Fuerte caída en la rentabilidad para Molinos Agro, la división agropecuaria del Grupo Perez Companc

La inestabilidad del precio de los commodities, los desequilibrios de oferta y demanda y la invasión rusa a Ucrania impactan en la ganancia de la compañía
Por Andrés Sanguinetti
07/06/2022 - 19,44hs
Fuerte caída en la rentabilidad para Molinos Agro, la división agropecuaria del Grupo Perez Companc

Así como la empresa de consumo masivo de la familia Perez Companc sufre las consecuencias de la inflación; los cepos a los precios; la retracción de la demanda interna y la suba de costos, Molinos Agro, su división vinculada a los commodities agropecuarios, también está siendo afectada por un inestable escenario.

La diferencia es que mientras los problemas de Molinos Río de la Plata se concentran en el entorno local y, en su gran mayoría son generados por medidas intervencionistas del Gobierno, en el caso de Molinos Agro opera en un contexto de alta volatilidad como consecuencia de los desbalances de oferta y demanda internacional generados principalmente por las sucesivas olas de Covid-19, la sequía en Sudamérica y la invasión rusa a Ucrania.

Esto se debe más que nada a que se trata de una empresa, cuyo marco de negocios está relacionado con la industrialización y comercialización de granos y subproductos derivados de la soja y venta de cereales, a diferencia de su sociedad hermana que se enfoca en la producción de alimentos y desarrollo de marcas, más que nada para el mercado interno.

Fundamentalmente, se desenvuelve en los segmentos de negocio de soja (y los productos industriales originados en su molienda) y cereales a partir de lo cual posee una importante participación en el complejo agroindustrial como proveedor internacional de commodities. Asimismo, y como valor agregado sobre el aceite de soja, participa en el mercado de biocombustibles comercializando biodiesel.

Molinos Agro
Molinos Agro tuvo un desempeño estrechamente ligado al contexto de volatilidad e inestabilidad

El desempeño de Molinos Agro en lo que va del 2022

Su desempeño en lo que va del año se encuentra estrechamente ligado a ese contexto de volatilidad e inestabilidad internacional que, si bien le permitió incrementar sus ventas y facturación, también le provocó mayores costos y un resultado operativo muy inferior al que había logrado en el mismo período del año pasado.

En el caso de sus ventas, llegó a 7,8 millones de toneladas entre enero y marzo pasados, cifra que representa un incremento del 22% respecto al 2021 que, combinado con los altos precios internacionales, originó un incremento del 33% en la facturación.

Esta suba a su vez le representa un año récord en materia de liquidación de divisas y contribución de derechos de exportación para el país.

La suba en la facturación no alcanzó para mejorar la rentabilidad

cccc
Molinos Agro presentó un informe a la CNV en el que analizan el balance

Sin embargo, la suba de su facturación no fue suficiente para equilibrar o mejorar su rentabilidad, debido a mayores gastos fijos y variables que, junto con una evolución del dólar por debajo de la inflación local, le provocó una caída del 25 % en sus ganancias operativas.

Los datos surgen de analizar el balance correspondiente al primer trimestre de este año enviado por el directorio de Molinos Agro a la Comisión Nacional de Valores (CNV) en el cual informa una ganancia neta de $8.486 millones. Es decir, un 22% inferior al que logró en el ejercicio previo y que había totalizado $10.848 millones.

Esta diferencia obliga a los ejecutivos de la empresa del grupo Perez Companc a encarar una política de prudencia financiera con la que busca maximizar su rentabilidad y mantener al mismo tiempo una calificación de crédito sólida y ratios de capital saludables para poder sustentar su negocio.

La estrategia, según explicaron desde la compañía, incluye la consideración de varios factores como los cambios en las condiciones macroeconómicas; las estrategias crediticias; los costos del financiamiento, y el eventual impacto de cambios en el fondeo y liquidez de las actividades operativas y comerciales.

En este sentido, Molinos Agro intenta mantener una mezcla de deuda y capital que satisfaga los ratios en niveles aceptables y permita obtener calificaciones de riesgo de agencias internacionales en línea con los principales operadores del mercado.

Molinos Agro
Los resultados de Molinos Agro están expuestos a la volatilidad de precios internacionales de cereales, soja y sus derivados

Molinos agro sufre la volatilidad global

El plan busca consolidar y potenciar su rol de proveedor internacional de productos derivados de la molienda de oleaginosas y cereales, acompañada con altos niveles de eficiencia operativa y de productividad en su planta industrial, instalaciones de acopio y puerto de embarque, así como también en la cadena de originación de su materia prima.

"Como consecuencia del desarrollo de las operaciones y actividades comerciales, los resultados del Grupo Molinos Agro están expuestos a la volatilidad de los precios internacionales de cereales, de soja y sus derivados (aceite, harina y pellet de soja)", explica el documento que la compañía envió a la CNV.

Del mismo modo, destaca los riesgos asociados a los commodities que corre y que involucran el componente internacional del precio, y el ajuste a lo que se denomina "origen argentino".

El plan busca consolidar y potenciar su rol de proveedor internacional de productos derivados de la molienda de oleaginosas y cereales,
Molinos Agro busca potenciar su rol de proveedor internacional de productos derivados de la molienda 

Con el objetivo de mitigar estos riesgos, Molinos Agro dispuso en los últimos años algunas medidas de protección como límites volumétricos a las posiciones abiertas para cada tipo de producto y subproducto, y un perfeccionamiento de sus contratos de compra y/o venta en mercados a término de granos.

"El fin de estas medidas es el de minimizar los riesgos asociados a la fluctuación en el precio internacional y que afectarían el margen entre los stocks físicos y/o los compromisos de compra de materia prima con precio respecto de los compromisos de venta de cereales y subproductos de la soja (aceite, harina y biodiesel), cuyas posiciones se registran asimismo a su valor razonable al cierre de cada ejercicio", enfatiza el informe.

En lenguaje técnico, eso significa que dichas posiciones son cerradas en forma previa a su vencimiento, sin que eso implique entrega física de la mercadería, y se espera tengan un impacto económico inverso al de la posición de la mercadería a comercializar.

"Las posiciones mencionadas implican movimientos financieros diarios, pagando o cobrando según la evolución del mercado así como el mantenimiento de garantías vinculadas a la posición de cada producto y/o subproducto, con su correspondiente contrapartida en resultados", resaltan desde Molinos Agro.

La empresa del Grupo Perez Companc
La empresa del Grupo Perez Companc está emitiendo deuda para financiar sus compromisos

Deuda de corto plazo

De manera paralela a su estrategia de reducción de costos y fuerte análisis de las fluctuaciones internacionales, Molinos Agro viene emitiendo deuda para financiar sus compromisos y encarar sus planes de inversión de una manera sólida y estable.

En este marco, el 14 de mayo del 2021, emitió Obligaciones Negociables (ON) Clase I y Clase II por u$s28,4 millones y u$s25,3 millones respectivamente.

Ambas series fueron denominadas en dólares, pero integradas y pagaderas en peso, además de devengar una tasa nominal anual de 1,5% con pago trimestral de intereses, y amortización del capital el de mayo de 2023 para la Clase I y una tasa nominal anual del 2,5%, con pago trimestral de intereses, y amortización del capital el 18 de mayo de 2024 para la Clase II. Adicionalmente, el 3 de septiembre del mismo año, fueron emitidas la Clase III y Clase IV del mismo instrumento, por u$s33,5 millones a una tasa del 1% y u$s36,4 millones y una tasa del 2,49% respectivamente.

Ambas clases de ON pagan intereses trimestrales y la amortización del capital será el 3 de septiembre del 2023 y 3 de septiembre del 2024.

De manera adicional y también para cumplir con su plan de "cuidado" financiero, Molinos Agro lleva a cabo una política prudente de protección frente al riesgo de liquidez, manteniendo disponibilidades de recursos en efectivo y líneas de crédito no utilizadas para hacer frente a los vencimientos de préstamos y deudas financieras previstos en los próximos 12 meses.

En ese sentido, el informe de la compañía destaca que una porción significativa de su deuda financiera corresponde a prefinanciación de exportaciones y cuyos fondos se utilizan para adquirir los commodities que luego exporta.

En su documento, la compañía explica que dicha porción significativa de la deuda financiera "está asociada a contratos de exportación relacionados con los stocks físicos y anticipos de materia prima a recibir con precio fijo al cierre de cada ejercicio".

Adicionalmente, implementa límites a la estrategia de financiamiento, en lo que respecta a plazos, montos y monedas.

Temas relacionados