iProfesional

Guerra Eurnekian y empresas "low cost": el Gobierno busca acercar posiciones y patea el cierre de El Palomar

Desde el ORSNA informaron a iProfesional que el tratamiento del pedido de Eurnekian se definirá sin plazos. También evaluarán la actividad en Aeroparque
Por Patricio Eleisegui
24/04/2020 - 14,44hs
Guerra Eurnekian y empresas "low cost": el Gobierno busca acercar posiciones y patea el cierre de El Palomar

El cierre del aeropuerto de El Palomar, la definición tras el pedido de Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000), se evaluará más adelante.

Desde el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) confirmaron a iProfesional que el tratamiento de la solicitud de la compañía controlada por Eduardo Eurnekian tomará forma en semanas posteriores. Hasta entonces, no habrá cambios en la operatoria de la terminal, hoy paralizada casi en su totalidad -sólo se realizan servicios esporádicos de repatriación-.

"El tratamiento de la nota se difirió hasta tanto se hable con todas las partes involucradas. Por el momento no tenemos fecha establecida para esa reuniones. Tampoco tenemos plazos para pronunciarnos sobre qué pasará con el aeropuerto", dijo a este medio un vocero del organismo.

"Las empresas, el concesionario, todos van a ser contactados en los próximos días para iniciar el diálogo y la posterior evaluación del funcionamiento del aeropuerto. Entre otros aspectos, se va a evaluar el movimiento financiero y la situación del negocio de cada una de las partes", añadió.

Desde el ORSNA se indicó que, a la par de la evaluación de las operaciones y el movimiento comercial de El Palomar, el organismo también contemplará el pedido de parate solicitado por AA2000 para el Aeroparque porteño.

"Para el Aeroparque rige el mismo criterio pautado ahora para El Palomar. Tampoco tenemos plazos para definir si se establece una suspensión de operaciones temporales en ese aeropuerto. La decisión de llamar a las partes y alentar el diálogo se tomó este viernes", aseguró la fuente interpelada.

El movimiento de la compañía que encabeza Eduardo Eurnekian tomó por sorpresa a las aéreas, que conocieron a través de los medios el texto formal que solicita la desactivación total del aeropuerto y el traslado de los vuelos a Ezeiza.

Aquello que había comenzado como un rumor horas antes, se solidificó en una solicitud que extrañamente se conoció el día 23 siendo que tiene como fecha de emisión el 14 de abril.

Ese "delay", y el detalle de que una de las gerencias del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) ya habría dado un primer visto bueno al requerimiento de Eurnekian, alienta entre las "low cost" la idea de que detrás del pedido de cierre existe la decisión política de acabar con las compañías del segmento de los vuelos ultrabaratos.

Qué dicen las "low cost"

En diálogo con iProfesional, Gonzalo Pérez Corral, gerente general de JetSmart, fue claro y contundente en ese sentido. "Esto es una puñalada a la inversión extranjera. Quieren dejar a Aerolíneas Argentinas sin competencia. Apuntan a cerrar al aeropuerto más popular del país porque supuestamente es ineficiente mientras anuncian inversiones multimillonarias para la terminal de Santa Rosa, en La Pampa. Entiendo que esto que ocurre es por decisión política", disparó.

"Hablamos con AA2000 y dijeron que es un pedido temporal. Pero luego vas a la carta y lo que se solicita es definitivo. Nadie nos consultó nada y se suma a la traba que nos pusieron en Aeroparque para reemplazar a las aeronaves de Norwegian y comenzar a prestar servicios directamente con la flota de JetSmart. Ahí también es el poder político el que no nos deja crecer", enfatizó.

Pérez Corral anticipó a iProfesional que la compañía ejecutará "una respuesta legal" para defender sus operaciones en El Palomar. "Saldremos a defender las inversiones, los puestos de trabajo. Estamos teniendo llamados de gobernadores muy preocupados. Están viendo cómo se les reducirá el flujo económico por una decisión así, porque mandar la operación a Ezeiza hace que el modelo se vuelva inviable. En Río Negro, por Bariloche, Misiones, Salta, Tucumán, ya hay mucha preocupación por este pedido de cierre", aseguró.

Por el lado de Flybondi, la empresa informó que acaba de elevar una presentación legal ante el ORSNA para ahondar en los detalles del pedido elevado por Eurnekian. Desde la aerolínea dispararon fuerte contra el empresario.

"Para Flybondi es absolutamente improcedente que un concesionario privado de un aeropuerto pueda solicitar el cierre de infraestructura y servicio públicos que son utilizados para dar conectividad federal, y que pretenda determinar con estos mecanismos las políticas aerocomerciales y de transporte del país. Y peor aún es que, además, pueda definir con esto el futuro del negocio de dos aerolíneas que emplean a más de 1.000 personas y que tienen el 21 por ciento del mercado de vuelos nacionales", expresó Esteban Tossutti, presidente de la "low cost".

Fuentes cercanas a la empresa reconocieron ante iProfesional que, como en el caso de JetSmart, conocieron los detalles del pedido de AA2000 a partir de la divulgación en los medios.

"En términos políticos es una invitación a que las 'low cost' se retiren del mercado. Los pasajeros de Flybondi pertenecen a sectores de clase media y media baja, se les hace inviable ir hasta Ezeiza por tiempo y costos. Les saldría más caro completar el recorrido al aeropuerto que el ticket en sí", señalaron las voces consultadas.

"Por otro lado, a Eurnekian la salida del aeropuerto lo beneficiaría en términos económicos ya que eludiría la obligación de hacer las obras que no inició el año pasado. Tiene que armar hangares, plataformas, ocuparse de la pista. Este contexto le sienta ideal para no tener que cumplir con los desembolsos más fuertes. El contexto generado por el Covid-19 le resulta oportuno para iniciar la retirada", añadieron.

El aeropuerto internacional de El Palomar (EPA) es la primera terminal "low cost" que se activó en la Argentina. Se estima que otorga empleo a más de 1.000 personas de manera directa, de los cuáles el 80 por ciento corresponde a personas que viven en la zona. Las compañías que operan en el lugar generan, además, otros 3.000 puestos de trabajo indirectos.

Desde el inicio de su operación comercial en febrero del 2018, por EPA pasaron algo más de 2,8 millones de pasajeros. Desde Flybondi aseguran que alrededor del "20 por ciento de esos viajeros resultaron personas que viajaron en avión por primera vez en la vida".

En poco más de dos años, El Palomar se consolidó como el cuarto aeropuerto de Argentina con mayor cantidad de pasajeros de cabotaje y el sexto en lo referente a pasajeros totales. Según números oficiales, EPA fue la terminal con mayor movimiento de pasajeros en el último bienio.

Temas relacionados