Más artículos

Por ley, los taxis deberán aceptar pagos con tarjetas y podrán ser reservados al estilo Uber

Por ley, los taxis deberán aceptar pagos con tarjetas y podrán ser reservados al estilo Uber
Se trata de un proyecto que fue aprobado por la Legislatura porteña que establece fuertes cambios en el servicio de taxímetros de la Ciudad
Por Andrés Sanguinetti
06.12.2018 16.33hs Negocios

La Legislatura porteña aprobó y convirtió en ley un proyecto para modernizar y potenciar el crecimiento del servicio público de Taxis de la Ciudad de Buenos Aires.  A partir de la implementación de la norma, todos los taxis deberán contar de forma obligatoria con al menos una aplicación para celular para que los pasajeros puedan solicitar el viaje por ese medio y además tener habilitado el sistema de pago a través de tarjeta de crédito o débito.

El pasajero podrá calificar el viaje y tener conocimiento de quien lo está trasladando con el objetivo de poder tener mayor seguridad y calidad en el servicio, al tenerse en cuenta que ese vehículo y chofer están cumpliendo con las condiciones de seguridad exigidas para ser un transporte público de pasajeros.

De esta forma, el gobierno porteño le permitirá a los pasajeros poder reservar un taxi con la misma modalidad que utilizan las empresas de viaje Uberr y Cabify.
También tendrán la chance de pagar con tarjetas de crédito y débito y de exigir al taxista que posea una tablet a modo de relox taxímetro o de que sume un dispositivo de este tipo en el respaldo del asiento del chofer que replicará de manera online el costo del viaje.

El objetivo de la nueva ley es el de modernizar el servicio que actualmente ofrecen los 37.000 taxis que funcionan en el ámbito de la Capital Federal. La autora de la iniciativa es la legisladora Cristina García (Vamos Juntos), y se basa en varias modificaciones al Código de Tránsito y Transporte para que los taxis puedan ser pedidos por medio de aplicaciones como la oficial BA Taxi y que los pagos se cancelen no sólo en efectivo. Es más, deberán contratar sistemas de posnet o cualquier otra aplicación de pago.

Tal como anticipó iProfesional, también tendrán que sumar la palabra “Reservado” a las de “Libre” y “Ocupado” que ya figuran en el reloj para identificar cuando la unidad haya sido solicitada a través de una aplicación o app de despacho de viajes a la que tendrán la obligación de estar vinculadas.

En este sentido, las empresas de radiotaxis y mandatarias deberán también modernizar sus sistemas e inscribirse en el llamado Rutax, y tendrán un plazo máximo de seis meses desde la publicación de la ley para cumplir con los requisitos para funcionar como prestadora del servicio de despacho de viajes.

Al respecto, la diputada García explicó que "con esta modernización del sector generamos beneficios tanto para el usuario como para el trabajador porque se trata de una herramienta confiable y segura para ambos."

Según la legisladora, el Gobierno de la Ciudad podrá además mejorar la fiscalización de este servicio público “para comprender en detalle la dinámica de esta forma de movilidad y así poder implementar políticas públicas y acciones que incrementen la seguridad de los vecinos y la fluidez vehicular siempre en pos de seguir mejorando el transporte público”.

García, quien es titular de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura, agregó que "tenemos la responsabilidad de garantizar un transporte público de calidad y seguro y eso es lo que estamos haciendo con este proyecto que a través de la innovación y la incorporación de nuevas tecnologías se propone mejorar el servicio de taxis para todos los vecinos y vecinas de la Ciudad."

La ley modificará las modalidades mediante las cuales se toma un taxi ya que, según datos oficiales, en la actualidad el 17% de los pasajeros lo solicita por medio de una empresa de radiotaxi; otro 4% usa aplicaciones mientras que el 79% restante se toman en la calle.

También representará un aumento en precio de los viajes ya que se incrementa en una ficha la bajada de bandera que hoy cuesta $3,26 y es de 10 unidades., y que pasará a ser de 11 a partir de la puesta en vigencia de la ley.

En el caso de las fichas por distancia recorrida, la normativa aclara que “una vez iniciado el viaje, el reloj taxímetro sumará cada doscientos (200) metros el valor de una ficha en moneda de curso legal”.

También permite más fichas por tiempo de espera “por cada sesenta (60) segundos que se hayan sumado por las detenciones del vehículo”.
Además se podrán adicionar importes cuando el servicio se solicite por medio de alguna de las Apps autorizadas con un monto que podrá variar hasta las 10 fichas por servicio solicitado pudiendo distribuirlo por horarios, zonas o viajes.

Sin embargo, esta posibilidad queda prohibida si el viaje se realiza a través de BA Taxi o cuando el usuario sea una persona con discapacidad permanente. En cuanto al uso de tablets, estarán ubicadas en el respaldo del asiento del conductor quien mediante este dispositivo móvil el conductor permanecerá comunicado con el sistema de despacho de viajes.

De hecho, en los fundamentos, el proyecto de ley asegura que la incorporación de nuevas herramientas tecnológicas otorga beneficios no sólo para los pasajeros sino para los propios trabajadores.

Agrega que “la implementación de un servicio de gestión digital de viajes mediante una aplicación autorizada, viene a satisfacer las necesidades crecientes de contar con herramientas más modernas para agilizar la solicitud de un taxi con más opciones para realizar el pago, permitir evaluar la calidad general del servicio, mejorando el confort y la seguridad del pasajero; y jerarquizando la actividad de los trabajadores taxistas”.

Según la ley, de esta forma los pasajeros podrán mejorar su experiencia de viaje, identificar al chofer y al vehículo, obtener detalles de las rutas convenientes para trasladarse de un punto a otro, realizar el pago con medios electrónicos como tarjeta de crédito o débito, evaluar la profesionalidad del chofer y la calidad del servicio, contar con un historial y detalle de los recorridos realizados y recuperar los objetos olvidados.

En cuanto a los conductores, se asegura que se beneficiarán al contar con una App ya que podrán recibir más solicitudes de viaje, “de forma ágil y sencilla”, tanto a través de Ciudad "BA TAXI" o de otros aplicativos que deberán ser homologados por el gobierno porteño. “Se prevé hacer más eficiente el servicio bajando los kilómetros de circulación vacíos, con la consecuente reducción del consumo de combustible, la congestión y contaminación”, sostiene la iniciativa de la legisladora García.

Con respecto a los beneficios del uso de una App para las autoridades se agrega que “podrán mejorar la fiscalización del servicio público y la comprensión de la dinámica de esta forma de movilidad e implementar en consecuencia políticas públicas y acciones que incrementen la seguridad de los vecinos y la fluidez vehicular en la ciudad”.

Otra de las novedades que incluye la norma tiene que ver con la posibilidad de que todos los taxis tengan publicidad en los techos de las unidades, tal como ya ocurre con algunos vehículos mayormente vinculados a una empresa de radiotaxi o mandataria.

Se establecen ciertos requisitos y normas para que regular esta posibilidad de contar con cartelería externa con medidas y diseños que serán establecidas por el gobierno porteño.

Además se amplía a las puertas traseras la chance de contar con publicidades y se deja como opcional el uso del baúl siempre respetando las medidas y los diseños reglamentados por las autoridades.

De todos modos, la nueva ley cuenta con el rechazo de gran parte del sector, en especial de los agrupados en Taxistas Unidos. Desde la organización se denuncia un “negociado” con la incorporación de las tablets y los cambios al reloj, además de advertir que se trata de un “fuerte avance en contra de los derechos de los choferes y de los dueños de las unidades”.

Voceros de esta entidad consideran la nueva ley como “el peor atropello contra la actividad en décadas” y anticipan masivas protestas. “Vamos a salir a la calle de manera contundente para decirle que no a todos los que apoyan esta iniciativa”, amenazan desde Taxistas Unidos, en donde también aseguran que el proyecto esconde “un gran negocio de $865 millones por año”.





Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas