NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Shopping en Recoleta

Buenos Aires Design: aprobaron el llamado a licitación para una nueva concesión del predio que aún controla IRSA

Buenos Aires Design: aprobaron el llamado a licitación para una nueva concesión del predio
El proyecto avalado en la Legislatura fija un plazo de 18 meses para que los comerciantes que hoy operan en el inmueble migren hacia otras locaciones
Por Patricio Eleisegui
12.10.2018 06.43hs Negocios

Con el fin de la actual concesión en cuenta regresiva, la Legislatura porteña aprobó un proyecto para el llamado a licitación del shopping Buenos Aires Design y el predio que este ocupa en el barrio porteño de Recoleta.

La iniciativa ahora avalada habilita al larretismo a “concesionar el uso y explotación, por un plazo de 15 años, prorrogable por única vez por el plazo máximo de 5 años, de los espacios ubicados en el inmueble”. Asimismo, fija un plazo de 18 meses para que los comerciantes que hoy operan en el inmueble migren hacia otras locaciones.

Si bien aún se desconoce cuál será el destino final de las instalaciones del centro comercial, todo indica que la estructura edicilia de restaurantes y locales permanecerá sin cambios. De esta forma, quedaría descartada de plano la intención de algunas organizaciones de vecinos de transformar el lugar en un espacio público.

El Buenos Aires Design ocupa una superficie de 21.500 metros cuadrados y en su interior alberga desde 80 locales en funcionamiento hasta un patio de comidas con capacidad para 700 personas.

En el último año, el emprendimiento todavía bajo dominio de IRSA quedó en el centro de los cuestionamientos tras conocerse que la firma controlada por Eduardo Elsztain paga un canon de apenas 15 pesos por metro cuadrado del centro comercial.

En torno al Buenos Aires Design, voces consultadas por iProfesional aseguraron que a IRSA le basta con la facturación de una parte de las 174 cocheras emplazadas en el inmueble para cubrir los $397.540 por mes exigidos por el Gobierno porteño por el permiso de explotación.

Esta cifra tan exigua le garantizó a Elsztain un beneficio de millones durante varios años. Esto queda en evidencia si se toma en cuenta que por el alquiler de dos locales de 250 metros cuadrados un inquilino pagaba 450.000 pesos, incluyendo expensas e IVA.

Por supuesto, sin contar que el costo de llave es de tres alquileres anuales y la comisión de Fibesa -la empresa de IRSA que alquila los locales- alcanza al 6%, equivalente a seis alquileres más.

Otro aspecto a tener en cuenta es que desde junio IRSA dolarizó los alquileres, algo que -según trascendió en las últimas semanas- molestó más a los locatarios, aunque la aplicación de la modalidad figura en los contratos como plausible de ser aplicada.

Escándalo agregado

En abril de este año, el Buenos Aires Design fue noticia luego de que la jueza María Romilda Servini estableciera la intervención del shopping.

La decisión tuvo lugar en el marco de la causa en la que se investiga actos de corrupción y eventuales estafas llevadas a cabo por Enrique Blaksley, más conocido como el "Madoff argentino". En concreto, Servini determinó la intervención de Emprendimientos Recoleta S.A (ERSA) y de otras 39 sociedades que operan diferentes negocios en dicho centro comercial, por un plazo de seis meses.

También ordenó la designación de veedores recaudadores e informantes y decretó la inhibición general de todos los bienes vinculados a la empresa.

Actualmente, el 53,58% de ERSA pertenece a Eduardo Elsztain, a través de IRSA. Hope Funds, sociedad de la que es dueño Blaksley, controló del resto de las acciones hasta 2009.

Con posterioridad, su participación pasó a manos de Blaksley, su mujer, su cuñada y su principal socio, Federico Dolinkué.

En el caso de IRSA, grupo que es dueño de los más importantes centros comerciales de la Argentina, la firma anticipó ese mismo mes su decisión de interponer un recurso de impugnación al fallo de Servini.

Blaksley fue detenido el martes 10 de abril en su casa del country Pacheco Golf por orden de Servini, luego de casi un año y medio de investigación de la fiscal Alejandra Mangano y la PROCELAC.

Junto a otros ejecutivos de Hope Funds, resultó acusado de hacer la mayor estafa en la historia argentina a través de lavar dinero, evadir impuestos, hacer defraudaciones y estafas.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas