Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Viviendo el lujo de volar: ¿cuáles son los lujos y los caprichos de quienes viajan en vuelos privados?

Viviendo el lujo de volar: ¿cuáles son los lujos y los caprichos de quienes viajan en vuelos privados?
Miguel Livi, CEO de Royal Class, contó los destinos más exóticos que eligieron los clientes en el verano. Curiosidades y comodidades de este modo de viajar
Por Belen Conti
18.02.2013 18.05hs Actualidad

Viajar es un gusto que la gran mayoría de la población disfruta. Pero las largas colas, vuelos sobrevendidos, demoras e incómodos asientos de avión están entre las cosas que todos desearían evitar.

Un modo de hacerlo es contratando un vuelo privado, una opción de lujo que hace de cada vuelo una experiencia personalizada y única. Al menos, a eso es a lo que apuntan en Royal Class, según contó su CEO Miguel Livi.

En diálogo con Life & Style - iProfesional.com, Livi reveló todos los lujos y comodidades que este tipo de viaje tienen y contó además cuáles son los caprichos y destinos más exóticos que les ha tocado cumplir.

Lo querés, lo tenés
Si hay algo que diferencia a un vuelo privado del de una aerolínea tradicional, es que todo lo que el cliente pide es casi como "palabra santa". En otras palabras, en la medida de lo posible, se va a hacer todo por cumplir los deseos del pasajero y lograr que su vuelo sea perfecto.

-¿Qué es lo que sus clientes buscan cuando contratan un vuelo de Royal Class?
-Quieren autonomía, que su vuelo no tenga que hacer muchas escalas y, obviamente, buscan confort abordo, similar a lo que sería la primera de una línea aérea.

El Falcon 900 es un avión que tiene esas características y, además, permite una importante cantidad de personas. Podemos llegar de Aeroparque a Miami sin escalas, algo que no es común para aviones ejecutivos. Esto te permite estar en ese destino es 8 horas. Y el embarque es más rápido porque, aunque se pasan todos los controles, hay menos gente.

-¿Cuáles son los destinos o pedidos más exóticos de este verano?
Como pedidos exóticos, este verano lo más sofisticado que hemos tenido fue viajar a Aspen o mucha gente que ha hecho combinaciones entre el Caribe y el frío. Por ejemplo, vuelan a Saint Martin y de ahí a Aspen.

-¿Y hubo algún "capricho" que haya captado tu atención?
-Un viaje que nos pidieron que nos sorprendió hasta a nosotros fue el de un grupo que decidió hacer un tour de compras a Los Ángeles desde Aspen en el día. Así que organizamos todo y los llevamos ida y vuelta en la jornada.

También nos ha pasado de viajar a Las Vegas y que nos pidan si podemos organizarles un tour en helicóptero al Gran Cañón. Y nosotros buscamos contratarles todo lo que nos piden, arreglando así muchas cosas de su viaje más allá del vuelo.

-Es decir que buscan que la experiencia de lujo no se limite sólo al avión que les contratan a ustedes.
-Nos preocupamos no sólo por el traslado, sino también todo lo que está alrededor. Por ejemplo, en algunos destinos más peligrosos algunos nos piden transporte blindado en tierra.

O sea, nosotros sabemos que las aeronaves a los que subimos al cliente alcanzan los requerimientos y confort que cada uno nos pide. Pero no nos conformamos con eso.

Me acuerdo que hace un tiempo estábamos trasladando desde Ushuaia y teníamos que hacer una escala pedida por el cliente. Como él nos comentó que por el viaje había tenido que perderse un chivito, mientras él hacía sus tareas -que le demandaban un par de horas- nos ocupamos de indicarles a los pilotos que compren asado en una parrilla y se lo servimos luego en el avión, para sorprenderlo.

Se podría decir que vendemos experiencia y soluciones más que el vuelo en sí. Buscamos darle al cliente todos los servicios y no sólo trasladarlo al punto que nos pida.

-¿Notaron un pico de consultas en este verano?
-En esta época tenemos un pico de pedidos en cantidad de vuelos, muchos en el país, a Uruguay o regionales.

Algunos de los destinos más populares son Brasil (San Pablo o Río de Janeiro, por ejemplo), Santiago de Chile, el Caribe o Curazao. De Argentina, son populares el sur (Río Grande o Mendoza) o el norte.

Este año dio resultado mucho trabajo que hemos hecho de cara a comercializar el Falcon 900, que nos permite volar largo sin escalas, porque hay mucho mercado internacional que requiere de estos servicios.

-¿Cuáles son los días u horarios en los que sus clientes prefieren viajar?
-En general, en los fines de semana largos el pico se da en los horarios típicos post oficina y el regreso, antes del primer día hábil.

-Decías que el proceso de abordaje, inmigración y aduana es más rápido. ¿Por qué?
-Nosotros tenemos base en Aeroparque y, para agilizar el proceso, construimos y abrimos una sala VIP propia, sólo para nuestros clientes, donde pueden esperar para abordar. Al estar separada de la habitual, hay más discreción y comodidad.

Además, nuestros vuelos ejecutivos desde Aeroparque se abordan en terminal sur, sobre avenida Sarmiento. Allí existen los controles normales de aeropuerto, pero como están al servicio de menos personas es mucho más rápido. Por eso, para vuelo internacional, basta con estar 30 minutos antes.

-30 minutos es un número que llama mucho la atención por el contraste con las 3 horas que habitualmente se piden...
-Sabemos que nuestros clientes aprecian su tiempo. Por eso, este es uno de los beneficios que más aprecian.

También pensando en esto, para quienes optan por aerolíneas privadas para vuelos largos, otro servicio que hemos puesto es el traslado en helicóptero hacia Ezeiza en 8 minutos. El precio ronda los u$s1.200. Y la verdad que ha funcionado muy bien. De hecho, es muy demandado por ejecutivos que salen a último momento o gente que está acostumbrada a aviones privados.

-¿Con cuánto tiempo de antelación se tiene que hacer una reserva de un vuelo privado?
-Nuestros clientes no nos avisan mucho más de una semana antes. Pero igual, siempre que nos llamen vamos a tratar de dar soluciones. Cuando nos piden un vuelo, en 45 minutos estamos listos para realizarlo.

-¿Y el precio del vuelo privado por qué rango se ubicaría?
-Varía el precio según varios factores, pero podríamos hablar entre u$s8 y u$s10 por kilómetro. Pero después empieza a haber muchas variables, porque pensá que nosotros vendemos soluciones aéreas.

Más notas:

* Directivo de Lufthansa: "Éste es un momento clave para el sector y hay que adaptarse para sobrevivir"
* Lanzan un servicio que permite llegar de Aeroparque a Ezeiza en 8 minutos
* "Buscamos que el vuelo de cada pasajero sea único, como si el avión fuera propio"

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Actualidad
Te puede interesar