Molesto porque las personas no hablan en el ascensor, creó WeWork y ganó fortunas: ahora todo se le vino abajo Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

YPF busca competir en el negocio mundial del gas licuado con un plan de inversiones por u$s10.000 M

YPF busca competir en el negocio mundial del gas licuado con un plan de inversiones por u$s10.000 M
A pesar de los golpes que recibió por la crisis y la devaluación, en la petrolera apuestan a industrializar el gas natural generado en Vaca Muerta
Por Andrés Sanguinetti
03.09.2019 18.08hs Negocios

Mientras los ejecutivos de las empresas estatales analizan sus futuros laborales a partir del posible desembarco del gobierno de los Fernández después del próximo 10 de diciembre, el directorio de YPF termina de dar forma a un ambicioso proyecto que supone convertir a la petrolera en un importante player en el mercado mundial de producción de gas natural licuado (GNL).

Se trata de una iniciativa que plantea un programa a largo plazo y que supone inversiones por cerca de u$s10.000 millones para industrializar el gas natural que proviene de Vaca Muerta y convertirlo en GNL para luego venderlo a los principales mercados internacionales.

El foco es industrializar el gas de esa región, un negocio en el que la compañía es una de las protagonistas, para aprovechar mercados extranjeros que vienen aumentando sus necesidades de GNL y en un sector que hoy demanda 300 millones de toneladas métricas por año y en el que compiten 18 países como productores y 39 países importadores, entre los que se destacan China y Japón.

El horizonte a largo plazo supone trascender al cambio de gobierno y a las políticas públicas que traiga el Frente de Todos, de ganar las elecciones, si se confirma que Alberto Fernández sucede a Mauricio Macri como presidente argentino.

Por eso, son varios los pasos que el grupo de trabajo creado por YPF hace seis meses para desarrollar este master plan ha establecido.

El paso inicial es la partida de la primera barcaza que exportará GNL por mar desde la planta de la compañía Mega en el puerto de Bahía Blanca, de la cual es uno de sus dos accionistas principales.

La nave flotante Tango FLNG fue fabricada en China, tiene una capacidad de producción de 500.000 toneladas anuales y fue contratada por YPF a la empresa Excelerate Energy.

En julio del año pasado realizó una prueba piloto con un embarque con rumbo a los Estados Unidos y ahora da comienzo oficial a sus operaciones con un embarque que todavía no tiene destino cierto pero que, según los ejecutivos de la empresa, permitirá hilar el resto de los pasos de este proyecto durante los próximos años.

Más allá de la coyuntura política

El líder de la iniciativa es Marcos Browne, vicepresidente ejecutivo de Gas y Electricidad de YPF, y para quien se trata de una estrategia de negocios a muy largo plazo y que debería exceder a los escenarios de coyuntura que plantean la política y la economía del país.

"Queremos tener el proyecto listo para tener en claro lo que queremos hacer con el gas en la compañía y después la coyuntura en la que eso puede o no ser posible dependerá del momento final de toma de la inversión", explica el ejecutivo durante la visita de un grupo de periodistas al complejo de Mega y Profertil en Bahía Blanca y en el cual se llevó a cabo una recorrida por la barcaza.

Destacó además que una planta de GNL "es una máquina impresora de dólares", por las divisas que ingresarían a país a partir de las exportaciones.

En ese sentido, admitió que el proyecto global está aún lejano y aclaró que en estos momentos la compañía "está concentrada en darle forma final a una iniciativa que tiene una complejidad enorme por su envergadura y plazos para que sea rentable, por lo que no le veo sentido a poner el carro delante del caballo".

 

De todos modos, explicó que la barcaza es una parte del plan que se complementa con el envío de excedente de gas a países limítrofes como Chile, el sur de Brasil y Uruguay y que finaliza con la construcción de una mega planta de industrialización de GNL que permita abastecer la demanda interna y exportar el excedente.

Esto es, proveer de gas a los hogares argentinos durante los picos estacionales de demanda que se generan en el invierno sin la necesidad de tener que importar gas del exterior, tal como se hizo durante muchos de los años de gobierno kirchnerista.

Una estrategia a la inversa, volcada a agregarle valor al gas surgido de Vaca Muerta para vender al mundo los excedentes en meses de bajo consumo local y así aprovechar el potencial productor y exportador del país.

El buque amarrado en el puerto de la planta bahiense de Mega, recibe gas proveniente de Vaca Muerta, lo procesa y lo traslada al exterior en una operación de mercado spot, por lo cual todavía no hay destino ni precio para esa primera partida de GNL de YPF.

Se trata de una operación que dura aproximadamente 45 días y que tiene en cuenta que la barcaza posee una capacidad de exportar GNL por u$s200 millones anuales.

"Es uno de los dos buques al servicio de la petrolera estatal que provee la empresa norteamericana para transportar el GNL argentino al mundo", explica Browne para quien las proyecciones de exportación son enormes si se tiene en cuenta que la demanda de este producto se duplicará en los próximos 20 años.

Integración energética

De manera aleatoria, YPF sigue desarrollando la venta de gas natural a los países del Mercosur y, en especial a Chile, mostrando también un cambio en las políticas kirchneristas que optaron por comprar a Bolivia en el marco de contratos que luego dispararon varias causas de corrupción involucrando a altos referentes del gobierno de Cristina Kirchner.

En este caso, la idea es comercializar lo que no se usa en el mercado doméstico, ni para los usos que se le da en la planta de Profértil, también ubicada en el polo de Bahía Blanca y en la cual YPF participa.

Tampoco en el sistema de red domiciliario ni en la operatoria de Mega, donde se lo separa, lo procesa y lo convierte en propano, butano, etano, etileno y poliestileno que se vende al exterior o se usa en varias industrias locales.

 

Browne sostiene que desde el año pasado se recuperó la capacidad de integración con los países limítrofes como Chile, al que se exportan hasta ocho millones de m3 por día en el verano. "Esperamos que sigan con esta integración para reanudar las ventas y sea el primer mercado a abastecer una vez satisfecha la demanda local", sostiene el ejecutivo de YPF.

Agrega que es un vértice del plan global para abastecer de gas al mercado doméstico, tener como clientes a los países limítrofes y a la vez exportar GNL al resto del mundo.

"Con la licuefacción se puede commoditizar el gas y volcar el excedente de producción al mar para transportarlo a mercados lejanos con alta demanda como estamos empezando a hacer con la barcaza", argumenta Browne.

"Con los excedentes de los próximos veranos hasta el 2023 podemos abastecer a varios mercados cercanos y luego, si se quiere mantener y desarrollar las reservas de Vaca Muerta hace falta apostar a un mercado más allá de lo regional", advierte.

Y agrega que otra etapa de este master plan se vincula con la posibilidad de almacenar GNL para que que durante el verano se reinyecte en los toneles subterráneos y volver a disponer del producto en los picos de invierno, complementando además el proceso de integración regional.

De manera paralela, plantea la necesidad de industrializar el gas natural para expandir la capacidad productiva del polo de Bahía Blanca.

"Es una visión a largo plazo que tenemos en YPF, un plan estratégico que permitirá posicionar al país entre los exportadores de GNL a partir del 2024, tratando de dar respuesta a una creciente demanda, preparándonos a la vez para ser competitivos con nuestro producto y precio", añade Browne.

Asegura que la petrolera puede exportar GNL ocho meses al año, en contraestación y con el desafío de ofrecer un break even competitivo con otros proyectos del mundo.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar