Paro de transportistas: pérdidas millonarias y temor por el desabastecimiento y su impacto en la inflación

La medida de fuerza establecida por el transporte de granos paraliza a los principales puertos del país. Si sigue, complicará el abastecimiento interno
Por Patricio Eleisegui
13/04/2022 - 07,10hs
Paro de transportistas: pérdidas millonarias y temor por el desabastecimiento y su impacto en la inflación

La medida de fuerza establecida desde el lunes por la Federación de Transportistas Rurales Argentinos (FETRA) no afloja. Y en el ámbito de la agroexportación y la circulación interna de mercaderías ya se agarran la cabeza. Ocurre que el paro de estos actores trabó casi por completo la actividad comercial en el centro del país. El parate, fijado por tiempo indeterminado, podría extenderse varios días más si no hay un acuerdo con las autoridades del Ministerio de Transporte.

En concreto, los transportistas reclaman una actualización del esquema de tarifas referenciales para el flete de granos. Pero desde el ámbito oficial la posición es de rechazo al pedido en tanto dichos valores fueron incrementados el 21 de febrero de este año. FETRA considera que, dada la inflación disparada, los números deben volver a retocarse.

A la par de esta exigencia, la federación también pide una solución inmediata al problema de la falta de gasoil en las provincias ligadas al agro. Rechazan la decisión de algunas estaciones de servicio de comercializar el combustible bajo un esquema de cupos con topes que van de los 50 a los 200 litros según el vehículo.

La medida de fuerza frenó casi toda la actividad en Rosario, Quequén y Bahía Blanca.
La medida de fuerza frenó casi toda la actividad en Rosario, Quequén y Bahía Blanca.

La disputa por el gasoil

Según comentaron a iProfesional fuentes ligadas a FETRA, los transportistas consideran que hoy por hoy la comercialización del gasoil está "desregulada".

Es decir, que cada estación de servicio fija el precio que considera oportuno incluso sin tomar en cuenta los valores que bajan de las petroleras. De ahí que en zonas como Córdoba o Santa Fe la cotización del litro puede ir de los 140 a los 170 pesos.

La paralización establecida por el gremio redundó en la caída casi total de la actividad en los puertos de la zona santafesina de Rosario, Quequén y Bahía Blanca, estos dos últimos ya en la provincia de Buenos Aires. En el puerto pegado a Necochea en las últimas 24 horas no ingresó un solo camión cargado con granos.

En Rosario apenas sí ingresaron 18 vehículos en el mismo lapso, mientras que en Bahía Blanca lo hicieron algo más de 140 cargados con trigo y maíz. La perspectiva es que, si no hay un acuerdo en las próximas horas con la cartera de Trabajo, los transportistas endurezcan la medida hasta reducir a cero los ingresos en todos los puertos de exportación, justamente, de granos.

Los camioneros reclaman disponibilidad de gasoil sin cupos en las estaciones de servicio.
Los camioneros reclaman disponibilidad de gasoil sin cupos en las estaciones de servicio.

Las cámaras de cereales, por demás de molestas

Ante la medida de FETRA los ánimos en el ámbito de la exportación de granos están por demás de caldeados. En ese sentido, desde la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC) estimaron en 100 millones de dólares las pérdidas diarias por el escaso movimiento en las terminales portuarias.

"Estamos teniendo a la espera 50 barcos para la carga. Son 100 millones de dólares que no se pueden lograr y que cuando se levante el paro trataremos de recuperar", sostuvo al respecto Gustavo Idígoras, titular de la entidad.

Además de cotizar en 50.000 dólares el costo por día de cada barco que aguarda para ser cargado/descargado, el directivo remarcó que "tampoco hay gasoil suficiente para levantar la cosecha, estamos preocupados por el día de hoy y lo que va a pasar hacia adelante".

La cámara también fijó una posición institucional de rechazo al paro a través de su espacio en redes sociales. "Segundo día de paro de transportistas sin soluciones a la vista. Todo el complejo agroexportador está paralizado. La economía argentina no puede darse estos lujos. Todo el país necesita el ingreso de divisas y el mantenimiento de las fuentes de trabajo", expuso CIARA-CEC en su cuenta en Twitter.

"El paro dispuesto por los #transportistas afecta severamente a la cadena agroindustrial. El gobierno no propone soluciones al conflicto ni al faltante", añadió la organización. En el seno de la entidad dan por descontado que con el correr de las horas comenzará a sentirse el desabastecimiento de productos de circulación interna, con foco en los artículos de supermercados.

"Ya es un misterio qué pasará con la cosecha, tampoco se puede predecir el efecto profundo de la medida en los supermercados. Desde ya que no será positivo. Y más en un contexto de inflación. Cualquier demora en la entrega de mercaderías, por cuestiones relacionadas con los costos de fletes, implicará un aumento en el precio final del producto en el lugar de destino", comentó a iProfesional un referente de la comercialización de alimentos.

Los agroexportadores temen por la cosecha por realizar de soja y maíz.
Los agroexportadores temen por la cosecha a realizar de soja y maíz.

Miedo por el destino de la cosecha

La cosecha de granos gruesos, para dolor de cabeza del Gobierno, entró en fase de suspenso a partir de este paro. Por estos días, faltan cosechar más de 6 millones de hectáreas de maíz y más de 14 millones de hectáreas de soja.

En CIARA-CEC afirman que, de continuar la medida de fuerza, se consolidará una pérdida de 200.000 toneladas diarias de granos para exportar o procesar. Y, además, resultará afectado el abastecimiento al mercado interno de aceite de girasol y mezcla.

Siempre de acuerdo a esta entidad, además de Bahía Blanca, Quequén y Rosario, el paro complica la actividad comercial al menos 15 puertos cerealeros de la Argentina.