Más artículos

En días de cuarentena, el almacén le gana la batalla de las compras a los supermercados

En días de cuarentena, el almacén le gana la batalla de las compras a los supermercados
La mayoría de los porteños prefiere comprar en locales cercanos a desplazarse hasta una importante cadena, aún a costa de perder ofertas y descuentos
Por Andrés Sanguinetti
23.03.2020 14.07hs Negocios

A partir de la cuarentena nacional con aislamiento social preventivo y obligatorio, los almacenes de barrio, los autoservicios de origen asiático y los comercios de cercanía le vienen ganando la predilección de los clientes a las grandes cadenas de supermercados.

Si bien se trata de una decisión lógica si se tiene en cuenta que la cuarentena obligatoria no permite importantes desplazamientos, lo llamativo es que ni siquiera las ofertas que habitualmente realizan los híper alcanzan para modificar ese comportamiento. Es decir, la sociedad entiende la necesidad de preservarse de los efectos de la pandemia en su salud y hasta resigna ahorrar y no beneficiarse por descuentos, ofertas o bonificaciones ofrecidas por las grandes superficies.

Por lo menos así surge de un estudio de mercado elaborado por Focus Market en el cual se observa cómo el 38,7% de los porteños ha realizado sus compras en comercios minoristas tradicionales durante los primeros días de aislamiento obligatorio dictado por el Gobierno.

Es más, un 32,7 no ha salido todavía de compras, mientras que del porcentaje de los que sí optaron por stockearse solamente un 4,7% lo hizo concurriendo a sucursales de Carrefour, Coto o Walmart. Según la encuesta, un 19,6% prefirió comprar en alguno de los miles de autoservicios chinos que existen en la ciudad, más allá de las críticas que desde algunos sectores partieron a este tipo de comercio por la nacionalidad de sus propietarios y la vinculación con el origen del coronavirus.

Para los autores de la consulta, los mayores atributos que los clientes siguen privilegiando se refieren a la cercanía del establecimiento y no los precios ni caminar varias cuadras y comparar, en línea directa con las recomendaciones de las autoridades nacionales para no transitar en trayectos largos durante el período en el que dure la cuarentena.

"El 91,5 % de los porteños privilegia la cercanía para realizar sus compras con distancias de no más de 200 a 300 metros en promedio", señala la investigación en la cual también se detalla que solamente el 4,7 % de los porteños optó hasta ahora por el comercio electrónico para envíos a domicilio, mientras que otro 1.9 % concurrió a un mayorista o hipermercado "realizando desplazamiento automotor para stockeo".

Para Damián Di Pacce, titular de Focus Market, se trata de un nuevo aprendizaje social y cultural ante un cambio que propone el combate contra el coronavirus. "Si observamos, hasta ahora tres de cada 10 porteños no han salido a realizar sus compras en los últimos días, mientras que seis de cada 10 ha realizado compras de reposición en almacenes y autoservicios chinos o nacionales", agrega el informe.

Se asegura además que el comportamiento social de consumo es bueno, que han menguado las imágenes de desbordes y que el domingo pasado las compras mayoristas o de stockeo descendieron un 40 % en volumen de ventas respecto del domingo anterior sin cuarentena.

Esto evidencia que el consumo se está estabilizando y justifica el hecho de que nueve de cada 10 porteños al momento de realizan sus compras eligen la cercanía en no más de 200 a 300 metros cuadrados a la redonda. Es más, no parecen funcionar las ofertas habituales de las grandes cadenas como las de las promocioes del 50 % de descuento en todas las compras que permite lograr un beneficio real del 35 % respecto de los almacenes.

De hecho, ante una pregunta sobre cuál sería la decisión de compra frente a este tipo de propuesta, solamente el 20,8% de los consultados elegiría el supermercado grande mientras que otro 79,2% mantendría sus compras sin descuentos.
Ni siquiera parecen, por ahora, incidir los graves problemas de ingresos que sufrirá la mayoría de los argentinos, en especial la delicada situación económica de cuentapropistas, autónomos, monotributistas e informarles.

Si bien el informa estima que este escenario puede llevar a cambios de opinión en los desplazamientos de los ciudadanos si el beneficio real de una compra entre un supermercado y un almacén es grande, hasta hora nada más que dos de cada 10 porteños reemplazarían la compra en cercanía antes que ahorrar.

En cuanto a las formas de pago en este contexto de cuarentena nacional, el 40,2% privilegia hacerlo con tarjeta de débito; otro 33,6% con con efectivo; un 19,56% con tarjeta de crédito, mientras qu con billetera electrónica nada más que un 5,6%.

"A pesar de que el pago con tarjeta de débito es el más utilizado, el efectivo para los cuentrapropistas, autónomos y monotributistas es la única opción al punto que en el interior del país la situación de este medio de pago podría duplicar a los datos de la Ciudad de Buenos Aires por el nivel de informalidad en las actividades económicas", advierte el documento de Focus Market.

En el caso del uso de la tarjetas de crédito, el porcentaje que votó por este medio de pago refleja que los consumidores están contrayendo deuda futura cuando los hogares ya presentan alto endeudamiento con moras e irregularidades de las más altas en los últimos 10 años, señala el paper. "De lo que dure la cuarentena y el volver a la generalidad de las actividades económicas también dependerá el pago de esta cuenta de pago de deuda de la tarjeta de crédito", advierte.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Negocios
Te puede interesar