Biodiesel: acusan al Gobierno de "destrozar" el sector creado por el kirchnerismo

Biodiesel: acusan al Gobierno de "destrozar" el sector creado por el kirchnerismo
Advierten que las autoridades privilegian a las empresas y provincias petroleras "de manera arbitraria, discriminatoria e ilegal"
Por iProfesional
08.12.2020 14.35hs Negocios

Las empresas de biodiesel del país se encuentran en pie de guerra con el Gobierno por la paralización que sufren las 28 plantas productoras y denuncian que las autoridades nacionales, "de manera arbitraria, discriminatoria e ilegal", mantienen la decisión de no calcular, actualizar y determinar el precio de venta del producto.

A través de un duro comunicado emitido por las cámaras del sector, las compañías aseguran que el actual valor no se ajusta a los costos reales que tiene la industria y al marco regulatorio vigente para la actividad y que viola la ley 26.093 de biocombustibles, situación que lleva más de 11 meses.

"Dicha normativa fue promulgada durante la presidencia del Dr. Néstor Kirchner en vistas de definir una Política de Estado, y de esta forma, desarrollar los biocombustibles y promover la diversificación de la matriz energética, el desarrollo de economías regionales, la sustitución de importaciones, la sustentabilidad medioambiental, el federalismo y el trabajo argentino", subrayan los empresarios.

"Con este accionar, la totalidad de las empresas elaboradoras de biodiesel continúan paralizadas porque no es posible producir con el precio fijado por el gobierno nacional, ya que el mismo resulta insuficiente para cubrir la compra de la materia prima y los demás costos de producción", destaca el comunicado.

Esto implica que las 28 empresas de biodiesel (instaladas en las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa, San Luis, Entre Ríos y Santiago del Estero) no trabajan desde hace más de cinco meses, acrecentando y agravando aún más la crisis que atraviesa el sector, colocándolo en un estado de situación terminal.

Los empresarios hacen también referencia a un pedido del gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, al presidente Alberto Fernández para que privilegie a las empresas y provincias petroleras por sobre las productoras de biocombustibles.

Entienden que el reclamo "aclara el sentido de las inacciones que, desde hace un año, viene ejerciendo el gobierno nacional", y sospechan "quiénes son los privilegiados con la decisión de dejar fundir a las empresas pymes del biodiesel de todo el país, y nuevamente ganan los poderosos de siempre, constituyendo un falso progresismo".

Biodiesel: las empresas exigen una respuesta urgente del Gobierno.
Biodiesel: las empresas exigen una respuesta urgente del Gobierno.

"A contramano de lo que ocurre en el mundo"

Para los empresarios de esta industria, la no publicación de precios por parte del gobierno nacional "no hace otra cosa que contribuir a la destrucción de la industria nacional de biodiesel, beneficiando así los intereses de las empresas petroleras, a contramano de lo que ocurre en el resto del mundo y en abierta violación a leyes nacionales y tratados internacionales a los que nuestro país adhirió".

Teniendo en cuenta este panorama, anticipan que les será imposible continuar operando, situación que aseguran conocen tanto el Secretario de Energía de la Nación, Darío Martinez, como los ministros de Economía y Desarrollo Productivo, Martín Guzmán y Matías Kulfas, respectivamente.

"Por lo tanto, no queda más que pensar que lo que buscan es el cierre de las empresas y la caída del régimen de biocombustibles, acatando así lo que dictan los petroleros, provincias y empresas, mientras que las provincias que más aportan fiscalmente para sostener a los combustibles contaminantes, quedan condenadas a seguir siendo la billetera del negocio que beneficia a unos pocos, los mismos de siempre", aseguran en el duro comunicado.

Para los productores de biocombustibles, "es imposible ver en estas actitudes el tan declamado federalismo, como así tampoco el compromiso en la preservación del medio ambiente y la salud pública". Y advierten no entender que nuestro país, siendo uno de los principales productores mundiales de biodiesel, no cumpla desde hace más de ocho meses con los porcentajes legales de corte obligatorio; siendo, por otra parte, importador de más del 30% del gas oil que se consume, y existiendo capacidad ociosa de combustibles renovables y alternativos de producción nacional.

Kulfas y Alberto Fernández: el sector del biodiesel advierte sobre la gravísima situación.
Kulfas y Alberto Fernández: el sector del biodiesel advierte sobre la gravísima situación.

Pérdida de dólares

Explican también que eliminar el corte obligatorio de biodiesel le generará al país una salida de divisas por más de u$s500 millones, adicionalmente a las divisas por las importaciones de gas oil que actualmente ya viene realizando el Estado nacional, presionando aún más sobre las débiles reservas de dólares del Banco Central.

"Esta medida no hace más que contribuir a la destrucción del aparato productivo nacional y el empleo genuino en el interior del país, destrozando un sector que, paradójicamente fue creado por un gobierno del mismo signo político que el actual y debatiéndose en la actualidad la prórroga del mismo en el Congreso Nacional", añaden.

Para los empresarios, el Gobierno atenta contra el desarrollo de las economías regionales, el agregado de valor en origen e industrialización de la ruralidad, la diversificación de la matriz energética a través de combustibles renovables de origen nacional, la desconcentración económica mediante la pluralidad de actores, la sustitución de importaciones y la preservación del medio ambiente y la salud pública.

Le informan al propio Jefe de Estado que reclaman lo expresado por el propio Alberto Fernández hace 24 horas, en ocasión del cierre de la Conferencia industrial de la UIA cuando sostuvo que de la pobreza no se sale con el auxilio del Estado con planes sino con empresarios que invierten, dan trabajo y generan empleo.

Temas relacionados