Hipotecados UVA: las deudas se multiplicaron por 7, brotan las cautelares pero el Gobierno mantiene el "siga, siga"

El Gobierno sigue sin generar soluciones para las más de 105.000 familias afectadas por la suba de las cuotas. Los pagos demandan sueldos completos
Por Patricio Eleisegui
01/11/2022 - 11,55hs
Hipotecados UVA: las deudas se multiplicaron por 7, brotan las cautelares pero el Gobierno mantiene el "siga, siga"

El fin de 2022 será a puro drama para las más de 105.000 familias afectadas por los créditos UVA y su suba incontenible. En algunos casos, los endeudados ya cubren cuotas superiores a los 126.000 pesos mensuales y la decisión del Gobierno de no aportar soluciones no sólo atenta contra la situación habitacional de los tomadores del financiamiento: directamente mantiene en terapia intensiva el funcionamiento financiero de los grupos familiares. Si bien del lado de los afectados se multiplican los amparos, lo cierto es que el oficialismo concluye otro año sin cambios favorables para los hipotecados.

"Estamos con mucha angustia, los tiempos se prolongan y no hay ninguna novedad. Ya no sabemos qué hacer. Si entablar un juicio o qué", dijo a iProfesional una de las referentes del colectivo Hipotecados UVA.

La situación que atraviesa esta persona y su familia es representativa del trance de terror que afrontan miles de endeudados que, en buena parte de los casos, hoy deben 7 veces más de lo que pidieron en su momento.

"Pedí 2 millones de pesos. Hoy mi deuda está rondando los 14 millones", comentó a este medio otra damnificada. "En este momento mi sueldo funciona como un débito automático. El dinero que ingresa de mi trabajo desaparece por el cobro de la cuota del crédito", añadió.

En un detalle de deuda acercado a iProfesional por otra afectada se observa que, de un pago de haberes del orden de los 153.700 pesos, el pago del préstamo UVA se lleva una porción de 126.600. Es decir, algo más del 82 por ciento del sueldo.

El comprobante:

 

Hipotecados UVA: la cautelar como débil esperanza

A la par de estas situaciones, lo cierto es que se multiplican las medidas cautelares impulsadas por los hipotecados que no pueden afrontar sus deudas. Varias de ellas han tenido éxito y no faltan casos de endeudados que empiezan a pagar sus cuotas según el Coeficiente de Variación Salarial (CVS).

Este alivio ha permitido que algunos endeudados cumplan con pagos que no superan la franja del 30 por ciento de los ingresos familiares. De mayo a esta parte, en provincias como Mendoza más de un juez se pronunció a favor de los tomadores del crédito. Y aunque no faltaron las apelaciones, lo cierto es que la Justicia mantuvo firme su posición e incluso instó a renegociar varios créditos.

Sin embargo, el Gobierno nacional no se ha movido un centímetro de su posición de mantener el sistema de créditos UVA tal como está. Y los endeudados se enfrentan a la única alternativa de vender sus hogares de no obtener alguna cautelar que les de respiro.

"Una familia de Pergamino recibió un fallo desfavorable de la Cámara de apelación para que pueda ser ajustado su crédito por la variable CVS, lo más doloroso fue que en pasaje de la sentencia se le sugiere vender su hogar", expuso recientemente el colectivo Hipotecados UVA de la provincia de Buenos Aires en su espacio en la red social Twitter.

"El 2 de diciembre van a rematar su casa a una familia en TDF (Tierra del Fuego), esperamos que el gobernador @gustavomelella intervenga y no permita que le saquen la casa a una mujer, único sostén de familia y con una hija menor de edad", agregó, por su parte, Hipotecados UVA Nacional en otro "tuit".

Créditos UVA: sin soluciones para las familias

"Estamos en una situación en la que no somos ni propietarios ni inquilinos, con un volumen de deuda que se acrecienta día a día por el índice inflacionario. Vemos que no hay conciencia de lo genera cada día que se dilata la discusión en el Congreso o que no se toman cartas en el asunto. El esfuerzo de las familias se sigue licuando", comentó a iProfesional otra tomadora del crédito.

Las cuotas vienen acumulando una suba promedio del 7 por ciento mensual.
Las cuotas de los créditos UVA subieron más del 110 por ciento durante el último año.

"Tuvimos que sumar más trabajos para poder cumplir con estas cuotas. En la familia nos tocó diversificar el ingreso. Con todo lo que esto implica en términos de pérdida de calidad de vida", remarcó.

Para luego añadir: "No hay dimensión y sí un prejuicio respecto de lo que nos pasa. Muchos creen que podemos aguantar pero ¿hasta cuándo?" La suba promedio de las cuotas para gran parte de los hogares, sólo en el último año, se ubicó por encima del 110 por ciento.

A fines de julio venció el decreto que establecía un 35 por ciento como tope de pago de cuota a partir de los ingresos en cada hogar. El Gobierno no ha dado una sola señal de avanzar con algún tipo de alivio para las más de 105.000 familias afectadas ahora por el cambio de régimen.

El fin del prorrateo dejó abierta la puerta para que los bancos ejecuten las viviendas sin intermediación judicial. Esto, en los casos de familias que se atrasen con el pago de 3 cuotas consecutivas.