Más artículos

El drama de las empresas lácteas: menor rentabilidad y el fantasma que alienta salidas

El drama de las empresas lácteas: menor rentabilidad y el fantasma que alienta salidas
La unión de cooperativas arrancó el año con una planta frenada mientras que la controlada por Vicentin busca comprador. Predomina el rojo financiero
Por Patricio Eleisegui
11.01.2021 12.12hs Negocios

La pérdida de rentabilidad por efecto de la disparada permanente de los costos, sumado a un derrumbe del consumo que se acelera a partir de la recesión predominante, mantiene en terapia intensiva a más de un "peso pesado" del sector lácteo.

La consolidación del rojo financiero en varias de las compañías del rubro colocó en situación de venta de activos a empresas que controlan marcas emblema, mientras que otras avanzaron con cierres de plantas o la decisión de revisar las operaciones en la Argentina.

Entre las primeras hay que mencionar a ARSA, la dueña de los postrecitos Shimy y controlante de los yogures SanCor, que busca comprador para estas líneas de productos por efecto de un contexto comercial cada vez más negativo. La firma en cuestión, controlada por Vicentin, ahora está siendo ofrecida a distintos fondos de inversión y también a alimenticias como Inverlat, propietaria de Havanna.

La firma en cuestión dispone de plantas operativas en Córdoba capital y Lincoln, provincia de Buenos Aires, y una dotación de empleados de alrededor de 600 personas. Con una posición de mercado consolidada –32 por ciento en postres y 16 en yogures–, ARSA también ostenta como atractivo una red de distribución de al menos 160 agentes que le permiten cubrir algo más de 70.000 comercios en todo el país.

A la par de este momento que transita la dueña del Shimy, la emblemática SanCor sigue acumulando dificultades más allá de los volantazos comerciales tomados por su conducción en los últimos años. En ese sentido, y según pudo saber iProfesional, la firma comenzó el año con un cierre por tiempo indeterminado de su planta de Balnearia, en la provincia de Córdoba.

"Debido a no poder asegurar la operatoria productiva por falta de predictibilidad ante el rechazo de la propuesta efectuada por SanCor en audiencia de fecha 28/12/2020, se ha decidido paralizar la actividad de la planta a partir del día de la fecha y hasta nuevo aviso. Consecuentemente, todo el personal quedará encuadrado bajo el régimen de jornada libre", informó la empresa a los trabajadores sólo a través de una notificación coloca en el ingreso de dichas instalaciones.

Según fuentes gremiales, la compañía volvió a retrasarse en el pago de los salarios. La planta de Balnearia da empleo a 120 personas y entre los trabajadores predomina la idea de que SanCor busca reducir la dotación en otro intento por equilibrar las finanzas de la láctea.

La láctea comenzó el año con una planta paralizada en Córdoba
La láctea comenzó el año con una planta paralizada en Córdoba y quejas por retrasos en el pago de salarios.

Desde 2017, la unión de cooperativas viene intensificando su estrategia de reestructuración. Desde entonces se desprendió de 7 instalaciones productivas y también achicó su volumen de producción: pasó de procesar casi 4 millones de litros de leche diarios a los actuales 750.000. Ahora tiene como objetivo subir a 1,5 millones.

Además, redujo su plantel de operarios de 5.100 a 1.800 personas. Los sindicatos de la actividad señalan que la firma no actualiza salarios desde 2019 y que paga con retraso de hasta 40 días los montos semanales comprometidos. "Las suspensiones a gran escala y a veces por tiempo indeterminado volvieron a hacerse una constante", se quejó una voz sindical.

Al igual que otras compañías del sector, SanCor recibió el impacto directo de la disparada del gasto y una situación en los precios de la leche que nunca termina de adecuarse a los costos de las lácteas.

Danone, en revisión

A este momento que transita el sector hay que sumarle la decisión de la francesa Danone de mantener en revisión sus operaciones en el país. La firma puso en evaluación su estructura para llegar a un diagnóstico este año. A mediados de 2021, la empresa comunicará si sigue como hasta ahora, busca un socio o directamente pone en venta sus activos.

Danone acumula tres años de números en rojo en la Argentina.
Danone acumula tres años de números financieros en rojo en la Argentina.

Según pudo saber iProfesional, el valor de los activos de la empresa en el país ronda los 550 millones de dólares y, dado el momento económico del país, están primeros en la lista de aquellos de los que la empresa analiza evaluar.

La firma suma alrededor de 6.000 empleados en la Argentina y acumula tres años con números financieros en rojo. Lácteos Danone y Aguas Danone son las áreas que, si no hay una mejora vertiginosa en la rentabilidad, podrían cambiar de manos en el transcurso de este año.

Temas relacionados