iProfesional

Los dueños de TGLT lanzan plan de rescate para evitar el default de la empresa

Se trata de un proceso negociado con accionistas y tenedores de ON para lograr recomponer sus flujos de efectivo y el patrimonio neto de la sociedad
Por Andrés Sanguinetti
29/01/2019 - 06:23hs
Los dueños de TGLT lanzan plan de rescate para evitar el default de la empresa

Luego de haber pagado u$s109 millones para comprar y fusionar la empresa emblema de la familia Caputo dedicada a la construcción de viviendas, el grupo inmobiliario TGLT debió iniciar un proceso de reestructuración de sus finanzas con el objetivo de recomponer los flujos de efectivo y el patrimonio neto de la sociedad.

La empresa, propiedad de Federico Well, se vio afectada por la crisis económica y financiera que se desarrolló en el país durante el año pasado y que generó, entro otros hechos, una devaluación significativa del peso, una profunda recesión, la restricción del acceso al crédito por parte de las empresas y el deterioro del mercado inmobiliario.

En este marco, los dueños de TGLT debieron negociar con sus accionistas un cambio en los compromisos asumidos para el pago de intereses y capital de una serie de Obligaciones Negociables (ON) que se habían lanzado en momentos en los cuales el escenario macro era sustancialmente diferente.

La estrategia se trazó teniendo en cuenta la imposibilidad de hacer frente a esos compromisos en los plazos pactados y para evitar que dicho incumplimiento llevara a uno de los grupos inmobiliarios más importantes de la Argentina al borde del default.

Sus dueños buscaron diseñar un plan de recapitalización que le permita revertir la situación de patrimonio neto negativo por casi $1.800 millones producto de una pérdida de casi $1.600 millones informada en la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria del 2 de noviembre del 2018.

En este contexto, se iniciaron conversaciones con tenedores de ON convertibles en acciones y denominadas en dólares emitidas en agosto del 2017 por u$s150 millones para acordar alternativas que permitan reconstituir el capital social de TGLT.

El plan se encuentra explicado en un documento que la empresa acaba de publicar en la web de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y en el cual se sostiene que se trata de una alternativa “trascendente para obtener condiciones competitivas de financiamiento, y esencial para participar en licitaciones, ofertas y proyectos en los que la empresa se encuentra interesada”.

También se hace referencia a la necesidad de reducir los pasivos “permitiendo a TGLT concentrar sus recursos financieros en actividades productivas, lo cual implicará un beneficio para las partes interesadas”.

Tras varios meses de negociaciones, la empresa logró sellar un acuerdo con los tenedores de las ON que le permite diferir el pago de los cupones de intereses que vencen el próximo 15 de febrero hasta el 30 de mayo.

Además, se suscribió un acuerdo de recapitalización de TGLT mediante el canje voluntario de las ON en acciones preferidas convertibles que serán emitidas por la sociedad en los próximos meses. De hecho, la empresa acaba de convocar a una asamblea de accionistas para el 7 de marzo con el fin de autorizar el lanzamiento de este canje con un valor de hasta $300 millones

En ambos casos, TGLT logró el respaldo de la mayoría de los titulares de las ON y de las acciones aunque sus propietarios continuarán negociando con quienes hasta ahora no sumaron su apoyo “a los fines de ampliar la cantidad de tenedores participantes de los convenios”.

En el caso de la próxima oferta de canje de ON por acciones, en el documento de TGLT se explica que se deberán cumplir “ciertos hitos” en el proceso de recapitalización, incluyendo la aprobación de la oferta antes del 15 de marzo próximo; el lanzamiento de la oferta antes del 29 de abril y la consumación de la oferta el 30 de mayo.

La estrategia contempla canjear las ON por acciones preferidas a un ratio de una acción por cada u$s1 de ON y por cada u$s1 de intereses diferidos. Pero la oferta está condicionada a que sea aceptada por más del 95% de los titulares las ON.

Las acciones tendrán preferencia en el cobro de dividendos y de cuotas de liquidación sobre todas las otras clases de acciones ordinarias y preferidas de TGLT y serán subordinadas a cualquier deuda actual o futura de la sociedad.

Adicionalmente, se prevé que las acciones preferidas sean convertibles en ordinarias, ya sea en forma voluntaria u obligatoria en el caso que TGLT realice una emisión de capital colocada mediante oferta pública en los Estados Unidos o en la Argentina.

Sumado a esto, habrá un grupo de tenedores de títulos que tendrán derecho de realizar inversiones junto con la sociedad en emprendimientos que se desarrollen en el país o en Uruguay por monto igual o superior a u$s25 millones.

“Por otra parte, a fin de que todos los accionistas tengan también la oportunidad de colaborar con la sociedad en el fortalecimiento de su estructura de capital y en la recomposición del capital social, los accionistas titulares de acciones ordinarias tendrán la oportunidad de canjearlas por acciones preferidas”, destaca el informe enviado por TGLT a la Bolsa.

Se sostiene también que, a partir de este plan de recapitalización, la empresa se compromete a continuar operando sus negocios en su forma habitual; a no otorgar garantías, ni disponer de activos, ni realizar transacciones con partes relacionadas y a no abonar dividendos o realizar distribuciones de capital. Por su parte, los accionistas no pueden canjear las ON “y a abstenerse de realizar cualquier acción o conducta que razonablemente pudiera interferir en la consumación de las transacciones previstas en el Acuerdo de Recapitalización”.

Temas relacionados