Más artículos

El Gobierno busca nuevos dueños para las líneas de ferrocarriles Belgrano Norte y Urquiza

El Gobierno busca nuevos dueños para las líneas de ferrocarriles Belgrano Norte y Urquiza
Ambos servicios son operados por Metrovías y Emepa, propiedad de Aldo Roggio y Gabriel Romero, procesados en la causa de los cuadernos
Por Andrés Sanguinetti
19.06.2019 09.14hs Negocios

A través de un decreto publicado en el Boletín Oficial de esta jornada, el Gobierno lanzó la licitación para volver a concesionar las líneas Belgrano Norte y Urquiza.

Se trata de las únicas dos empresas de trenes del área metropolitana que siguen en manos de operadores privados como son Ferrovías en el caso del Belgrano Norte y Metrovías en el Urquiza.

La primera empresa es propiedad de Gabriel Romero, dueño también del holding Emepa, accionista de la Hidrovía del Paraná y procesado en la causa de los cuadernos tras haber reconoció el pago de coimas por u$s600.000 a cambio de la aprobación de un decreto durante el gobierno de Cristina Fernández.

En el caso de Metrovías, es la operadora del servicio de subtes de la Capital Federal y su dueño, Aldo Roggio, también se encuentra proceso en la misma investigación que Romero.

Las concesiones del Belgrano Norte y del Urquiza habían vencido a fines del 2017 pero fueron extendidas por 18 meses, plazo que vence a fines de este mes de junio.

Ahora, a partir del Decreto 423/2019, del Ministerio de Transporte de la Nación, se vuelven a ampliar hasta marzo del 2020, cuando el Gobierno estima que estará finalizado el traspaso de ambas líneas a los nuevos concesionarios en el marco del nuevo llamado a licitación.

En el mismo decreto, que lleva la firma del presidente Mauricio Macri, se convoca a esa compulsa nacional e internacional "para otorgar la concesión para la construcción, mantenimiento y operación de las líneas Urquiza y Belgrano Norte, cuyo titular es el Estado Nacional".

Con ese objetivo, la Operadora Ferroviaria S.E, de capitales públicos, la Administración de Infraestructuras Ferroviarias S.E y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte asesorarán y colaborarán con la Secretaría de Gestión de Transporte y la Secretaría de Planificación de Transporte para el diseño de un nuevo esquema contractual de vinculación entre el Estado Nacional y los capitales privados para la prestación de este servicio ferroviario de pasajeros.

Tanto el Belgrano Norte como el Urquiza fueron concesionados en 1993 y 1994 y son las únicas dos firmas que no están bajo control de la Operador Ferroviaria S.E que sí tiene a cargo las otras cinco líneas ferroviarias metropolitanas como son Belgrano Sur; Mitre; Sarmiento; San Martín y Roca.

De hecho, con la sanción de la ley 27.132, el Gobierno declaró de interés público y objetivo prioritario la renovación y el mejoramiento de la infraestructura ferroviaria con el objeto de garantizar la integración del territorio nacional y la conectividad del país.

En ese marco, en el 2017 se rechazaron las prórrogas de las concesionarias del Belgrano Norte y el Urquiza pero se les permitió continuar por otros 18 meses. A partir de ahora se inicia el procedimiento para el cambio de operadores, aunque nada indica que tanto Metrovías como Emepa puedan participar de la licitación.

En el caso de la empresa también a cargo del subte, su dueño, Aldo Roggio renunció a todos sus cargos en el holding luego de haber sido implicado en la causa de los cuadernos de Oscar Centeno.

El empresario tomó esa decisión para precisamente preservar a sus firmas de las derivaciones judiciales de la causa en la cual se encuentra procesado y será llevado a juicio oral junto con otros hombres de negocios y ex funcionarios kirchneristas, luego de la decisión del fiscal Carlos Stornelli de encarar esa nueva instancia.

De hecho, en el grupo también se tomaron las precauciones del caso a partir de la elaboración de nuevas normas de transparencia y compliance para impedir la reiteración de una causa similar a la de los cuadernos.

En este sentido, Metrovías se prepara para mantener la concesión de la línea Urquiza, así como la del subte. Con ese objetivo, en agosto del año pasado firmó un acuerdo con el Deutsche Bahn para participar nuevamente de la licitación del subte. En el caso del Urquiza, el convenio con la empresa ferroviaria alemana se selló en febrero pasado.

En cuanto a Emepa, la participación del grupo de Romero es mucho más complicada, teniendo en cuenta que el empresario ya admitió haber pagado coimas por u$s600.000 para que el gobierno de Cristina Fernández le renovara la concesión de la explotación de la Hidrovía.

Durante su indagatoria, contó al fiscal Stornelli que realizó dos pagos de u$s300.000 cada uno para que el kirchnerismo firmara el decreto para extender la concesión de sus negocios.

Luego, concretó un acuerdo para convertirse en arrepentido de la causa y agregó que entregaba alrededor de un 15% de los subsidios al ex secretario de Trasporte, Ricardo Jaime, y un "retorno adicional" anual de u$s500.000 para quedarse con el negocio del transporte para Ferrovías.

Junto a Metrovías, su grupo tuvo participación en las explotaciones del Mitre y del Sarmiento hasta 2013 (a través de la Unidad de Gestión Operativa Mitre Sarmiento, Ugoms) y del San Martín, Belgrano Sur y Roca hasta 2014 (a través de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia, Ugofe).

En la Hidrovía tiene como socio al grupo belga Jan de Nul, una de las dos mayores dragadoras del mundo que busca mantener l a concesión de la firma pero con una nueva sociedad alejada de Romero, precisamente por el daño que su participación en el pago de coimas ya le generó a la empresa que contiene el sistema hídrico de transporte fluvial que conecta el tramo del río Paraná-Paraguay y permite conectar el Atlántico y Asunción para el comercio internacional, por donde pasa el 20% del transporte de cargas del país.


Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas