Resisten los súper chinos: a pesar de las bajas ventas, abren locales en el conurbano y buscan nuevos destinos

Los autoservicios orientales reconocen una caída en las ventas del 15% y una suba sideral de los costos. Migración al conurbano y negocios en el exterior
06/05/2024 - 19:28hs
Resisten los súper chinos: a pesar de las bajas ventas, abren locales en el conurbano y buscan nuevos destinos

La resistencia como otro rasgo determinante. Con varias crisis sobre las espaldas, los supermercados chinos transitan esta etapa de turbulencia económica a partir del ahorro de otros tiempos y apelando, también, a una estrategia que combina desde la migración hacia el conurbano y el norte del país con la incursión en otros negocios fuera de la Argentina. Ese combo es el que les ha permitido sobrellevar los últimos años de menores ventas y, también, ahora auspicia la apertura de algunas nuevas bocas de comercialización, sobre todo en las márgenes de Capital Federal.

Al tiempo que reconocen una desaceleración de los precios en buena parte de los productos en góndola –con incluso algunas caídas en determinados artículos–, los autoservicios orientales señalan que la presión fiscal creció con Javier Milei. Y dan cuenta de un incremento en los costos operativos, sobre todo alquileres, servicios y flete, que mantiene en riesgo la supervivencia de los más de 13.000 puntos de venta que conforman esa red de comercios.

En diálogo con iProfesional, Yolanda Durán, presidenta de CEDEAPSA, la entidad que integra a los supermercados asiáticos, comentó que el segmento atraviesa una instancia de "caída muy fuerte de las ventas a partir de la recesión", pero que la desalaceración que evidencia la inflación mantiene expectantes a los comerciantes.

"Entre noviembre del año pasado y las últimas semanas entendemos que las ventas bajaron por lo menos un 15 por ciento. Pensamos que después de las vacaciones la tendencia a la baja se iba a revertir, pero no pasó nada de eso. Tampoco en marzo vimos una reactivación ni mucho menos. Y así seguimos, viendo qué pasa", dijo.

"El único cambio que estamos viendo tiene que ver con los precios, que en algunos productos no están teniendo variaciones de un mes a otro. También hemos percibido bajas en algunos artículos de la canasta básica. Pero hasta el momento, nada de eso ha dado pie a una mejoría en las ventas", agregó.

Respecto de los productos que, según Durán, muestran menores precios respecto del inicio de año, la directiva mencionó el azúcar, la harina y el aceite, entre otros.

En los últimos años los súper chinos acentuaron su salida de Capital Federal.
En los últimos años, los súper chinos acentuaron su salida de Capital Federal.

"En el caso del azúcar, hoy se puede conseguir a menos de $700, siendo que el kilo llegó a estar en 1.400. La harina, en tanto, para nosotros bajó alrededor de un 30 por ciento. En cuanto al aceite, ahora, además de que se consigue el producto, estamos con una baja de precios de por lo menos un 10 por ciento", detalló.

Sin embargo, subrayó la directiva, este cambio en las góndolas por el momento no se traduce en un incremento en las ventas. "La gente está sin plata", sostuvo Durán, quien también dio cuenta de las dificultades que atraviesan los autoservicios orientales para mantenerse abiertos.

Costos en ascenso complican a los súper chinos

"El tema de los costos nos está ahogando. La luz, por ejemplo, nos aumentó 500 por ciento con los últimos cambios. Los alquileres, con esto de la libertad de pactación, en algunos casos se dan con aumentos del 20% cada 6 meses. Y muchos de nuestros socios tienen que cubrir ese gasto directamente en dólares", afirmó.

"El flete es otro costo que se nos fue por las nubes. Mover la mercadería nos aumentó por lo menos un 15% en el último cuatrimestre. La sumatoria de todo ese gasto ampliado complica cualquier idea de seguridad financiera para nuestro sector", dijo Durán.

Más allá de estas vicisitudes, lo cierto es que los integrantes de CEDEAPSA no bajan de los 13.000 puntos de venta en funcionamiento. La mayor parte de ellos, operando en el conurbano a partir de mudanzas que se dieron en los últimos meses, comentó la directiva a iProfesional.

"Nosotros hacemos un esfuerzo enorme para seguir permaneciendo. Hemos estado pintando, arreglando los supermercados, para seguir mejorando el servicio. Además del conurbano, nos fuimos moviendo también hacia el norte del país. Un tema que nos fue dejando afuera de Buenos Aires ha sido la presión fiscal y tributaria. Cada vez es más intensa y nos sorprende por todo lo que el Presidente dijo en la campaña y lo mismo el jefe de Gobierno Macri", expresó.

La suba de los costos operativos complica la supervivencia de los autoservicios.
La suba de los costos operativos complica la supervivencia de los autoservicios.

"Ahora basta un atraso de tres días en algunos pagos para que se impongan multas e intereses. O directamente se embarguen las cuentas. La Ciudad y la AFIP están siendo implacables en ese sentido y nos complican la operatoria. Hemos sufrido hasta el bloqueo de la clave fiscal, algo que directamente nos deja sin poder funcionar. La realidad es que todos los comercios estamos temerosos por la severidad con que está actuando y sin tomar en cuenta que estamos en un momento económico muy malo, de recesión y bajas ventas", acotó.

Los supermercados chinos buscan desembarcar en México

Por último, Durán se refirió a la estrategia de poner un pie en países de la región que los supermercadistas vienen implementando desde hace ya un par de años.

"La semana próxima una delegación de CEDEAPSA viajará a México para evaluar posibilidades de negocios. Estamos con la tramitación de los permisos pertinentes. Inicialmente, la idea es poner negocios de ropa y luego tal vez incursionar en el tema de la venta de alimentos. Veremos las oportunidades que se abren", comentó.

La directiva señaló que desde el año pasado un grupo de socios de la entidad explota una fábrica de maderas que, operativa en República Dominica, hace exportaciones a los Estados Unidos. "También tenemos un grupo que puso una cadena de bares. En Quito, Ecuador, y en Medellín, Colombia, estamos con restaurantes de comida al peso", precisó.

"Siempre estamos abiertos a nuevos horizontes y evaluando alternativas para complementar lo que hacemos en Argentina. Como forma de generar ingresos que nos permitan sostenernos en el país con los supermercados. Estamos vigentes y abiertos al mundo. Y siempre con la perspectiva de pasar de la subsistencia al crecimiento como en otros momentos", concluyó.