Más artículos

El Gobierno busca reflotar millonarias inversiones petroleras en Tierra del Fuego

El Gobierno busca reflotar millonarias inversiones petroleras en Tierra del Fuego
Con la incorporación del sector al régimen de promoción industrial de la isla se esperan nuevos proyectos de gas y petróleo por más de u$s2.000 millones
Por Andrés Sanguinetti
15.11.2018 05.44hs Negocios

Mientras otros sectores sociales y económicos sufren un fuerte incremento de la presión fiscal, las empresas petroleras lograron que el Gobierno les restituyera una serie de beneficios impositivos que se habían eliminado durante la gestión del kirchnerismo.

Se trata de ventajas fiscales y aduaneras para proyectos hidrocarburíferos ubicados en la provincia de Tierra del Fuego, donde operan la mayoría de las principales petroleras del país, incluyendo los de la estatal YPF.

La medida se plasmó en un decreto firmado por el presidente Mauricio Macri que fue publicado en el Boletín Oficial de esta jornada y en el cual se vuelve a incluir a la extracción de gas y petróleo en una importante serie de exenciones impositivas, como la del no pago de Ganancias, por ejemplo. Todo, plasmado en el Decreto 1049 que básicamente deja sin efecto otro decreto, el 751 del 2012 que había firmado Cristina Kirchner para excluir a las operaciones petroleras del régimen de promoción fueguino establecido por la Ley 19.640.

La ex presidenta había tomado esta decisión para evitar que las petroleras exportaran desde Tierra del Fuego e inyectaran en el mercado doméstico los hidrocarburos que extraían de la isla. En ese momento, la medida se justificó argumentando la necesidad de obtener al autoabastecimiento de hidrocarburos, así como la exploración, explotación, industrialización, transporte y comercialización de gas y petróleo. Y, de esta forma, garantizar la creación de empleo, incremento de la competitividad de las empresas y el crecimiento de las provincias.

“Para alcanzar estos objetivos es necesario asegurar la disponibilidad de aquellos recursos que resultan estratégicos para sostener la expansión de la producción en condiciones económicamente razonables y previsibles en el tiempo”, sostenía el decreto firmado por Cristina Kirchner en el que se identificaba al petróleo y el gas entre los recursos “imprescindibles para el desarrollo del país”.

Con este sentido, la actual senadora nacional por el Frente para la Victoria excluyó a esta actividad de las ventajas del régimen de promoción industrial de Tierra del Fuego cerrándole a las petroleras la puerta para exportar desde esa provincia tal como lo venían haciendo desde los años 90.

La excusa fue la de dejar de importar este tipo de commodity y alcanzar el autoabastecimiento, objetivos que finalmente no logró cumplir el kirchnerismo que continuó comprando hidrocarburos en el exterior a precios mucho más caros que los del propio mercado internacional.

En tanto, el decreto firmado por Macri hace referencia a la política del Gobierno en materia de hidrocarburos y coincide con la mirada del kirchnerismo en la necesidad de sumar reservas e incrementar la producción para lograr un pleno abastecimiento, satisfacer las necesidades de hidrocarburos del país y mantener reservas que aseguren esa finalidad.

Sin embargo, destaca la necesidad de permitir el desarrollo de nuevos proyectos e inversiones petroleras en Tierra del Fuego mediante la adopción de medidas de estímulo para nuevos emprendimientos que reciban los mismos beneficios aduaneros y fiscales que el resto de las actividades que se llevan a cabo en la provincia de la gobernadora Susana Bertone.

La mandataria provincial había iniciado gestiones con el gobierno nacional en febrero pasado. Ese mes, mantuvo una reunión con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, para avanzar en una propuesta de adecuación normativa que permita abrir la puerta a nuevas inversiones en materia de exploración y explotación petrolera.

El objetivo era el de anular el decreto 751 del 2012, “con el fin de impulsar nuevas inversiones en la provincia tanto de YPF como de Total”, sostenía por aquellos días la gobernadora quien ahora logró el aval final del Poder Ejecutivo Nacional a su reclamo.

La medida beneficia a las petroleras YPF, Total, Wintershall, Pan American Energy (PAE) y Roch, que venían reclamando al Gobierno obtener ventajas fiscales y aduaneras en esa región con el objetivo de incrementar sus planes de inversión.

Más que nada por las desventajas que Tierra del Fuego había empezado a sufrir ante la zona de Vaca Muerta, en Neuquén, donde el macrismo apuesta casi todas las fichas y en la que se pusieron muchos esfuerzos para llenarla de favores competitivos. De hecho, por estos días el secretario de Energía, Javier Iguacel, se encuentra nuevamente de gira por los Estados Unidos intentando atraer más inversores para esa región petrolera de la Argentina.

En el caso de Tierra del Fuego, también la empresa Mirgor, instalada en emprendimientos orientados a la electrónica, la tecnología y las telecomunicaciones, comenzó a solicitar la incorporación de la actividad petrolera a la promoción industrial.  La compañía, propiedad de la familia Caputo, lo hizo luego de haber anunciado su intención de diversificar sus operaciones hacia el sector químico.

Entre las petroleras, la norma ha sido tomada con agrado porque permitiría mejorar el precio de la producción, que se ha visto afectado por la caída de los valores en boca de pozo, ubicando a lo extraído en Tierra del Fuego como el más barato del país.

A nivel general, las iniciativas privadas que podrían acelerarse incluirían proyectos por más de u$s2.000 millones, según estimaron fuentes oficiales de la gobernación de Tierra del Fuego.

De todos modos, las empresas todavía esperan tener más precisiones sobre los alcances del decreto, en especial porque no tienen en claro si regirá para los actuales proyectos o solamente para las nuevas inversiones en la zona. Igualmente, en la mayoría de las compañías se anticipa que la medida impulsará millonarios proyectos que se encuentran en carpeta y que se verán beneficiados por las exenciones tributaria y aduaneras que incluye la promoción industrial fueguina.

En este grupo se encuentra la iniciativa de Total, que impulsa un desembolso por u$s1.000 millones bajo el nombre de proyecto Fenix. O los de YPF, que en agosto pasado se adjudicó la licitación para explorar un bloque offshore.

También los planes que quiere encarar Pan American Energy (PAE), de la familia Bulgheroni en el marco de una estrategia global que incluye otras provincias, además de Tierra del Fuego y que engloba desembolsos por u$s1.400 millones.

La empresa es además socia de Total Austral y de Wintershall en una concesión de áreas ubicadas en la Cuenca Marina Austral en la cual se presentó un plan de inversiones por hasta u$s550 millones para los próximos 10 años.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas