Más artículos
En caída libre: IRSA abandona la gestión de un emblemático rascacielos de Nueva York

En caída libre: IRSA abandona la gestión de un emblemático rascacielos de Nueva York

En caída libre: IRSA abandona la gestión de un emblemático rascacielos de Nueva York
Se trata del Lipstick Building de Manhattan, donde tuvo oficinas Bernard Madoff y en donde el grupo argentino participaba de la sociedad controlante
Por Andrés Sanguinetti
10.08.2020 11.02hs Negocios

La crisis económica desatada en la Argentina y en el resto del mundo por las medidas sanitarias dispuestas por los gobiernos para combatir la pandemia del Covid-19 siguen generando consecuencias en las operaciones locales y globales de IRSA.

El mayor grupo de real estate del país afronta situaciones financieras complicadas por las decisiones oficiales que le impiden, por ejemplo, abrir las puertas de todos sus shoppings centers o poder cobrar normalmente los alquileres a los inquilinos de estos centros y los de sus edificios de oficinas.

En este marco, el holding que preside Eduardo Elsztain bien aplicando medidas de ajuste para sobrevivir a esta pandemia económica como salir a los mercados en busca de fondos mediante la emisión de Obligaciones Negociables (ON) Clase VI por $335 millones y las ON Clase VII por otros u$s33,7 millones.

También, mediante la venta de la participación accionaria de la sociedad israelí Discount Corporation (DIC), controlada en un 83,7% por IRSA, en Shufersal. Por esta transación obtuvo u$s422 millones cuyo resultado contable en IRSA será de de aproximadamente $1.480 millones y le impactará en los resultados del primer trimestre del periodo fiscal 2021.

Adicionalmente, le entregó a la empresa química Dow la totalidad de la torre porteña Bouchard 710 por u$s87,2 millones, dinero que también le servirá para atravesar de mejor forma el complicado momento por el que atraviesan sus negocios.

Ahora, acaba de informar a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que su vinculada Metropolitan 885 Third Avenue Leasehold LLC (Metropolitan) dejó de pagar el costo de alquiler del terreno (Ground Lease) donde se encuentra emplazado el Edificio Lipstick en la ciudad de Nueva York.

Según la información, la empresa cedió la administración del inmueble, lo cual le generará una ganancia contable de aproximadamente $2.500 millones.

El año pasado, IRSA decidió no ejercer la opción de compra por u$s521 millones de una parte del terreno donde se construyó el Lipstick Building luego de haberse vencido un plazo para hacer uso de esa chance.

De hecho, en los últimos meses el grupo se vio involucrado en una disputa legal luego de que la sociedad propietaria del edificio y en la cual participa IRSA, no cumplió con los pagos de arrendamiento del terreno.

Según una nota publicada por el medio neoyorquino The Real Deal, esta decisión terminó causando problemas en la tasación de los alquileres entre los inquilinos y el propietario.

También llevó a que un millonario préstamo otorgado a la sociedad fuese pasado la sección de "servicios especiales", precisamente porque IRSA y sus socios no cumplieron con el pago de la hipoteca de junio pasado como resultado de que sus inquilinos no cumplieron con los pagos.

La nota del medio norteamericano agrega que antes de no lograr el pago de la renta del terreno de mayo pasado, la dueña del edificio, que también incluye a los fundadores de Guess, Paul y Maurice Marciano, se encontraba en una posición financiera difícil.

Según muestran los estados contables de IRSA ante la SEC, la sociedad registró una pérdida neta de u$s36,8 millones en la propiedad para el año fiscal que finalizó el 30 de junio del 2019 y un déficit en el balance de u$s215 millones.

"Si bien la renta del terreno base antes de los reajustes recientes era de alrededor de u$s18 millones al año, se agregó un ajuste de renta en línea recta de u$s27 millones para fines contables. Eso hizo que los gastos totales de alquiler del terreno fueran de u$s45,5 millones", detalla la información periodística.

Eduardo Elsztain, cabeza del Grupo Irsa

Eduardo Elsztain, cabeza del Grupo Irsa

Lipstick Building, un edificio emblemático de Nueva York

El Lipstick Building es un edificio emblemático de Nueva York, ubicado en la Tercera Avenida y calle 53 en Midtown de Manhattan. Fue diseñado por los arquitectos John Burgee y Philip Johnson, tiene una superficie bruta locativa de 58.000 m2 distribuida en 34 pisos.

Su forma elíptica junto con el hecho de que la planta del edificio va disminuyendo a medida que gana altura y el tono rojo que le imprime el granito que lo recubre han hecho que los neoyorquinos lo apodasen Lipstick Building o "Edificio Lapiz de Labios".

En la actualidad, su inquilino más grande es el bufete de abogados Latham & Watkins que, según algunas notas periodísticas, no tiene la intención de renovar su contrato el año próximo que, además representa el 65% del área de piso rentable del edificio de 592.000 pies cuadrados y aproximadamente el 75% del alquiler base.

Los pisos 17 a 19 solían albergar a Bernie Madoff Investment Securities, la organización financiera cuya división de administración de patrimonio era responsable de un esquema Ponzi que defraudó en miles de millones de dólares a miles de inversores de todo el mundo durante más de una década.

Lipstick Building, un edificio emblemático de Nueva York
Lipstick Building, un edificio emblemático de Nueva York

Cuando el FBI arrestó a Madoff, el 11 de diciembre del 2008, los fiscales de Estados Unidos calcularon que por lo menos u$s65.000 millones fluyeron a través de la empresa durante décadas. El ejecutivo se declaró culpable de fraude en marzo del 2009 y está cumpliendo una pena de de 150 años de prisión.

A partir de este hecho policíal, IRSA ingresó al capital de la sociedad que administra el edificio en el 2008, tras presentar ante la Justicia de Estados Unidos un plan para adquirir el edificio donde funcionaron las oficinas de Madoff.

Gracias al "chapter 11" de la Ley de Quiebras estadounidense, pudo comprar el 49% de la sociedad Metropolitan 885 Third Avenue, que posee el Lipstick Building de Manhattan.

El edificio está afectado a un arrendamiento de tierras que, teóricamente, requiere que sea devuelto a los propietarios del terreno, Green Realty Corp (SLG.N), al finalizar el contrrato al que le quedan 66 años, según la presentación.

Antes de no lograr el pago de la renta del terreno de mayo, la administradora del terreno, que también incluye a los fundadores de Guess, Paul y Maurice Marciano, ya había estado en una posición financiera difícil durante algún tiempo, según muestran sus balances.

Ahora, IRSA acaba de decidir abandonar esta inversión para continuar reduciendo sus costos en el marco de los problemas financieros que atraviesa a partir de las medidas sanitiarias adoptadas para combatir la pandemia del Covid-19 en la Argentina.

En su última presentación de balances semestrales, el propio holding explica el escenario que atraviesan sus negocios.

"Como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio, se produjo el cierre de los centros comerciales en todo el país, quedando operativos exclusivamente aquellos locales dedicados a rubros considerados esenciales como farmacias, supermercados y bancos mientras que algunos locales gastronómicos y de indumentaria están trabajando por sistema de delivery y venta por WhatsApp", dice la nota.

Agrega que algunas provincias procedieron en el mes de mayo a flexibilizar el aislamiento y abrir sus actividades comerciales y recreativas como el caso de Salta, donde el centro comercial Alto Noa se encuentra operando con un estricto protocolo que incluye horarios reducidos, distanciamiento social y un riguroso control de seguridad e higiene.

"Dado el cierre de los centros comerciales, la Sociedad ha decidido posponer el vencimiento de los alquileres básico y fondo de promoción colectiva de los meses de abril y mayo de 2020, priorizando la relación de largo plazo con nuestros locatarios. Adicionalmente se ha detectado un incremento de los índices de morosidad de algunos locatarios", explica el documento.

En relación con las oficinas, si bien la mayoría de los locatarios está trabajando en la modalidad home office, se encuentran operativas con estrictos protocolos de seguridad e higiene y a la fecha, no evidenció un deterioro en la cobranza.

En cuanto a La Rural, los Centros de Convenciones de Buenos Aires y Punta del Este y el estadio DIRECTV Arena, en los que IRSA posee en forma directa o indirecta, se encuentran también cerrados desde el 20 de marzo. Además, todos los congresos previstos se encuentran suspendidos, gran parte de las ferias y convenciones se postergaron, mientras que los shows programados en el estadio DIRECTV Arena fueron en su mayoría cancelados.

"La fecha de reapertura de estos establecimientos es incierta, así como también la futura agenda de ferias, convenciones y espectáculos", advierte el grupo. En cuanto a los hoteles Libertador, en la Ciudad de Buenos Aires, y Llao Llao en Río Negro, se encuentran temporariamente cerrados, "y no sabemos con certeza cuando podrán ser reabiertos y cuándo podrán volver a operar con normalidad; a su vez, el Hotel Intercontinental en la Ciudad de Buenos Aires está trabajando únicamente bajo un plan de contingencia y emergencia", se detalla.

Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Negocios