Más artículos

Macri relanza gestión con medidas para aliviar el bolsillo: acuerdo de precios, créditos y descuentos

Macri relanza gestión con medidas para aliviar el bolsillo: acuerdo de precios, créditos y descuentos
Los funcionarios trabajan contrarreloj para cerrar acuerdos con empresarios. El Presidente será quien anunciará el miércoles próximo el paquete económico
Por Andrés Sanguinetti
12.04.2019 06.11hs Negocios

Miércoles 17 de abril por la mañana en uno de los principales salones de la Casa de Gobierno. El día y lugar elegidos por el presidente Mauricio Macri para anunciar un paquete de incentivos con los que buscará impulsar el consumo.

Serán entre seis y siete medidas destinadas a mejorar la situación, en especial de la clase media, que incluirán desde el polémico congelamiento de precios, hasta créditos hipotecarios para beneficiarios de la ANSES.

El jefe de Estado tomó la determinación de ser el protagonista del anuncio pre Semana Santa que también tendrá un tono de campaña, teniendo en cuenta la necesidad del Gobierno de retomar la iniciativa política ante las últimas encuestas que demuestran un alto grado de insatisfacción social con la gestión de Cambiemos.

En varios despachos de la Casa Rosada cercanos a los del Presidente Macri y en, por lo menos, dos ministerios se están terminando de dar forma al anuncio de Pascuas, que será reforzado por una importante campaña publicitaria a lanzarse un día después.

Según fuentes oficiales consultadas por iProfesional, el Jefe de Estado se referirá, en líneas generales, a la continuidad de Precios Cuidados a partir de mayo y por otros cuatro meses; al lanzamiento de un nuevo programa de acuerdo de precios que se mantendrá hasta fin de año.

En este marco, se hará mención a la necesidad de ordenar la ubicación de ciertos productos en las góndolas, al estilo del proyecto que impulsa la diputada Elisa Carrió para que los productos con mejores precios estén más visibles ante los ojos de los consumidores.

También habrá anuncios vinculados al mejoramiento de las condiciones de los planes Ahora 12 para la compra de indumentaria y electrodomésticos y a Mejor Hogar para refacción y mejoras en viviendas que permiten apuntalar la construcción y mueve la demanda de los corralones. La idea es otorgar un paquete de entre 50.000 y 100.000 créditos para ese objetivo.

Además habrá lugar para anunciar préstamos para jubilados y pensionados que otorga el ANSES e importantes descuentos en la compra de alimentos, medicamentos y electrodomésticos que los beneficiarios del organismo podrán acceder en todas las grandes cadenas de supermercados a partir del mes próximo.

De manera adicional, el Presidente Macri hará mención al proyecto oficial de blanqueo laboral que debe comenzar a ser tratado en el Congreso, donde la situación para el Gobierno es delicada. Se trata de un claro mensaje al Fondo Monetario Internacional (FMI) vinculado a la necesidad de mejorar las cuentas fiscales.

El paquete se complementa con otras medidas también orientadas al fortalecimiento del consumo y la compra de inmuebles, con un nuevo impulso del programa Procrear, por ejemplo.

Todo una especie de relanzamiento de la gestión de gobierno con el objetivo mayor de ofrecer una percepción de que se retomó la iniciativa para resolver las principales preocupaciones sociales como son la inflación, la recesión, la caída del consumo y la estabilidad del dólar, entre otras.

Las tarifas no se moderan

No serían de la partida medidas para congelar tarifas y combustibles, tal como reclaman los gobernadores radicales, que durante esta jornada mantienen reuniones con Marcos Peña.

La tarea del Jefe de Gabinete es la de limar asperezas con los socios de Cambiemos que vienen reclamando la adopción de medidas que mejoren la calidad de vida de la sociedad. Algunos hasta amenazan con romper la alianza electoral para sumarse a otros proyectos políticos como el de Roberto Lavagna.

De todos modos, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, ya descartó que el Ejecutivo pueda impulsar conversaciones con las petroleras y otras empresas energéticas para tomar medidas de ese estilo.

Lo hizo al término de su intervención durante un evento del sector petrolero, durante el cual advirtió que cada vez que esto sucedió, "la Argentina se quedó sin reservas y sin energía". Otra clara comparación con las recetas del kirchnerismo que Cambiemos no parece estar dispuesto a reflotar. Tampoco hay intenciones de modificar la estrategia tarifaria que se ha venido adoptando hasta ahora, a pesar de que desde el Fondo Monetario Internacional (FMI), se recomendó a la Argentina que avance en una baja más acelerada en los subsidios, en caso de complicaciones en el frente fiscal.

Con este marco, el Gobierno está terminando de zanjar las diferencias conceptuales y doctrinarias entre los funcionarios que cuestionan el congelamiento de precios y los que buscan reflotar esta medida intervencionista para calmar, en parte, los reclamos sociales.

De hecho, la interna llevó al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, a ofrecer su renuncia, ante la fuerte oposición del jefe de Gabinete, Marcos Peña, contra el uso de una herramienta de intervencionismo estatal a la que salió a calificar como "regresiva" y que produce una alta carga fiscal y distorsiones entre la oferta y la demanda.

Del mismo modo se expresó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, encargado de aclarar que el Gobierno no analiza un congelamiento de precios "porque no vamos a repetir fracasos del pasado", en clara alusión al uso de este tipo de medidas por parte del kirchnerismo en sus 12 años de poder.

Incluso, en el paquete que Macri revelará el miércoles próximo no se hará ninguna referencia al congelamiento sino más bien a la necesidad de contener subas de precios e incentivar el consumo.

En este caso, las acciones contemplan desprender entre 50 y 60 productos de Precios Cuidados y armar una nueva canasta con un nombre parecido al de Productos Esenciales que contenga una serie de artículos de primera necesidad que no tendrán variaciones en sus valores hasta diciembre próximo.

Negociaciones

Lo que se negocia con las grandes empresas proveedoras de estos artículos y con las cadenas de supermercados se orienta a acordar precios sugeridos pero no controlados por el Estado para esa canasta de alimentos que contendrá aceites, yerba, pastas, artículos de limpieza, entre otros.

Las reuniones con altos ejecutivos de las compañías que deberán aportar algunos de sus productos y los número uno de las mayores cadenas de hipermercados finalizarán esta semana.

La mayor preocupación del Gobierno en este aspecto es la de asegurar el abastecimiento de los productos con los precios congelados o acordados. El objetivo es evitar lo que en algunas oportunidades ocurre con la falta de artículos del programa Precios Cuidados que no se consiguen asiduamente en las góndolas.

Luego, los ministros y Macri se tomarán sábado y domingo para seguir ajustando el anuncio de este paquete de incentivos con el cual quieren demostrar que se le "pondrá el hombro" a la delicada situación que sufre la economía argentina y los bolsillos de la mayoría de los ciudadanos.

De hecho, tanto la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, como los principales referentes del radicalismo aportarán ideas e iniciativas para sumar al paquete de medidas que el Jefe de Estado blanqueará la semana próxima.

Todos con el objetivo de mostrar sensibilidad con los sectores más afectados por la recesión y la crítica situación social, como los jubilados y pensionados y los beneficiarios de planes sociales para quienes va orientado el relanzamiento de programas ya vigentes que ofrece la ANSES para la compra de materiales para la refacción de viviendas y adquisición de electrodomésticos.

Se mejorarán las tasas y se ampliarán los montos de los créditos. Es decir, las condiciones de otorgamiento de estas líneas a partir de considerarse que la movilidad le permite a los jubilados un incremento de sus haberes y así mejorar la relación cuota-ingreso.

En el caso de los alimentos, habrá descuentos para los beneficiarios de la ANSES en todos los supermercados a partir de mayo. Lo mismo ocurrirá con la compra de medicamentos y artículos del hogar.

Si bien la intención oficial era oficializar las medidas después de Semana Santa, se aceleraron los plazos con la idea de retomar cuanto antes la iniciativa política de cara a las próximas elecciones de las PASO de agosto y las presidenciales de octubre.

En Cambiemos se apuntalará el paquete de medidas como la iniciativa del Gobierno para mejorar la situación de la gente de cara a los comicios que pueden terminar o no con el proyecto reeleccionista de Macri.

El propio asesor presidencial, Jaime Durán Barba, recomendó tomar medidas que intenten mejorar el estado de ánimo social con medidas que ayuden a recomponer en parte el