comprobado de la gestión de proyectos de renovación durante la operación.

Detalles de la licitación

En julio pasado, iProfesional tuvo acceso a los pliegos que dan forma al proceso. De los mismos se desprenden que, según las pautas fijadas, la operatoria del subte prácticamente no tendrá modificaciones.

Es decir, se dejan las cosas tal como están en la actualidad, sin mejoras para que el servicio se ajuste a otro tipo de estándares.

La documentación, brindada a este medio por el Programas de Datos Abiertos sobre el Subte del Laboratorio de Políticas Públicas (LPP), repasa varios aspectos del actual servicio, pero además indica cuáles son los ítems diagramados de cara al cambio de concesión.

En ese sentido, el aspecto que más resalta es la nula exigencia de nuevas inversiones para quien asuma el rol que hoy encarna Metrovías.

En los pliegos de licitación, SBASE deja bien en claro que la empresa que desembarque sólo deberá cumplir tareas de administración y mantenimientode las líneas.

Como ocurre hasta hoy, la firma estatal tendrá a su cargo cualquier eventual renovación de flotas, la construcción o ampliación de estaciones, e incluso la potestad para determinar futuros aumentos en la tarifa.

"Las pautas que se le acercaron a los interesados liberan a las compañías de cualquier desembolso. A no ser que lo hagan por voluntad propia e incluyan en sus propuestas algún plan, los pliegos son concretos en cuanto a que no es necesario hundir capital para quedarse con el control", sostuvo a iProfesional una fuente de LPP.

Así, los requerimientos de incorporación de nuevas tecnologías para el subterráneo porteño dependerán de los desembolsos concretados por SBASE.

Desde el punto de vista de los críticos de este proceso, esa política implica poner recursos públicos para el usufructo de un privado.

Desde la firma estatal anticiparon a iProfesional que la toma de control del subte por parte del nuevo administrador está fijada para el 1° de enero de 2019.

"El proceso de elección tiene que concluir sí o sí este año. En noviembre ya estarán las cosas bastante claras. Para entonces ya se habrá evaluado la propuesta operativa y económica de quienes queden en carrera”, concluyeron las fuentes consultadas.

Te puede interesar