iProfesional

Café de especialidad y tortas caseras: cuánta plata tenés que invertir para esta franquicia "a prueba de golosos"

Usina Cafetera continúa su plan de expansión otorgando franquicias. ¿Cuánto cuestan y en cuánto se puede recuperar la inversión?
Por Laura Andahazi Kasnya
18/05/2023 - 15:35hs
Café de especialidad y tortas caseras: cuánta plata tenés que invertir para esta franquicia "a prueba de golosos"

La cadena de cafeterías Usina Cafetera no solo es una opción atractiva para los amantes del buen café, sino también para aquellos que buscan invertir en un negocio rentable y exitoso.

La marca, fundada en 2015 por Emiliano Escudero e Ignacio Oporto, entró en 2019 al ecosistema de las franquicias como estrategia de expansión y para consolidarse como una de las opciones más sólidas del mercado de café de especialidad. Actualmente, tiene 9 sucursales en Buenos Aires (2 propias y 7 franquicias), y hasta en tanto su planta de elaboración de tortas se los permita, seguirán otorgando franquicias.

"La propuesta de Usina  tiene al café como protagonista, pero a su vez nuestro diferencial es que complementamos la oferta con un menú de pastelería casera y así queremos que se mantenga en el tiempo; por lo tanto, si crecer significa tener que empezar a hacer tortas industriales a base de premezclas, preferimos quedarnos como estamos. Acá el huevo es huevo y el chocolate es chocolate", avisa Oporto.

Café de especialidad, del Caribe a la Argentina

En su planta, ubicada en el barrio porteño de Paternal, María Estela Tapia, pastelera y  primera empleada de la cafetería devenida en cadena, elabora para todas las sucursales con un equipo de 20 personas los éxitos de la casa como su Carrot Cake, la Chocousina y su famoso Cheesecake, así como sus variedades de scones, budines y waffles. El café que ofrecen es orgánico de blend propio realizado con granos traídos de las principales rutas cafeteras del Caribe.

Escudero y Oporto, que además de socios son pareja desde los 21 años, concretaron el sueño del bar propio luego de recibirse de relacionistas públicos e Ignacio de barista. El primer local Usina Cafetera lo pusieron en Villa Urquiza más exactamente en Domus Artis, un centro cultural que les alquiló el fondo de comercio.

"Si bien no fuimos pioneros, sí fuimos una de las primeras cinco cafeterías de café de especialidad de Buenos Aires y muy afortunados porque amigos con conocimientos específicos nos ayudaron a mejorar el proyecto; una amiga economista a desarrollar el cash flow y a racionalizar las compras en función de la demanda; un amigo nos ayudó con el sistema de carga de pedidos y dos amigas pasteleras nos ayudaron a definir las primeras recetas y las cartas de productos.", cuenta Escudero a iProfesional.  

El primer local que abrió Usina Cafetera fue en el barrio de Villa Urquiza

En 2017, concretó la apertura de un segundo local en Recoleta y dos años después, con la experiencia acumulada de lo que significa la gestión de sucursales, se animaron a otorgar franquicias; un opción que hasta ese entonces habían descartado a pesar de los pedidos que les llegaron desde el primer día. 

De Villa a Urquiza a conquistar más puntos de la ciudad

En pandemia, durante los meses de distanciamiento social, de la mano de una consultora especializada, Usina Cafetera concretó su primera franquicia en San Isidro y desde entonces con un promedio de 3 aperturas por año no dejaron de inaugurar sucursales.

"Hoy por hoy nuestra planta podría abastecer 12 locales sin tracionar la calidad de nuestros productos, pero no descartamos en algún momento  en ampliar la planta, pero la realidad es que somo una pyme y como dueños de una pymes estamos muy presentes en todos los aspectos del negocio; de ampliarnos tendríamos que estar seguros de que podríamos ocuparnos tan bien como hoy de todo", reflexionan los dueños de la cafetería. 

Además de la calidad de los productos, que Usina Cafetera garantiza, la clave del negocio es, según los socios, una buena atención al público por lo recomiendan que el franquiciado intente siempre asegurarse empleados comprometidos con la filosofía de la marca y que busquen  minimizar al máximo posible la rotación de personal con sueldos superiores a la media. "Si el franquiciado logra armar equipos con vocación de atención, entiende que los empleados son una inversión y cuánto más alineado esté su franquicias con nuestras pautas, más exitosos va a ser. Lo vemos en la facturación; los que más facturan son los que siguen los consejos de la marca", promete Escudero. 

Para que el local funcione adecuadamente, se requiere al menos 12 empleados y si bien la empresa capacitará a todo el personal y les enseñará los secretos de su café, se espera que al menos por turno haya un encargado de la elaboración con cierta experiencia barista. Si además el franquiciado es activo y tiene cierta presencia en la cafetería, la franquicia podría facturar alrededor de $13.000.000 por mes, calculan. 

En lugar de tortas industriales, prefieren mantener la calidad de sus productos caseros
Para ser parte de la cadena Usina Cafetera, la inversión total oscila entre los u$s70.000 y los u$s120.000

Para abrir una franquicia, tenés que invertir entre u$s70.000 y u$s120.000

Para ser parte de la cadena Usina Cafetera, la empresa requiere un canon de ingreso de u$s10.000 y luego; dependiendo de la zona donde se abra la franquicia, el tamaño del local y la obra civil que haya que realizar, la inversión total oscila entre los u$s70.000 y los u$S120.000 y el tiempo de recupero máximo se estima en 18 meses.

"La realidad es que con la inflación actual es difícil hablar de números, los precios de los proveedores cambian de una semana a la otra, pero a pesar de eso la marca funciona muy bien. El local de Caballito, que fue el último que abrimos, explotó en cuanto lo inauguramos; los vecinos lo estaban esperando", remarca Escudero.    

Por ahora, avisan los socios, sólo abrirán locales en la Ciudad de Buenos Aires cerca de su planta de elaboración.

Temas relacionados