iProfesional

Pese a mejorar sus resultados, Arcor sigue afectada por el congelamiento y costos que aumentan más que sus precios

El grupo cordobés ganó algo más de $15.000 millones este año. Pero su resultado operativo cayó 14,6% por costos que aumentaron más que sus precios
Por Andrés Sanguinetti
30/11/2021 - 10,55hs
Pese a mejorar sus resultados, Arcor sigue afectada por el congelamiento y costos que aumentan más que sus precios

A partir de un proceso de reducción de costos, de la devaluación del peso y del crecimiento de sus otros negocios no vinculados al sector alimenticio, el grupo Arcor logró recuperar en parte sus históricos niveles de rentabilidad.

Durante lo que va del año, el mayor fabricante de golosinas de la Argentina y uno de los principales a nivel mundial, obtuvo un resultado de $15.225 millones contra los $6.652 millones de igual período del año pasado.

Pero semejante nivel de rentabilidad no fue impulsada por un mejoramiento de sus actividades vinculadas a la producción y comercialización de sus marcas de alimentos sino por una reducción del cargo en los resultados financieros, generada principalmente por la apreciación en términos reales del peso.

Por lo menos así lo explica el propio grupo en el informe sobre sus resultados financieros enviado a la Comisión Nacional de Valores (CNV), donde aclara que la aceleración de la inflación por sobre la devaluación de la moneda local, "ocasiona en los estados financieros el reconocimiento de una ganancia por diferencia de cambio y resultado por posición monetaria neta, mientras que durante el mismo período del año anterior, se reconocía una pérdida por este concepto".

En cambio, la performance general del negocio, durante este período se profundizó el deterioro del resultado operativo con una caída del 14,6% respecto del mismo período del año anterior debido, en mayor medida al incremento de la estructura de costos producto del sostenido proceso inflacionario de la Argentina y el aumento de las materias primas a nivel internacional, en una proporción superior a la suba de los precios.

Dicho de otro modo y tal como le pasa al resto de las empresas del sector, Arcor sufre las consecuencias de los diferentes cepos y congelamientos dispuestos por la Secretaría de Comercio Interior al tener que mantener sus valores de venta fijos cuando el fuerte contexto inflacionario genera una constante disparada de los costos.

Más allá de este escenario, el holding cordobés finalizó el tercer trimestre del ejercicio económico comprendido entre el 1 de enero y el 30 de septiembre pasados con ventas por $202.014 millones.

En este caso, los despachos a clientes domiciliados en el país representaron el 67,3% del total mientras que las del exterior, que incluyen las exportaciones a terceros desde Argentina, alcanzaron el 32,7% restante.

Pese a mejorar sus resultados, Arcor sigue afectada por el congelamiento
Pese a mejorar sus resultados, Arcor sigue afectada por el congelamiento

En comparación con el mismo período del año anterior, las ventas totales del grupo aumentaron un 10,6% en pesos a partir de la recuperación de sus negocios en el exterior y de la incorporación, desde agosto, de los efectos generados por el acuerdo de Joint Venture con Ingredion Argentina.

La empresa de la familia Pagani y la compañía norteamericana dedicada a soluciones de ingredientes para la industria de alimentos y bebidas, crearon esta nueva sociedad para apalancar las operaciones, los procesos de ambas empresas y que extenderá la presencia geográfica y la capacidad comercial en la oferta de ingredientes para la industria en Argentina, Chile y Uruguay.

Arcor transfirió al joint venture sus operaciones de ingredientes ubicadas en Lules (Tucumán) y dos plantas en el complejo industrial de Arroyito (Córdoba). En tanto, Ingredion cedió sus operaciones en Argentina, Chile y Uruguay, incluyendo dos plantas de producción en Chacabuco y Baradero (provincia de Buenos Aires) que elaboran jarabes de glucosa, maltosa, fructosa, almidones y maltodextrinas.

Escenario inestable

Pero más allá de esta operación, en su balance el grupo Arcor recuerda que opera en un contexto económico complejo, "cuyas principales variables han tenido una fuerte volatilidad, tanto en el ámbito nacional como internacional".

En su informe presentado ante la CNV, el holding asegura que el contexto de volatilidad e incertidumbre "continúa a la fecha de emisión de los presentes estados financieros intermedios condensados consolidados".

Por lo tanto, advierte que sigue monitoreando de cerca la situación y definiendo planes de acción que se ajusten al contexto, "siguiendo las disposiciones y recomendaciones de los diferentes organismos internacionales y/o Ministerios de salud de los países donde opera".

También recuerda que considera el negocio tanto desde una perspectiva geográfica como de otra basada en los tipos de producto. Desde el punto de vista geográfico, se analiza el desempeño en Argentina, Brasil, Región Andina (incluye a Chile, Perú, Ecuador y Colombia), Norte, Centro y Overseas (incluye, México, EE.UU, España, China y Angola), Filiales Sur (incluye a Uruguay, Paraguay y Bolivia). A esto le suma Agronegocios Exterior (incluye Uruguay y Chile, y Resto de Países y Negocios.

 el holding asegura que el contexto de volatilidad e incertidumbre
El holding que lidera Luis Pagani asegura que actúa en un contexto de volatilidad e incertidumbre que "continúa a la fecha"

Además, el grupo está organizado en base a tipos de productos como golosinas y chocolates; galletas; alimentos; packaging; agronegocios y otros industriales.

Otra de las herramientas que Arcor puso en marcha para atravesar el actual contexto de crisis económica y caída del consumo se vincula con la refinanciación de su deuda financiera.

Por caso, en junio pasado, su asociada Mastellone Hermanos lanzó una oferta de canje por un valor nominal de u$s162,7 millones o el 81,50% del valor nominal total de sus Obligaciones Negociables (ON) Clase "F", a una tasa fija del 12,625% con vencimiento el 3 de julio pasado, las cuales totalizaban u$s199,7 millones.

La oferta consideró el canje de cada u$s1.000 de valor nominal por u$s675 en nuevas ON Clase "G" garantizadas no subordinadas a una tasa fija del 10,95% con vencimiento en 2026 y por los u$s325 restantes, un pago en efectivo.

Como resultado de la oferta, Mastellone Hermanos emitió ON Clase "G" por u$s110,9 millones, y efectuó la cancelación en efectivo por u$s53,4 millones a los tenedores de títulos que ingresaron en el canje. En el caso de los que no lo hicieron se efectuó la cancelación por u$s35,4 millones en efectivo junto con el interés devengado.

Gracias al resultado del canje Mastellone dejó de lado la incertidumbre que podía generar dudas significativas sobre su capacidad para continuar como empresa en funcionamiento.

"Por consiguiente, el Grupo considera que los riesgos asociados a la situación de incertidumbre descripta precedentemente disminuyeron significativamente", detalla Arcor con relación a esta operación.

Pero además, el holding canceló la cuota final de amortización e intereses de las ON Clase 15 y, en el marco del Programa Global de emisión por hasta u$s800 millones, emitió nuevas ON Clase 16 por $1.500 millones y las ON Clase 17 por un valor nominal que asciende a 27,9 millones de UVA.

Los fondos netos obtenidos fueron destinados a la cancelación de préstamos bancarios de corto plazo.

Como parte del mismo plan para reducir los riesgos ante la inestabilidad económica, Arcor encaró un proceso de reorganización mediante el cual las subsidiarias Cartocor; Zucamor; Zucamor Cuyo y BI S.A suscribieron un acuerdo de reorganización societaria a través del cual Cartocor absorbió todos los activos y pasivos de las otras compañías.

A partir de este escenario y de las perspectivas, internacional, regional y nacional, en Arcor entienden que las acciones futuras "deben estar focalizadas en ser una empresa de alimentos y golosinas líder en Latinoamérica y reconocida en el mercado internacional destacándonos por nuestras prácticas sustentables y por nuestra capacidad de generar nuevos negocios".

En este sentido, el grupo continuará con la estrategia de focalización en los negocios principales: alimentos de consumo masivo (golosinas; chocolates; helados; galletas; alimentos y productos funcionales); packaging y agronegocios, junto con el desarrollo de proyectos de asociación estratégica, tales como el Joint Venture iniciado con Ingredion.

Además, continuará priorizando lo que considera la liquidez y una sana estructura de financiamiento "con el objetivo de asegurar el cumplimiento de las obligaciones y compromisos, como también la adecuada gestión del capital de trabajo y la contención de los gastos fijos, a efectos de poder obtener los fondos requeridos para llevar a cabo las operaciones y proyectos de inversión".

Temas relacionados