Un dato que preocupa: con la salida de Itaú suman más de 30 las multinacionales que se fueron en este Gobierno

El contexto de restricciones al dólar, inflación desatada e incertidumbre política y económica acelera la salida de empresas. Los casos más emblemáticos
08/06/2023 - 07:00hs
Un dato que preocupa: con la salida de Itaú suman más de 30 las multinacionales que se fueron en este Gobierno

La decisión del banco brasileño Itaú de negociar la venta de su filial local con el Macro profundiza la preocupante tendencia de empresas trasnacionales que se retiran de la Argentina. La entidad tomó esa determinación tras acumular dos años de números financieros en rojo y se añade a una nómina de compañías de todos los rubros que pusieron fin a sus operaciones en el país. Sólo en lo que va de la gestión Fernández-Fernández el éxodo suma más de 30 empresas que optaron por salir de la Argentina.

Imposibilidad de girar divisas y hacerse con insumos importados, restricciones para acceder al dólar oficial, inflación acelerada e incertidumbre política y macroeconómica son algunos de los argumentos que explican la oleada de empresas que pusieron fin a sus operaciones en el país durante los últimos cuatro años.

Itaú oficializó su diálogo con Macro a través de un comunicado a la Bolsa de Sao Paulo en el que reconoció que se encuentra en "negociaciones preliminares" con el objetivo de "trasferir sus operaciones en ese país" –en alusión a la Argentina–.

"Cotizante en las bolsas de valores de Buenos Aires y Nueva York, Banco Macro S.A. es uno de los principales bancos privados de Argentina. Cuenta con una amplia red de sucursales en el país y ofrece productos y servicios financieros en todo el territorio argentino, atendiendo a todos los segmentos, desde particulares hasta grandes empresas", afirmó la entidad en el mismo texto.

La cúpula del banco brasileño añadió: "Itaú Unibanco también informa que, hasta el momento, no ha firmado un documento vinculante en relación con esta posible operación e informará inmediatamente al mercado de cualquier información relevante sobre este hecho".

 

Una continuidad a las salidas de mayo

La retirada de Itaú ocurre a muy pocas semanas de que otros dos nombres de peso optaran por cesar actividades en el país.

Itaú negocia con Banco Macro la venta de sus activos en Argentina.
Itaú negocia con Banco Macro la venta de sus activos en Argentina.

Así, en la primera parte de mayo el banco estadounidense Lazard y la Universidad de Harvard –que participaba de forma contundente en el negocio forestal– también "levantaron campamento" a raíz de las dificultades económicas que atraviesa la Argentina.

Lazard se dedica al negocio de fusiones y adquisiciones, busca compradores a otras empresas en venta y también elabora reestructuraciones y planes de financiamiento de deuda.

Según indicaron sus directivos, la salida se inscribe dentro de la estrategia de reducir costos luego de tres meses de pérdidas. El cierre implicó la pérdida de medio centenar de puestos de trabajo.

Por el lado de Harvard, la institución operaba en el negocio forestal a través de EVASA, un fondo de inversión que administraba las estancias Las Misiones y Celina, y el establecimiento Empresas Verdes Argentina, en todos los casos ubicados en la provincia de Corrientes.

La casa de altos estudios traspasó su negocio forestal, basado en la explotación de casi 90.000 hectáreas, a la firma Central Puerto.

En abril también hubo retiradas

Durante el mes de abril tuvo lugar la salida de la catalana Grifols. Se trata de una firma enfocada en la producción de medicamentos plasmáticos y que en Argentina funcionaba a través de oficinas operativas en Munro, provincia de Buenos Aires. La firma recibió un primer impacto en su negocio con la irrupción del Covid-19, según el portal Pharmabiz.

La retirada de empresas de peso internacional se aceleró en estos últimos dos años.
La retirada de empresas de peso internacional se aceleró en estos últimos dos años.

La pandemia pegó de lleno en la disponibilidad de donantes de sangre y a esa complicación luego se añadieron las trabas vigentes para la gira de divisas que pesan sobre gran parte de las empresas extranjeras.

También en ese mes se confirmó la salida de H.B. Fuller, una multinacional estadounidense con operaciones en el parque industrial de Pilar. Su salida redundó en la desaparición de más de 60 empleos.

La compañía notificó que sus instalaciones en Pilar dejarán de operar de manera definitiva el 30 de este mes. La intención de la compañía es concentrar su producción en Brasil, Chile, Dinamarca y México.

En la Patagonia, las canadienses Pan American Silver y Silver Standard Resources pusieron fin al funcionamiento de su subsidiaria Minera Triton en Gobernador Gregores, Santa Cruz. Ambas compañías desactivaron el proyecto de oro y plata que explotaban en esa zona y al menos 200 personas se quedaron sin trabajo.

En marzo ocurrieron otras salidas de peso

A fines de marzo, Lactalis, el gigante lácteo francés que desembargó en el país en 2015, vendió su última planta argentina a un operador local. La desinversión tuvo lugar después de que la firma adquiriera, en diciembre de 2022, la empresa Dairy Partners America, un "joint venture" de Fonterra y Nestlé por el que pagó alrededor de 136 millones de dólares.

También en ese mismo momento se conoció la decisión de la alemana Edding de poner fin a su negocio productivo en el país.

La situación macroeconómica de la Argentina desalienta la continuidad de las trasnacionales.
La situación macroeconómica de la Argentina desalienta la continuidad de las trasnacionales.

El movimiento de Lactalis y Edding ocurrió a escasas semanas de que la chilena Masisa pusiera a la venta sus activos forestales en las provincias de Corrientes y Entre Ríos. Y de que de la italiana Enel avance con la decisión de deshacerse de la cuestionada Edesur.

A estas salidas hay que añadirles el final de operaciones de Dr. Martens, marca emblemática de botas, borcegos y calzados en general, que puso fin a su negocio en la Argentina en el primer semestre del año pasado.

Antes, a principios de noviembre, la startup de transporte Beat, la primera aplicación en aceptar los taxistas a su plataforma al mismo nivel y en igualdad de condiciones que los particulares, anunció que su decisión de dejar de operar en Argentina por un cambio en su modelo de negocio. La firma comunicó, también, su intención de centrar operaciones en el mercado europeo.

A inicios de ese mismo 2022, la peruana Alicorp, dueña de etiquetas como Okebon, Zorro y Plusbelle, también cesó sus operaciones comerciales luego de 13 años ininterrumpidos de funcionamiento en el país.

Un aluvión de retiradas de empresas entre 2020 y 2021

En el último tramo del segundo semestre de 2021 dijo adiós la española Ecolumber, especializada en el cultivo y comercialización de frutos secos, y se despidió MetLife, que decidió vender su negocio a GST –firma que ya había comprado su unidad Metlife Seguros de Retiro– en un monto que en el mercado se estima en alrededor de 8 millones de dólares.

A principios de agosto de ese mismo año, Dow anunció su la intención de cerrar su planta en la localidad santafesina de San Lorenzo, decisión que en octubre fue para atrás luego de intensas gestiones efectuadas por Matías Kulfas y Omar Perotti, ministro de Desarrollo Productivo y gobernador de Santa Fe, respectivamente.

Petrobras fue otra de las empresas que se retiró definitivamente en estos años.
Petrobras fue otra de las empresas que se retiró definitivamente en estos años.

Un poco después, a fines de octubre, la local Georgalos adquirió el 100 por ciento de las acciones de Alimesa S.A., una planta hasta ese momento propiedad de Pepsico, ubicada en la provincia de La Rioja, y en la cual se elaboran las marcas Toddy y Zucoa.

Si bien la marca de la gaseosa se apuró en informar que la medida no se correspondía con una salida de la Argentina, lo cierto es que ejecutivos de la filial en el país sí reconocieron la decisión de la marca de pasar a enfocarse en categorías estratégicas.

Entre 2020 y 2021, la lista de empresas multinacionales que dejaron el mercado local o anunciaron sus intenciones de irse de la Argentina fue aumentando más allá de los casos emblemáticos como los de Walmart y Falabella o LATAM.

Temas relacionados