Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Nuevo gobierno pone en "revisión" el millonario plan de Macri para licitar el Puerto de Buenos Aires

Nuevo gobierno pone en "revisión" el millonario plan de Macri para licitar el Puerto de Buenos Aires
El Frente de Todos analiza el plan para entregar la zona portuaria porteña a un solo operador y generar inversiones por casi u$s1.800 millones
Por Andrés Sanguinetti
30.10.2019 06.37hs Negocios

El cambio de gobierno y de ciclo político que acaba de comenzar le pondrá freno a uno de los proyectos más ambiciosos y mega millonarios de la administración Macri, como es la licitación del Puerto de Buenos Aires.

Una iniciativa mediante la cual se iba a entregar la concesión de las cinco terminales a un solo operador en lugar de los cuatro que actualmente se reparten las operaciones y que, según las autoridades, iba a generar inversiones por más de u$s1.800 millones.

Desde el Gobierno se viene asegurando que el beneficio de entregar el control del puerto porteño a un solo grupo se observará en los costos ya que las tarifas máximas serán establecidas por pliego para garantizar una mayor transparencia y competitividad.

El plan de Cambiemos fue lanzado en diciembre del año pasado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y la AGP con el objetivo de adjudicar el proceso entre octubre y noviembre próximos, plazos que ya se vencieron.

De hecho, la agenda consensuada entre las autoridades ya había postergado para el próximo 2 de diciembre la apertura de los sobres con las ofertas para hacerse cargo de la concesión a partir del año próximo.

Sin embargo, luego de la victoria de la fórmula presidencial que encabeza Alberto Fernández esa fecha está en dudas. Es más, las actuales autoridades de la AGP ya mantienen reuniones con referentes del Frente de Todos para tomar una decisión definitiva a pesar de que en el entorno de la AGP dicen que el cronograma se mantiene.

Por lo menos así lo admitió el propio Gonzalo Mórtola, titular del organismo que tiene a su cargo la intervención de las actividades portuarias desde hace por lo menos 30 años.

En diálogo con iProfesional, el funcionario explicó que "el proceso continúa tal cual como marca la ley". Pero también admitió que la AGP se encuentra consensuando el futuro de la licitación a partir del próximo 10 de diciembre.

"Ya estamos coordinando este tema con quien será la nueva autoridad a partir del 10/12, y cuando tomemos juntos la decisión se comunicará por lo cual hasta ese día todo el proceso avanza como debe ser", le informó Mórtola a este medio.

Sus palabras abren incógnitas sobre la apertura de los sobres que en un primer momento se había pautado para el pasado 2 de octubre y que luego se postergó por dos meses.

En ese momento, el propio administrador de la AGP había aclarado que la suspensión de la licitación se había adoptado "para hacer caso a un pedido de los candidatos que pidieron más tiempo para analizar los pliegos".

Lo concreto es que existen muchas chances de que la fecha del 2 de diciembre tampoco se cumpla y que todo el proceso sea revisado por el nuevo gobierno del Frente de Todos, que rechazaría entregar el puerto porteño a un solo grupo multinacional y evaluaría cambiar profundamente los pliegos de la licitación y, en especial estudiar los reclamos gremiales y de sectores peronistas que piden modificar las condiciones y hasta en algunos casos proponen dividir las actividades entre dos operadores.

También para escuchar la postura de las pymes, preocupadas por entender que la unificación de la operación provocaría una pérdida de al menos 500 puestos de trabajo. Como ejemplo, argumentan lo sucedido tras la presentación del procedimiento preventivo de crisis de TRP que en julio del año pasado provocó un centenar de despidos.

De esta forma, no se van a conocer los nombres de los grupos candidatos a quedarse con el negocio ocho días antes de que Alberto Fernández se convierta en el nuevo presidente de los argentinos.

Hasta algunos se animan a sostener que el Frente de Todos buscará modificar drásticamente el proyecto inicial que todavía defienden desde el gobierno de Mauricio Macri para entregar a un solo operador las cinco terminales en reemplazo de los cuatro grupos que actualmente se reparten las actividades del puerto porteño.

De hecho, se estima que el reemplazante de Macri ya designó las nuevas autoridades tanto para el Ministerio de Transporte como para la AGP y que serán las nuevas autoridades las que tendrán la tarea de estudiar el futuro de la principal zona portuaria de la Argentina.

En este marco también estaría en el freezer la posibilidad de que se traspase la jurisdicción de la zona hoy nacional al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, aunque se estudiaría finalizar con la intervención nacional en la actividad portuaria.

En este sentido, el propio Mórtola desestimó que la zona pase a ser controlada por el gobierno de Horacio Rodriguez Larreta, pero admitió que trabaja en un proyecto para terminar con la intervención.

"Ni yo, ni nadie de mi equipo estamos trabajando en ningún traspaso de jurisdicción de Puerto Buenos Aires a la Ciudad, pero si estamos trabajando junto al personal permanente de Puerto Buenos Aires es en un proyecto para terminar con la intervención de AGP que lleva 30 años y ya no tiene razón de ser, ya que dejamos una empresa que era deficitaria y necesitaba fondos del Tesoro y la convertimos en una empresa con superávit y que hace cuatro años no le pide fondos al tesoro", argumentó Mórtola ante iProfesional.

Candidatos para el plan de ampliación

En la actualidad, las actividades portuarias se encuentran divididas entre cuatro terminales. Es decir, Terminales Río de la Plata (TRP), a cargo de las zonas 1,2 y 3 de Puerto Nuevo y que está formada por Dubai Ports Word, un holding estatal de Emiratos Árabes, y el grupo local propiedad de Alfredo Román. También Maersk, que está a cargo de la Terminal 4, y Hutchinson Ports, que controla la Terminal 5.

Como parte del proceso licitatorio, todas deben entregar sus concesiones en el 2020, según una Resolución del Ministerio de Transporte de la Nación publicada en el Boletín Oficial publicada en diciembre del año pasado.

Sin embargo, se habla de la posibilidad de ampliar ese período hasta mayo del 2021. Es decir, sumarle un año ante la eventual posibilidad de que todo el proceso licitatorio se atrase o se congele por el cambio de escenario político.

En cuanto a la licitación, hasta ahora serían cuatro las empresas que habrían presentado ante la AGP ofertas concretas para asumir las operaciones: TRP; APM Terminals; Hutchinson Ports y el grupo inversor filipino International Container Terminal Services (ICTS).

En principio, no serían de la partida los operadores del puerto de Singapur, que entre los sectores gremiales vinculan al empresario Nicolás Caputo y a un supuesto proyecto inmobiliario que el mejor amigo del presidente Macri impulsaría junto con Angelo Calcaterra, primo del Jefe de Estado, en las tierras del puerto porteño.

En este caso, el interés es doble, portuario e inmobiliario para complementar la zona de Puerto Madero que si bien se convirtió en un proyecto exitoso, tiene 120 años de existencia y muchos fracasos en varias etapas.

En lo que respecta a Puerto Nuevo, podría quedar obsoleto en una década si no se piensan inversiones orientadas a la infraestructura y calado de los buques que recorrerán los mares en los próximos 50 años.

En los pliegos se explica que el proyecto de modernización de la zona portuaria porteña "tiene como finalidad adaptar su infraestructura al crecimiento del tamaño de buques y a las características del tráfico de contenedores, modificando la configuración centenaria de dársenas y avanzando con la construcción de muelles corridos, entendiendo por tales aquellos capaces de atender de forma eficiente más de un sitio de atraque en simultáneo de buques New Panamax".

Agrega que el proyecto "consolidará un movimiento hacia el norte de la actividad portuaria de carga, liberando espacio para la atención exclusiva de pasajeros y actividades conexas en el sur del Puerto Buenos Aires, utilizando el resto de los espigones al inicio de la concesión (zona que se llamará "Terminal Interior"), para luego avanzar con el relleno al norte del Sexto Espigón hacia el este, conformándose, en consecuencia, una nueva terminal de contenedores, denominada Terminal Exterior".

Desde el Ministerio de Transporte explican que el grupo adjudicatario deberá, entre otras condiciones, continuar las obras de ampliación que ya se están realizando y que demandarán desembolsos por u$s760 millones en los primeros 10 años.

Según la intención oficial, la renovación de la infraestructura portuaria duplicará la capacidad actual de carga y contará con un diseño flexible, adaptable a las necesidades del mercado de una manera más competitiva y sustentable.

Hasta el momento, Puerto Buenos Aires realizó obras de ampliación por u$s75 millones, ganando nueve hectáreas para operaciones logísticas en la Dársena F y 15 hectáreas al norte del sexto espigón que funcionará como una terminal de carga externa, y permitirá el ingreso de buques más grandes y con mayor capacidad de carga.

De acuerdo a las autoridades, se trata de un plan a 50 años en el que estuvieron trabajando junto a la consultora internacional ALG y a los operadores del puerto de Rotterdam, que incluye la unificación de las tres concesiones actualmente vigentes para lograr una mayor competitividad.


Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar