¿Rebelión impositiva?: en Rosario los restaurantes dejarán de pagar impuestos y este es el escenario en Capital

¿Rebelión impositiva?: en Rosario los restaurantes dejarán de pagar impuestos y este es el escenario en Capital
La inactividad derivada de las medidas sanitarias redundó en la decisión de incumplir pagos en Santa Fe. La estrategia de los gastronómicos porteños
Por Patricio Eleisegui
27.05.2021 10.07hs Negocios

La novedad explotó fuerte, aunque lejos de Capital Federal. Pero el tenor de la decisión es tan potente que inevitablemente ya encendió reacciones entre los actores comercial de la Ciudad. A raíz de la crisis económica derivada de los cierres sanitarios, el sector gastronómico de Rosario acaba de declararse en cesación de pagos.

"En tanto no se destine al sector una ayuda económica efectiva, los bares y restaurantes de la ciudad no podrán pagar los tributos aplicados a la actividad", informó la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos a través de un comunicado.

Desde la entidad se notificó que, entre las cargas impositivas que el sector debe abonar, los comerciantes interrumpirán el pago de las provinciales Aguas, EPE, Litoral Gas, Impuesto Inmobiliario e Ingresos Brutos, las municipales TGI, DREI, y ETUR, y las nacionales IVA, Ganancias, y todo lo concerniente al artículo 931 –esto es, cargas sociales, obra social, ART, seguros–.

"Son 14 meses de trabajo que sólo permiten afrontar deudas de forma parcial y el pago de sueldos. Los bares y restaurantes, en el mejor momento, han trabajado con el 50 por ciento de capacidad y hasta las 2 de la mañana. Luego, trabajaron con el 30 por ciento y con horarios de cierre que oscilaron entre las 19 y las 23", amplió la entidad.

Para luego añadir: "La limitación no es el único impedimento para la actividad, también lo es la falta de organización, de previsibilidad y de planeamiento que dejan a los gastronómicos sin posibilidad de prever la cantidad de materia prima que necesitarán, debido a que las medidas se anuncian sin anticipación".

El escenario ahora desplegándose en Rosario obliga a profundizar en lo que ocurre en la geografía porteña. Y también a indagar respecto de la posibilidad o no de que la gastronomía de la Ciudad, si se prolonga el cierre, avance con medidas similares a las adoptadas ahora por los empresarios santafesinos.

Desde FECOBA, la federación que integra a comercios e industrias, su titular, Fabián Castillo, sostuvo que la situación es insostenible a partir de un endeudamiento acrecentado en los últimos meses por la inactividad económica.

"El Gobierno debería dejar de hacernos pagar impuestos si la idea es mantener la situación del comercio tal como está ahora. Hoy tenemos a muchos comerciantes afrontando juicios porque, a raíz de la inactividad, no pudieron seguir afrontando el pago de los impuestos", dijo a iProfesional.

Los comerciantes rosarinos
Los comerciantes rosarinos aseguran que apenas pueden cubrir algunos impuestos y parte de los sueldos.

"Estamos pidiendo la intervención de organismos como la AGIP para que nos acerquen soluciones con vistas a frenar el cierre de pymes. Ya veníamos golpeados de etapas como el 2018 y el año pasado chocamos contra un iceberg sin tener un solo salvavidas. ¿Cómo pagás si estás 7, 8 meses sin poder trabajar? Sin llegar a lo que ocurre en Rosario, muchos comerciantes están incumpliendo porque no tienen con qué saldar deudas", remarcó.

Castillo sostuvo que el sector sigue pidiéndoles a los distintos gobiernos –Nación y Ciudad– la eximición extendidas del abono de conceptos como Ganancias, cartelería, Ingresos Brutos o ABL.

Por el lado de los gastronómicos, Daniel Prieto, presidente de la AHRCC, la asociación que nuclea a restaurantes, bares, hoteles y confiterías porteños, sostuvo ante iProfesional que lo decidido por los empresarios rosarinos "nos tomó completamente por sorpresa".

Situación dramática

"La idea de nuestra organización es siempre apostar por el diálogo con los gobiernos. Y buscar que se instrumenten medidas para pagar las obligaciones. A nivel nacional se bajaron algunas contribuciones y el REPRO se hizo más extensivo, aunque no llegó a todos", afirmó Prieto.

"Por supuesto que nosotros queremos acompañar las medidas sanitarias, pero desde el trabajo. No tenemos más espalda económica para solventar los negocios, pagarles a los proveedores, sostener los sueldos, cumplir con los alquileres. Entendemos que hay filiales del sector que estén reaccionando porque la situación es dramática", añadió.

Prieto sostuvo que los gastronómicos porteños confían en que podrán reabrir el próximo 31. Y que ese retorno, si el Gobierno de la Ciudad habilita espacios públicos como las veredas, podría aliviar de alguna forma el mal momento actual. "Nosotros, en función de lo que dice el decreto, abriríamos el 31. Esperamos que sea así porque no tenemos más reservas", dijo.

La gastronomía confía en volver a la actividad a partir del 31.
La gastronomía confía en que volverá a la actividad en las veredas a partir del 31.

Por el lado de la Cámara de Restaurantes su titular, Carlos Yanelli, también se pronunció a favor de la negociación con la Ciudad antes que promover un freno completo al pago de impuestos.

"Apuntamos al diálogo, que es lo que estamos realizando en estos momentos", aseguró a iProfesional. "Si no somos escuchados nos expresaremos fuertemente en los medios. Existe la posibilidad de que a partir del próximo lunes podamos volver (a atender) al aire libre", concluyó.

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído