Evergrande, al borde del default tras vencimiento de 148 millones de dólares

Algunos acreedores anunciaron que no recibieron los pagos de los bonos de parte de la empresa, al cierre de los negocios en Asia
Por iProfesional
10/11/2021 - 20,45hs
Evergrande, al borde del default tras vencimiento de 148 millones de dólares

Algunos acreedores, a través de bonos de la China Evergrande Group, confirmaron que no habían recibido pagos de cupones al final de un periodo de gracia de 30 días. Esta situación empuja a la empresa de nuevo al borde del impago.

La firma inmobiliaria más endeudado del mundo, fue dando tumbos entre plazos de pagos en las últimas semanas mientras lidiaba con más de 300.000 millones de dólares en pasivos, 19.000 millones de los cuales son bonos internacionales.

La empresa no ha incumplido ninguna de sus obligaciones de deuda en el extranjero, pero el miércoles finaliza un periodo de gracia de 30 días para el pago de cupones por más de 148 millones de dólares en bonos de abril de 2022, 2023 y 2024.

Si no paga, la empresa incurriría en un impago formal y se activarían las disposiciones de default cruzado para otros bonos en dólares de Evergrande, lo que agravaría la crisis de deuda que se cierne sobre la segunda economía del mundo.

No está claro a qué hora exactamente expira el período de gracia el miércoles, pero dos fuentes con conocimiento del asunto dijeron que algunos tenedores de bonos no habían recibido el pago al final del día hábil asiático.

"La expectativa es que se pague", dijo Karl Clowry, asesor de reestructuración y socio de Addleshaw Goddard LLP, señalando también una posible relajación en las próximas semanas de las "tres líneas rojas", requisitos financieros que el banco central impuso el año pasado a los promotores para obtener nuevos préstamos bancarios.

"Sería toda una sorpresa que los fondos no fluyeran hacia el fideicomisario en el plazo requerido, dado el inmediato incumplimiento cruzado y el efecto dominó sobre los proveedores y el mercado inmobiliario de la República Popular China en general".

El gigante chino sacudió al mercado

Si no paga, la empresa incurriría en un impago formal 

Los problemas inmobiliarios de China sacudieron los mercados mundiales en septiembre y octubre. Hubo una breve calma a mediados de octubre después de que Pekín intentara asegurar a los mercados que la crisis no se descontrolaría.

Sin embargo, la preocupación ha resurgido, y la Reserva Federal de Estados Unidos advirtió el martes de que el problemático sector inmobiliario chino podría plantear riesgos globales.

Cada vez son más los promotores que ven recortada su calificación crediticia por el empeoramiento de su perfil financiero.

La preocupación por las posibles consecuencias de Evergrande también ha sacudido el sector inmobiliario chino en los últimos días, azotando los bonos de empresas inmobiliarias ante el temor de que la crisis se extienda a otros mercados y sectores.

Los problemas de Evergrande se han ido acumulando durante meses y sus menguantes recursos frente a sus enormes pasivos han borrado el 80% de su valor.

Fundada en Guangzhou en 1996, la promotora personificó una era de libertad de acción para pedir prestado y construir. No obstante, ese modelo de negocio se ha complicado por cientos de nuevas reglas diseñadas para frenar el frenesí edificador y promover la vivienda asequible.

dzv
Evergrande es la firma inmobiliaria más endeudado del mundo

Alivio en octubre

A mediados de octubre, la firma evitó un default con un abono de último minuto de los intereses de un bono, con lo que ganó otras semanas para lidiar con una crisis de deuda que amenaza a la segunda mayor economía mundial.

En ese entonces, el segundo mayor promotor inmobiliario chino remitió 83,5 millones de dólares a una cuenta fiduciaria en el Citibank, lo que le permitió pagar los intereses de un bono en dólares antes del fin del periodo de gracia del 23 de octubre.

Esto llevó alivio a los inversores y a los reguladores preocupados por las repercusiones en los mercados mundiales, y se sumará a las garantías ofrecidas por las autoridades chinas, que han dicho que los acreedores estarán protegidos.

No estaba claro cómo Evergrande, con problemas de liquidez, pudo recaudar fondos para pagar a los tenedores de bonos o si alguno ya había recibido el dinero el . Evergrande debe afrontar cerca de 338 millones de dólares en pagos de cupones en el extranjero en noviembre y diciembre.

"Parecen estar evitando el incumplimiento a corto plazo y es un alivio que hayan logrado encontrar liquidez", dijo un abogado de reestructuración de deuda con sede en Hong Kong que representa a algunos tenedores de bonos.

"Este pago podría ser una forma de conseguir algún tipo de aceptación por parte de las partes interesadas antes del arduo trabajo necesario en la reestructuración", agregó el abogado, que pidió permanecer en el anonimato.

Evergrande no pagó en su momento cupones por un total de casi 280 millones de dólares en sus bonos en dólares el 23 de septiembre, el 29 de septiembre y el 11 de octubre, iniciando períodos de gracia de 30 días para cada uno.

Temas relacionados