iProfesional

Paso fronterizo y suspenso: Chile se bajó del financiamiento, ¿qué pasará con la construcción del túnel Agua Negra?

El mega emprendimiento cierra otro año de pausas y complicaciones. La postura de Piñera y la incidencia de las elecciones del otro lado de la Cordillera
Por Patricio Eleisegui
15/12/2021 - 11,21hs
Paso fronterizo y suspenso: Chile se bajó del financiamiento, ¿qué pasará con la construcción del túnel Agua Negra?

Otro año que concluye y el proyecto del túnel binacional Agua Negra, uno de los emprendimientos más sonados de los últimos tiempos, transita una instancia más cercana a la desactivación total que a la posibilidad de la concreción.

Si bien del lado argentino permanece la idea de promover esta vía comercial, lo cierto es que Chile no ha hecho más que retirarle el interés con el correr de los meses.

De hecho, Nación y el gobierno de la provincia de San Juan aguardan por los resultados de los escrutinios que se llevarán a cabo del otro lado de la Cordillera el próximo 19 para buscar el relanzamiento de la iniciativa.

En Argentina se consolidó la idea de que el proyecto no podrá retomarse hasta tanto Sebastián Piñera deje el mando en la Casa de la Moneda. Según pudo saber iProfesional de expertos que intervienen en el desarrollo técnico del emprendimiento, la relación con el mandatario chileno comenzó a tensionarse en enero de este año cuando Chile informó oficialmente su decisión de desistir de un préstamo otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el desarrollo final del túnel.

El trato terminó de enfriarse a fines de agosto luego de que el país vecino, de manera unilateral, fijara un nuevo límite marítimo sobre una zona en el Atlántico Sur que forma parte de la Argentina. La queja del Gobierno redundó en el parate total de las conversaciones que venían llevándose a cabo por Agua Negra y otros temas de la relación comercial entre ambas naciones.

"Creemos que será mejor esperar la nueva gestión en Chile", reconoció recientemente Andrés Zini, subsecretario de Coordinación de Proyectos y Licitaciones del gobierno de San Juan. Los representantes del país trasandino desestimaron la reunión de partes establecida para el 30 de septiembre y no volvieron a fijar fecha. El ente binacional no se reúne desde el 16 de octubre de 2019, otra prueba del parate que exhibe el proyecto de túnel.

Agua Negra ha sido víctima, desde entonces, del estallido social en Chile, la expansión de la pandemia en esta área del mundo y la renovada pelea limítrofe. Demasiado para un megaemprendimiento que, al menos por ahora, no ha logrado trascender de los planos.

"En Chile, gobiernos regionales como el de Coquimbo y La Serena siguen insistiendo con la importancia de llevar a cabo el túnel. Por el lado de San Juan, el proyecto no se discute. Lo quieren lanzar como antes. El problema está en Santiago. La no realización del túnel está incumpliendo, incluso, algunos puntos del tratado de Maipú rubricado por ambos países", expuso a iProfesional una fuente ligada al proyecto.

Chile viene de reconocer que descartó financiamiento por lo elevado de los intereses asociados a la obra.
El Gobierno chileno descartó financiamiento por lo elevado de los intereses asociados a la obra.

"Por el lado de Piñera y sus equipos falta visión para asumir que este es un proyecto que trascenderá gobiernos. En un momento del mundo en el que las economías necesitan estar más interconectadas que nunca, paralizar una obra así, que acelerará la integración entre el Pacífico y el Atlántico, es un error que complica cualquier despegue de las producciones regionales", añadió.

En las últimas semanas, desde CORPAN, el ente creado del lado chileno para promover Agua Negra, reconocieron que la evolución del túnel está parada por decisión del Gobierno trasandino.

"Por el momento está todo estancado. Estamos esperando los informes de la comisión de túneles del Ministerio de Obras Públicas y ahí está todo frenado. La verdad que esto no avanza por falta de voluntad política, no por aspectos técnicos", afirmó Rodrigo Díaz, presidente de CORPAN.

En La Serena, referentes políticas locales como Carmen Zamora responsabilizaron directamente a la gestión Piñera por el freno vigente. "El gobierno de la presidente Michelle Bachelet dejó el proyecto en condiciones listas para licitar y sin problemas de financiamiento. El gobierno de Sebastián Piñera se negó a avanzar, señaló que faltaban estudios y otros distintos argumentos. Durante casi cuatro años, se ha negado a avanzar con el proyecto", declaró a medios locales.

En qué consiste la obra

El proyecto Agua Negra comprende la construcción de dos túneles paralelos de casi 14 kilómetros de extensión. Se estima que semejante obra implicaría un desembolso del orden de los 1.250 millones de dólares.

Estas vías mantendrían entre sí una distancia de 50 metros, pero al mismo tiempo incluirían conexiones por galerías de auxilio vehicular cada 1,5 kilómetros.

El actual paso fronterizo de Agua Negra se encuentra a más de 4.760 metros sobre el nivel del mar y suele ser atravesado por unos 10.000 autos cada año.

Agua Negra permitiría sortear variables climáticas que complican la circulación comercial con Chile.
Agua Negra permitiría sortear variables climáticas que complican la circulación comercial con Chile.

Entre sus inconvenientes, figura el de no soportar el transporte de carga y que debe permanecer cerrado entre mayo y octubre por las nevadas. De ahí la necesidad de avanzar con nuevas opciones de interconexión entre ambos países.

Contexto de pandemia al margen, el principal paso de Argentina a Chile es el de Cristo Redentor, que también tiene un "detalle": suele permanecer clausurado hasta 40 días al año por el mismo fenómeno.

El nuevo Agua Negra permitiría entonces sortear varios obstáculos, entre ellos el climático, que complica la movilidad de un lado a otro de la cordillera.