30.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.00%

Empresarios esperan a Alberto Fernández con una agenda cargada de reclamos y mucha incertidumbre

Empresarios esperan a Alberto Fernández con una agenda cargada de reclamos y mucha incertidumbre
Los principales ejecutivos del país reclaman incentivar el trabajo, mejorar la educación, combatir la pobreza, la inflación y un rápido acuerdo con el FMI
Por Andrés Sanguinetti
15.10.2021 07.00hs Negocios

Tras la confirmación oficial de la presencia de Alberto Fernández este viernes 15 de octubre en el 57 Coloquio de IDEA, los empresarios comenzaron a preparar la nutrida agenda de temas que resumen la preocupación actual del establishment.

Será la segunda participación del jefe de Estado, recordando que el año pasado lo hizo desde la Quinta de Olivos y vía streaming abriendo la primera fecha del tradicional evento empresario.

Ahora estará presente en el Centro Costa Salguero, alrededor del mediodía, luego del panel de candidatos a diputados nacionales bonaerenses y antes del discurso de Roberto Murchinson, presidente de IDEA.

Un año atrás y sin elecciones de por medio, el Presidente había remarcado la política del Gobierno, recorriendo la mirada que tiene sobre el aporte de los empresarios a la recuperación de la Argentina post pandemia.

En el transcurso de aquel discurso, dejó varios mensajes directos a los hombres de negocios. Quizá el más importante, que no habrá devaluación del dólar oficial; que no habrá desdoblamiento cambiario; que el Gabinete de ministros seguirá con los mismos nombres.

Señales que unió a duras críticas a la "herencia" de Mauricio Macri, al que acusó de haber dejado el país en terapia intensiva; con un endeudamiento "alocado"; que hizo que se fugaran u$s25.000 millones y subiera la pobreza al 36%.

Salvo la mención a la duración de su gabinete, modificado de manera obligada por la paliza electoral de las PASO y la grieta que ese resultado abrió entre los miembros del Frente de Todos, Fernández llega al encuentro con los ejecutivos habiendo cumplido esas promesas.

Sin embargo, esa postura no alcanzó para evitar que un año después y tras un desgastante proceso social y económico provocado por las medidas para combatir la pandemia del Covid-19, el escenario argentino está peor.

Lo demuestran una inflación que apunta al 50% anual y la pobreza con un índice similar; también las presiones constantes sobre el tipo de cambio; el demorado acuerdo con el FMI; controles de precios que se profundizan; cepos para importar; marcos regulatorios cambiantes; alta carga tributaria y la falta de transparencia en la relación con el mundo empresario para fomentar nuevas inversiones.

Los principales ejecutivos del país reclaman incentivar el trabajo, mejorar la educación y combatir la pobreza

La complicada situación actual es motivo de lamento constante entre los hombres de negocios quienes plantean reclamos por la falta de debates de largo plazo y piden respuestas al Poder Ejecutivo.

De hecho, durante apertura del °57 Coloquio de IDEA, el panorama descripto fue oscuro, donde "reina una profunda crisis de confianza que actúa como limitante para el sector privado" y que hasta puede causar un "desorden macroeconómico" que frene inversiones e impida generar empleo, y crecer de forma "genuina y continua".

Así lo describió Paula Altavilla, presidente del Coloquio y country President Argentina, Uruguay, Paraguay de Schneider Electric, para quien la crisis es compleja, tiene componentes económicos, políticos, sanitarios, culturales, está anclada en profunda falta de confianza "que nos limita a la hora de asumir riesgos para cumplir nuestros sueños como el de la casa, o el emprendimiento propios y para actuar pensando sólo en el corto plazo".

Tras marcar esta "cruda realidad", la ejecutiva pidió crear entornos de previsibilidad; trabajar a fondo sobre la educación; la pobreza y el medio ambiente, y también generar "consensos mínimos" entre la dirigencia argentina, dejando de lado los horizonte electoralistas.

Por su parte, Manuel Mantilla, CEO de Mercedes Benz Argentina, calificó como "un poco complicada" a la situación económica de la Argentina, aunque se mostró optimistas sobre el futuro tanto del país como del sector automotriz en particular.

De hecho, explicó que el fuerte modelo exportador que aplica Mercedes Benz le permite aportar divisas "para colaborar con el crecimiento que la economía necesita".

Pero aclaró que la industria automotriz precisa "previsibilidad" para poder encarar d manera ordenada "planes a futuro" y si se quieren dar señales al mundo "de que estamos en un país que busca aumentar su sesgo exportador".

Su colega, Daniel Herrero, CEO de Toyota, hizo referencia a la necesidad de profundizar en la educación y considerarla como "la prioridad", y la capacitación "tratando de encontrar mecanismos que permitan una mayor inclusión y generación de trabajo".

En este sentido, recordó además los problemas que su compañía sufrió para conseguir 200 trabajadores calificados para tomar en su planta de la localidad bonaerense de Zárate.

Confianza y estabilidad

En tanto, Miguel Blanco, director General de Swiss Medical, reclamó reglas de juego; mayor participación del sector privado y generar confianza para crecer, así como la urgencia de acordar con el FMI.

"No hay margen para volver atrás, hace falta estabilidad y no radicalización extrema luego del 15 de noviembre", argumentó, a la vez que advirtió sobre la falta de generación de empleo, la inflación, la disparada de los costos".

Sin embargo, su pesimismo quedó reflejado tras considerar que el Gobierno no tiene intenciones de cambiar sino de "hacer más d lo mismo, respaldándose en los intendentes y gobernadores, y de ese modo se hace complicado que la inversión y el empleo aparezcan en mayor medida".

Del mismo modo, Marcos Bulgheroni, CEO de Pan American Energy Group, ratificó la necesidad de que la educación cumpla con un papel fundamental en el desarrollo y aprendizaje de los jóvenes.

El representante de una de las familias más poderosas de la Argentina participó junto al CEO de Toyota del panel "Educación: tragedia u oportunidad", en el que se debatió la importancia de un plan nacional de recuperación de contenidos, el rol de las familias en el debate educativo y la importancia de solucionar el flagelo de la deserción escolar.

"Hace falta elaborar un plan nacional de recuperación de contenidos y volver a integrar al sistema al millón y medio de estudiantes que dejaron de asistir" pidió.

Desde el sector de las telecomunicaciones, el mensaje al presidente Alberto Fernández pasa por contar con una macroeconomía estable para recuperar la educación y el empleo, así como trabajar en la brecha cambiaria y generar más inversiones.

Así lo expresó German Grecco, Motorola, gerente General de Motorola Argentina, para quien el Gobierno debe trabajar en reducir el déficit fiscal, en la estabilización de las reglas de juego para otorgar más previsibilidad a las inversiones, en reducir la inflación y ocuparse de los movimientos del dólar, así como en generar condiciones de estabilidad, mejorar la calidad, el empleo y la educación.

Desde el agro, los reclamos se ocupan en el acuerdo con el FMI y en estabilizar la economía, encontrar caminos de para acuerdos políticos para el largo plazo.

El portavoz del sector en el 57 Coloquio de IDEA fue Antonio Aracre, presidente de Syngenta para Latinoamérica Sur, para quien la falta de divisas retrasa el crecimiento y empuja la inflación. Como mecanismo de mejora, el empresario pidió al Gobierno cerrar las negociaciones con el FMI "si lo que se busca es avanzar en mejorar el año próximo, generar empleo".

En un país con pobreza y desempleo, los empresarios piden medidas urgentes para recuperar la confianza y la credibilidad 

El mismo planteo esgrimió Laura Gé, miembro de los directorios del Banco Santander Argentina y Farmacity y Asesora Ejecutiva de CEO de Grupo Sancor Seguros. Falta de inversión, inestabilidad económica, importante carga presupuestaria y leyes laborales "rígidas" y antiguas, algunos de los factores que impiden la creación de trabajo, según IDEA. Del panel participa Santiago Bulat, economista jefe de IDEA. "Hasta que la economía no se estabilice difícilmente haya mejoras", alerta.

IDEA presentó tres propuestas para impulsar el trabajo en la Argentina a largo plazo: la creación de un régimen laboral de emergencia, avanzar hacia la federalización del Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria y, para adaptar el marco del país a las nuevas demandas del mercado laboral, mejorar el empleo independiente mediante una reformulación del monotributo.

Por su parte, Gustavo Castagnino, director de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Genneia y vicepresidente de la Cámara Eólica Argentina, dejó en claro que la estabilidad "es condición necesaria para que la economía arranque y el empleo se multiplique".

Tras haber certificado la compensación de la huella de carbón del evento, el ejecutivo también hizo mención a las restricciones y cepos que el Gobierno viene aplicando en diversos sectores y también al dólar. "Se trata de decisiones que desincentivan el ingreso de divisas y de las inversiones", sostuvo, al tiempo que remarcó que la pobreza, la falta de empleo y la educación deben estar en el centro de las urgencias.

Pero reconoció que en el corto plazo y en medio del proceso electoral, la incertidumbre es lo que prevalece "porque se esperan cambios en algunas cosas que quizá no pasen".

Temas relacionados