iProfesionaliProfesional

Su primo le prestó plata y fundó un emprendimiento que analiza imágenes a distancia

La pandemia aceleró la adopción de la telemedicina, un concepto que el fundador de la empresa Telerad ya defendía hacía más de una década
18/05/2024 - 08:09hs
Su primo le prestó plata y fundó un emprendimiento que analiza imágenes a distancia

"Ser emprendedor en Argentina es ser perseverante, innovador, y tener una visión a futuro", dice Flavio Sánchez, quien a fines de 2011 fundó una empresa de telemedicina cuando la salud digital y a distancia era algo impensado. Desde sus inicios como una empresa familiar, Telerad es hoy un referente en el campo, brindando servicios tanto en Argentina como en América Latina y España.

Tras años de ejercer como médico (UBA) en instituciones médicas de renombre como el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT) y el FLENI, donde pasó más de una década, llegando incluso a ocupar una jefatura, Sánchez decidió emprender su propio camino fusionando su vocación y pasión por la medicina con su fascinación por la tecnología.

Reconociendo la importancia de tener un sólido equipo, convocó a su esposa, Sandra Travaglini, ahora directora comercial de esta pyme familiar donde también trabajan Lara y Lautaro Sánchez, los hijos de ambos, como coordinadora de marketing y director de calidad, respectivamente.

Con socia y una idea clara de lo que quería hacer, Sánchez salió a buscar financiamiento, pero como muchos emprendedores, se encontró que los bancos no suelen dar capital semilla, lo que se necesita para iniciar un negocio. Sin embargo, no se rindió y buscó alternativas dentro de su entorno familiar y fue su primo el que le prestó los u$s10.000 que necesitaba para materializar su sueño, aunque, austero, solo usó la mitad.

La teleradiología, parte integral de la telemedicina, permite el análisis remoto de imágenes médicas. Es decir, ejemplifica Sánchez, el paciente se hace una resonancia magnética a un Centro de Imágenes. Luego, la imagen que se realiza se envía digitalmente al servidor de Telerad y, con su equipo médico, analizan la imagen, hacen un diagnóstico e informan a través de la plataforma. A las 48 horas, el centro de imágenes de La Plata, con su usuario y contraseña, entra a la plataforma y accede a la imagen informada para entregar al paciente.

"Este servicio no tiene límites geográficos y se puede brindar tanto para La Plata como para Jujuy o para España. Las únicas barreras que pueden aparecer son las legales, pero la tecnología nos permite trabajar para todo el mundo", aclara Sánchez a iProfesional.

Con u$s10.000 prestados y cuando nadie sabía qué era la telemedicina, este médico se convertía en empresario para brindar servicios de teleradiología

Médicos, marketing y publicidad: la clave para dar el salto

Los primeros informes los hacía en el living de su casa, el mismísimo Sánchez, y ahora, entre médicos y personal administrativo, emplea de manera directa a una unas 65 personas y atienden alrededor de 40 clientes, tanto de Argentina como del exterior, fundamentalmente de Latinoamérica y España.

"Al principio dudaba en internacionalizar la empresa, pero finalmente en una de las tantas crisis que tuvimos en el país decidí empezar a trabajar también para afuera porque depender solo del mercado local es un problema y ahí salimos a buscar clientes al exterior", recuerda el empresario.

Sin embargo, fue desde la pandemia del COVID-19 que en Argentina el concepto de telemedicina está más asentado. Pero hace más de una década, cuando Sánchez fundó Telerad tenía que explicar las ventajas, por lo que se hizo cuesta arriba conseguir a los primeros clientes.

"El primero aún es cliente. Es un centro de diagnóstico de Zárate que hasta Telerad tenían que mandar en una moto las placas para que el radiólogo en su casa las informe y, después, había que ir a retirar todo. Con la tecnología esto para ellos dejó de ser un problema", recuerda director de Telerad.

Por eso, dice Sánchez, hacer publicidad y marketing fue clave para dar a conocer la actividad y dar a conocer el negocio. "Desde entonces destinamos entre un 5 y un 10% de la facturación a hacer difusión. Nosotros teníamos muy claro que la forma de crecer era dándonos a conocer viajando, participando en congresos e invirtiendo en stands. Algo no tan habitual en el campo de la salud y creo que en parte porque en la carrera de medicina los médicos tenemos muy poca o nula formación para ser empresarios de la salud", explica el empresario, quien en 2020 hizo certificar la empresa con ISO 9001.

Hoy la cartera de servicios de Telerad abarca una amplia gama de soluciones de telemedicina, incluida la teleradiología, la teleconsulta y la teleducación. Estos servicios permiten a las instituciones médicas acceder a diagnósticos precisos, atención médica remota, formación continua para profesionales de la salud y asesoramiento especializado, sin importar su ubicación geográfica.

Para el matrimonio y su hija Lara, invertir en marketing, publicidad y participar de ferias y congresos fue la clave para difundir Telerad y conseguir clientes
Para el matrimonio y su hija Lara, invertir en marketing, publicidad y participar de ferias y congresos fue la clave para difundir Telerad y conseguir clientes

A pesar de su crecimiento, Telerad sigue siendo una empresa familiar en su núcleo, donde todos los miembros contribuyen al éxito colectivo. Con una mirada hacia el futuro y un fuerte espíritu emprendedor, Sánchez  continúa explorando nuevas oportunidades en el campo de la telemedicina para mejorar la salud y el bienestar a través de la tecnología y la innovación.

Temas relacionados