Vuelve la "Dubai" de IRSA: nuevo acuerdo para reimpulsar el megaproyecto en la ex Ciudad Deportiva de Boca

Vuelve la "Dubai" de IRSA: nuevo acuerdo para reimpulsar el megaproyecto en la ex Ciudad Deportiva de Boca
La controvertida idea de levantar un Puerto Madero náutico junto a la reserva ecológica tiene, otra vez, respaldo oficial. Detalles de la propuesta
Por Patricio Eleisegui
07.07.2021 12.48hs Negocios

Casi una década después de cancelado, uno de los proyectos inmobiliarios más controvertidos vuelve a escena. En el marco de sendos entendimientos que viene cerrando con actores del real estate, el Gobierno de la Ciudad cerró un acuerdo con la desarrolladora IRSA para reactivar la construcción de la iniciativa antes conocida como "Solares de Santa María".

El proyecto, sujeto ahora a una serie de modificaciones, contempla la construcción de torres, centros comerciales, hoteles, oficinas y diversos canales de agua en un predio lindero a la avenida Costanera Sur. Esto es, en los terrenos que en su momento se pensaron para la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors.

En el convenio actual se establece una modificación en los usos y parámetros del predio, además de fijarse que el 67 por ciento de la superficie total deberá transformarse en espacio verde y público.

También se cambian los criterios de construcción: la altura que se propone tiene un límite de 100 metros en lugar de los actuales 12. En concreto, se habilita el desarrollo de torres.

Este acuerdo debe aún pasar por la Legislatura y obtener la aprobación final. Pero en tanto sólo contempla modificaciones en el código de planeamiento, lo cual exige apenas 31 votos para alzarse con el aval definitivo, todo indica que el oficialismo porteño finalmente hará realidad los deseos de la compañía que encabeza Eduardo Elzstain.

Desde el Observatorio del Derecho su titular, Jonatan Baldiviezo, sostuvo que el tratamiento definitivo recién se llevaría a cabo después de las próximas elecciones. "El Gobierno de la Ciudad acaba de informar que se firmó este convenio urbanístico con IRSA. Se habilitarán alrededor de 700.000 metros cuadrados construibles", comentó a iProfesional.

"Este proyecto se presentó en 2011, 2012 y hasta hubo un intento de la Ciudad en 2016. Lo que se hizo en estos años es avanzar con la urbanización del barrio Rodrigo Bueno, que era una de las principales críticas que recibía la iniciativa. Solares de Santa María estaba pensado como náutico y los planes incluían canales que podían inundar la zona", añadió.

La zona donde se emplazaría el emprendimiento.
La zona donde se emplazaría el emprendimiento.

Baldiviezo observó como diferencia respecto del proyecto original "la cesión de parte del predio para espacio público", y dio por sentado que, dada la vecindad del terreno con el río, se volverá a la idea de un emprendimiento con puertos y espacios para la circulación de yates y lanchas.

En 1997, IRSA pagó 50 millones de dólares por las 71,6 hectáreas que destinará al proyecto en cuestión, promocionado hace una década como la "Dubai porteña". En el Observatorio del Derecho estiman en 1.600 millones de dólares el valor al que ascenderá el proyecto que ahora se encamina a la concreción final.

La idea original

Hasta su cancelación en 2013, la empresa estimaba que unas 15.000 las personas podrían habitar el megabarrio porteño.

La idea de IRSA contemplaba la construcción de torres, centros comerciales, hoteles, oficinas y diversos canales de agua. Tamaño desarrollo representaba para la firma una serie de desembolsos por hasta 1.000 millones de dólares.

En su concepción, "Solares de Santa María" consistía en un emprendimiento de perfil residencial que, promocionaba la desarrolladora, establecía un cierre al desarrollo urbano de Puerto Madero.

"Irradiará su influencia a los sectores aledaños (San Telmo, San Cristóbal, La Boca, Barracas) contribuyendo al fortalecimiento del área sur de la ciudad", dijeron a iProfesional desde la desarrolladora en noviembre de 2012.

Uno de los puntos conflictivos que, hace años, terminó por trabar el proyecto vino por el lado del destino que tendrían de los habitantes del barrio Rodrigo Bueno, ubicado a escasos metros de donde se pensaba levantar el emprendimiento náutico.

El proyecto
El proyecto se presenta como una continuidad de Puerto Madero.

Sucede que la propuesta contemplaba el uso como vía navegable de un espejo de agua adyacente a ese predio. Y quienes manifestaron su oposición a la iniciativa explicaron que el paso de embarcaciones elevaría el nivel del agua inundando a los vecinos.

También se expuso que el proyecto no brindaba detalles respecto a los efectos que la construcción desencadenaría sobre la Reserva Ecológica de Costanera Sur.

La propuesta edilicia contemplaba dos grandes sectores: un área de alta densidad -con parcelas que permiten la construcción de edificios- y otra destinada a condominios (mediana densidad). En 2012 se hablaba de torres diseñadas por arquitectos de prestigio, como César Pelli o Rafael Vignoli.

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído