Más artículos

Alquileres: el Gobierno prorrogaría el DNU que los congela pero las inmobiliarias lanzan una dura advertencia

Alquileres: el Gobierno prorrogaría el DNU que los congela pero las inmobiliarias lanzan una dura advertencia
El DNU que bloquea la modificación de los valores e impide los desalojos vence a fines de enero. La renta de los dueños está por debajo del 1 por ciento
Por Patricio Eleisegui
13.01.2021 11.53hs Negocios

La batalla por el futuro de los alquileres entró en su tramo decisivo. Ocurre que a fines de este mes vence el DNU que mantiene los valores congelados, impide los desalojos y extiende los plazos de los contratos. Las organizaciones que nuclean a los inquilinos vienen remitiendo sucesivas cartas al Gobierno con el fin de alzarse con una prolongación de la medida, pero del lado de las inmobiliarias comenzaron a llover réplicas con foco en la inversión en inmuebles y la continuidad de los comercializadores.

Tras días de fuego de cruzado, todo indica que al cierre de enero los grandes ganadores serán justamente los inquilinos.

Sendas fuentes del ámbito de las inmobiliarias indicaron a iProfesional que el oficialismo ya habría tomado la decisión de extender el congelamiento y advirtieron que a raíz de esa medida lo que viene es una acumulación mucho más potente de deudas de pago y una posterior disparada de los valores por efecto de una oferta acotada.

Desde la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) su secretario general, Claudio Vodanovich, aseguró a este medio que la prórroga del DNU está al caer y evaluó a la medida como una profundización de la incertidumbre que hoy enfrentan los propietarios.

Al mismo tiempo, sostuvo que la prolongación terminará de pulverizar la magra renta que vienen obteniendo los dueños y que se profundizará la tendencia de quitar inmuebles en alquiler para destinarlos directamente a la venta.

"El efecto será negativo para todos lados porque alienta la incertidumbre tanto para propietarios como para inquilinos. Se está generando un escenario muy complicado en tanto las actualizaciones están siendo derivadas para abonar al final del contrato. La deuda que viene acumulándose se la hará impagable a muchos inquilinos", dijo a iProfesional.

"Lo que sucederá en ese momento de final de contrato es que muchos inquilinos tendrán que afrontar la diferencia por los alquileres impagos y sumar a eso una erogación fuerte por la extensión del vínculo. Los profesionales del sector nos dan como posibilidad concreta la prórroga del DNU. Esto generará un escenario económico dramático para todos los actores", añadió.

Las organizaciones que integran a los comercializadores vienen exigiendo el final del congelamiento cada vez con mayor énfasis. Recientemente, el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina -COFECI-, que representa a más de 30.000 profesionales en todo el país, exigió el fin de la medida y anticipó un desastre para el sector del ladrillo si no se reactiva la actualización de los contratos.

Consideramos que dilatar la disposición que prohíbe los desalojos y congela los alquileres, desde marzo del año pasado hasta fines de este mes, sería lapidario para un sector que es clave en el desarrollo de la economía a través de la construcción y generación de miles de puestos de trabajo", expuso la entidad mediante un comunicado.

"A esta situación, se le suma el contexto de recesión económica mundial y las innumerables intervenciones del Estado argentino, que transforman a este rubro en el peor de los negocios lícitos que se desarrollan en el país", añadió.

El DNU que mantiene congelados los alquileres vence a fines de este mes.
El DNU que mantiene congelados los alquileres vence a fines de este mes.

La resistencia a la disposición que se renovaría a fin de mes también es muy potente en el interior del país. En ese sentido, Virginia Manzotti, titular del Colegio Profesional de Inmobiliarios de Córdoba (CPI), declaró esta semana que "la situación de los alquileres es crítica".

Para enseguida añadir: "Hay miles de propietarios que dependen de ese ingreso para completar una jubilación u otro ingreso, y vienen haciendo un esfuerzo desde marzo. En los primeros meses era entendible, pero prorrogar esto más allá de enero sólo genera más desorden legal y termina de destrozar la rentabilidad de la actividad, que hoy es de 1,1 a 1,2 por ciento".

Aumentos hacia adelante

A la par de la deuda a afrontar, Vodanovich sostuvo que la extensión del congelamiento redundará luego en un estallido de la demanda por el final de los contratos de alquiler. Y esa misma búsqueda de inmuebles para alquilar generará un incremento por demás de potente en los nuevos acuerdos que se cierren.

"Con la oferta restringida de propiedades que tenemos hoy, que no deja de intensificarse cada semana, lo que vienen con la extensión del congelamiento es una suba fuerte de los valores. Por otro lado, el propietario terminará de perder por completo la poca renta que ya percibía. Por estos días los dueños apenas si perciben un 1 por ciento. Con la continuidad del DNU ese porcentaje directamente desaparece, más aún si tomamos en cuenta el contexto inflacionario", señaló el entrevistado.

La oferta de propiedades en alquiler se achica mientras aumenta la de inmuebles en venta.
La oferta de propiedades en alquiler se achica mientras aumenta la de inmuebles en venta.

El directivo afirmó que la continuidad de la medida profundizará la caída de la oferta de inmuebles puestos en alquiler.

"Muchos dueños quitaron sus propiedades del mercado y directamente los pusieron a la venta. En estos meses, la oferta se redujo por lo menos un 30 por ciento. La continuidad de decisiones como el congelamiento seguirá profundizando la tendencia. Lo que tendremos luego, cuando la medida termine, es una demanda acelerada que provocará una suba fuerte del precio por efecto de la misma oferta reducida", concluyó.