Polémica en Tierra del Fuego: pese a quita de permisos, aseguran que el radar británico sigue operativo

Legisladores nacionales y provinciales exigen un plan de desmantelamiento del equipo instalado muy cerca de Tolhuin. La empresa LeoLabs, eje de la polémica
13/09/2023 - 12:35hs
Polémica en Tierra del Fuego: pese a quita de permisos, aseguran que el radar británico sigue operativo

La polémica ligada a la instalación y puesta en funcionamiento, por parte de una empresa integrada por capitales británicos, de un radar de largo alcance en Tierra del Fuego no cesa. Pese a la decisión oficial de quitarles los permisos de operación a la firma LeoLabs, lo cierto es que la antena instalada muy cerca de Tolhuin continuaría estando en funcionamiento y, al margen de lo dispuesto por la Subsecretaría de Telecomunicaciones de la Nación, el dispositivo aún emite imágenes de la región. En tanto el radar cuenta con tecnología que permite su manejo a distancia, legisladores nacionales y provinciales exigen el desmantelamiento total del equipo. Las autoridades de Tierra del Fuego, que en principio negaron la gravedad de la instalación, ahora reclaman que la antena se desarme cuanto antes.

Los esfuerzos por desmantelar el radar llegaron al Concejo Deliberante de Río Grande, donde se evalúa un proyecto que propone la creación de una comisión investigadora que informe respecto de "las actuaciones y acciones tendientes a conocer detalles de la instalación y puesta en funcionamiento" del dispositivo.

Los concejales coinciden en la necesidad de exponer "de forma detallada cuál ha sido el camino de sucesos que llevaron al emplazamiento del dispositivo británico de inteligencia militar en nuestra provincia".

Radar en Tierra del Fuego: señalan que seguiría operativo

Encabezada por Miriam Mora, concejal del bloque FORJA-Todos, en la comisión se expuso que el radar estaría funcionando más allá de lo dispuesto por Telecomunicaciones de Nación. "Está funcionando, lo cual es lamentable cuando ya tuvimos una auditoría del Ministerio de Defensa de la Nación diciendo que había que proceder a la desinstalación y desarme de este radar", declaró.

"Hay otra resolución del 5 de septiembre diciendo exactamente lo mismo a nivel provincial. Pero nadie se está haciendo cargo de ir y cortar la luz, de retirar el generador para que no siga funcionando y, obviamente, también del corte de la fibra óptica", agregó.

Por su parte, Pablo Blanco, senador de Juntos por el Cambio y quien inició las denuncias respecto de la naturaleza del radar, señaló que "no se comprende la lentitud del gobierno provincial para llevar a cabo lo que indican el sentido común y el mandato del Poder Ejecutivo Nacional". Esto es, la concreción del desmantelamiento.

El radar se encuentra emplazado en cercanías de la localidad de Tolhuin.
El radar se encuentra emplazado en cercanías de la localidad de Tolhuin.

"Mientras el radar siga emplazado nadie nos asegura que no funcione. Máxime cuando es de público conocimiento que cuenta con un grupo electrógeno propio y que puede ser activado a distancia sin la necesidad de operadores físicos", dijo a medios fueguinos.

"Sólo cuando el radar no esté más, tendremos la plena certeza de haber recuperado soberanía aeroespacial y suprimido una amenaza activa que, además, tiene rango y capacidad efectiva para vigilar la órbita baja correspondiente al sur chileno", añadió.

A mediados de julio, la Jefatura del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas expuso que LeoLabs, la empresa de capitales británicos propietaria del radar, integra en su directorio a ex militares de Estados Unidos y Australia.

LeoLabs: capitales británicos y participación de militares de EE.UU.

Sendos detalles de la naturaleza de LeoLabs fueron difundidos por Juan Martín Paleo, precisamente jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, quien a través de una columna difundida hace escasas semanas definió a la instalación de las antenas de radar como una "seria amenaza a la seguridad nacional".

"La empresa LEOLABS tiene sede en California (EE.UU.) pero está compuesta de capitales británicos pertenecientes al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (RUGB)", detalló el alto mando militar.

Paleo señaló que entre los servicios de la firma se encuentra el "monitoreo y consciencia situacional de utilidad militar (LEOGUARD)" y, también, el "monitoreo de lanzamiento de vectores", que implicaría la posibilidad de seguir los movimientos de cohetes y misiles.

LeoLabs publicitó el radar en sus redes sociales.
LeoLabs publicitó el radar en sus redes sociales.

"Tal es el perfil dual de la empresa (es decir civil y militar) que en la composición del directorio de LEOLABS hay ex miembros del Departamento de Defensa de los EE.UU. y de la comunidad de inteligencia de dicho país, así como también de la Real Fuerza Aérea Australiana", afirmó el militar.

"… por ser LEOLABS una empresa privada y al no mediar ningún tipo de acuerdo como los existentes con la UE y China, LEOLABS estaría en condición de brindarle inteligencia sensible de la Argentina al RUGB o a cualquier otro Estado que quisiera conocer los datos obtenidos por esas antenas de radar", concluyó.