iProfesional

Reversión del Gasoducto Norte: quién proveerá los caños y qué empresas competirán por las obras

Con el fin de acelerar el progreso de la obra, el Gobierno lanzó la licitación y también realizó contrataciones directas. Los detalles
Por Antonio Rossi
25/08/2023 - 18:45hs
Reversión del Gasoducto Norte: quién proveerá los caños y qué empresas competirán por las obras

El lanzamiento oficial de la licitación de reversión del Gasoducto Norte –una obra energética clave destinada a reemplazar el gas que dejará de enviar Bolivia con una mayor producción local de Vaca Muerta- arrancó con una movida sorpresiva del Gobierno.

Con el fin de acelerar los tiempos para poder llegar a la apertura de ofertas antes de las elecciones de 22 de octubre y a la adjudicación de las obras de ingeniería en las semanas previas al cambio de mando en la Casa Rosada, la estatal Enarsa decidió contratar de manera directa la compra de los caños y las tuberías con Siat-Tenaris, la empresa del grupo Techint.

Casi al mismo tiempo que salía a la calle la licitación de la ingeniería de detalle y construcción de las obras y con el visto bueno de las autoridades energéticas, Enarsa confirmó la adquisición previa de las cañerías con la filial local del holding piloteado por Paolo Rocca por un monto que oscilaría entre u$s200 y u$s250 millones.

De esta manera, Siat Tenaris vuelve a tener el protagonismo relevante que había logrado en la primera etapa del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK), donde fue la única proveedora de los casi 600 kilómetros de tubos que se utilizaron en la traza que va de Tratayén a Saliquelló.

Al igual que en el caso del GPNK, el suministro de las chapas de acero para la fabricación local de los caños estará cargo de la proveedora brasileña Confab que forma parte del mismo grupo Techint.

En lo que respecta a la licitación en curso—que fue lanzada en Córdoba en tono electoral por el ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria (UP), Sergio Massa– lo está en juego es la "contratación bajo la modalidad EPC de la ingeniería de detalle, los servicios, suministros y la construcción de las obras constitutivas del Proyecto denominado "Reversión del Gasoducto Norte".

Sergio Massa, este viernes, en el lanzamiento de la licitación.
Sergio Massa, este viernes, en el lanzamiento de la licitación.

De qué se trata el Gasoducto Norte

Se trata de una obra energética clave destinada a reemplazar el gas que dejará de enviar Bolivia con una mayor producción local de Vaca Muerta que permitirá garantizar el suministro a partir del próximo invierno a los usuarios residenciales e industriales de las provincias del NOA.

Consiste técnicamente en la reversión del sentido de circulación actual que tiene el Gasoducto Norte para sustituir los envíos que interrumpirá Bolivia con una mayor producción doméstica de la cuenca neuquina. 

Las obras diseñadas abarcan un nuevo un gasoducto de 122 kilómetros entre Tío Pujio y La Carlota con caños de 36 pulgadas que unirán los sistemas trocales de transporte de TGS y TGN. Un loop de 62 kilómetros paralelo al Gasoducto del Norte con caños de 30 pulgadas y la reversión del sentido de inyección de las plantas conversoras localizadas en Ferreyra y Dean Funes (Córdoba), Lavalle (Santiago del Estero) y Lumbreras (Salta).

Una vez que concluya la primera etapa del proyecto -cuya habilitación está prevista para el inicio del invierno 2024- se podrán despachar de los pozos de Vaca Muerta unos 19 millones de metros cúbicos de gas diarios (MMm3/d) a las provincias norteñas. En tanto, la segunda etapa de la reversión permitirá elevar la capacidad adicional de transporte hasta 29 MMm3 diarios.

Cómo se financian las obras del Gasoducto Norte

El costo total de las obras asciende a u$s712 millones, que se afrontarán con un crédito de u$s540 millones otorgado por el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF y el resto con un aporte estatal.

Para cubrir los u$s172 millones que restaban para completar la financiación, la Secretaría de Energía comandada por Flavia Royón resolvió tomar parte de los fondos que estaban acumulados en una cuenta específica de la Cammesa que fue creada para la ampliación de líneas eléctricas.

Tras inaugurar el Gasoducto Kirchner, el Gobierno acelera los tiempos en el Gasoducto Norte.
Tras inaugurar el Gasoducto Kirchner, el Gobierno acelera los tiempos en el Gasoducto Norte.

El área energética dispuso que la Cammesa le conceda a Enarsa -la encargada de llevar adelante la licitación y el pago de las obras del gasoducto norteño- un "crédito reintegrable" por el monto que faltaba aportar para la totalidad de las obras de reversión del Gasoducto Norte.

En términos económicos y contables, lo que hizo Royón fue "instruir" a la Cammesa para que tome los fondos provenientes de los ingresos por las exportaciones de energía eléctrica a Brasil que se encuentran depositados en la "Cuenta de Exportaciones del Fondo de Estabilización del MEM" y los transfiera al fideicomiso FONDESGA (Fondo de Desarrollo Gasífero Argentino) que administra Enarsa para la ampliación de la red de gasoductos.

Los datos y números oficiales indican que la reversión del Gasoducto Norte generará 3.000 puestos de trabajo directos y 12.000 indirectos y una vez que esté concluida permitirá un ahorro anual por sustitución de importaciones de u$s1.960 millones. Además—según la visión de los funcionarios—el país se vería beneficiado por una baja el costo de generación eléctrica y del gas natural para las industrias del NOA y por un incremento de las exportaciones gasíferas a Chile, Bolivia y al centro de Brasil.

La presentación de las ofertas quedó fijada para el 29 de setiembre y la intención oficial es tener adjudicadas las obras en los días previos a las elecciones nacionales del 22 de octubre.

Entre las empresas que ya mostraron su interés por quedarse con la ingeniería y las obras complementarias del Gasoducto Norte se encuentran: Techint, Sacde (la constructora de Marcelo Mindlin y los principales ejecutivos de Pampa Energía), Contreras Hermanos, BTU y Esuco.

Al lote de esas empresas que fueron las ganadoras del paquete de obras del GPNK se agregarían la constructora del grupo Roggio, Vial Agro, Panedile, Losi, Pietroboni y Rovella Carranza y la nequina CN Sapag.

Temas relacionados