Más artículos

Actualidad

La Universidad Di Tella cortó las cintas en su nuevo Campus Alcorta

La Universidad Di Tella cortó las cintas en su nuevo Campus Alcorta

Más de 200 personas estuvieron en la inauguración de la sede que la entidad construye desde hace 10 años en el antiguo edificio de Aguas Argentinas

Por Paula Krizanovic y Marí­a José Zubizarreta
09.04.2013 17.34hs Actualidad

La Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) cortó oficialmente las cintas de su nuevo Campus Alcorta, ubicado en el edificio que fuera la sede de Obras Sanitarias en el barrio de Núñez. 

Fue la concreción de un proyecto en el que la entidad trabajó durante más de 10 años, y que le permitirá finalmente centralizar todas sus actividades en una misma sede, ubicada en la avenida Figueroa Alcorta al 7500. 

No obstante, el evento de inauguración tuvo un "ingrediente" extra, cuando se convirtió en el escenario para un encuentro prácticamente histórico entre funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires y del gobierno nacional, en el marco del acercamiento que iniciaron ambas administraciones tras la tragedia producida por el temporal que azotó a la Capital Federal y el conurbano bonaerense la semana anterior. 

Así fue que el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, fue el encargado de pronunciar el primer discurso de la jornada, y no quiso dejar de mencionar a las personas que fallecieron o fueron afectadas por la tormenta: "Me quedo con las palabras de Antonio Grimaldi, quien perdió a su madre por el temporal. Me dijo que las muertes no pueden haber sido en vano y que los argentinos tenemos que trabajar juntos para resolver nuestros problemas". 

En este contexto, Macri remarcó: "Los países se miden por la cantidad y calidad de las instituciones que tienen, por eso es tan importante este paso en esta Universidad, porque acá se formarán los líderes del futuro. Tal vez, uno de los problemas que tenemos es que nos cuesta plantearnos en futuro. Se necesita un ambiente para desarrollar los estos debates y no empeñarnos en analizar los errores del pasado, que solo nos llevan a crear divisiones, confrontación y rencor".

"Tenemos que cambiarlo por una visión aspiracional. Ahí, en ese lugar, en el futuro, es donde vamos a poder debatir. Ese futuro no viene dado, no lo podemos terciarizar, tenemos que ser protagonistas. Esta universidad es un ejemplo de que trabajando juntos podemos salir adelante", sentenció. 

A continuación, tomó la palabra el presidente del Consejo de Dirección de la universidad, Torcuato Sozio, quien resaltó que el objetivo de UTDT será "seguir las metas que estabecieron Guido y Torcuato Di Tella: lograr una creciente equidad en nuesto funcionamiento, con calidad académica y pluralidad".

Para ello la entidad se propone incrementar la asistencia económica. Aunque, según detalló Sozio, "la pluralidad no sólo significa masificar el acceso con becas para los alumnos con bajos recursos, sino inculcar desde nuestras aulas ese mandato a nuestros jóvenes".

A su turno, el rector Ernesto Schargrodsky, señaló que "en este predio confluyen dos historias. Por un lado la de la fábrica Siam, fundada por Torcuato Di Tella padre, como proyecto de una burguesía nacional que hizo posible la fundación del Instituto Di Tella, que compartieron la misma filosofía: producir desde Argentina, competitivamente para todo el mundo, industria, arte y conocimiento". La segunda historia es la de más de 100 años del emplazamiento de Obras Sanitarias. 

"Estábamos convencidos de que necesitábamos más espacio para nuestro extraordinario capital humano, lo que quedó demostrado en la cantidad récord de inscriptos en este ciclo lectivo", agregó el rector, para quien el próximo objetivo será lograr "que el talento y el esfuerzo sean la única restricción para estudiar en nuestra universidad". 

El encargado de cerrar el acto fue el jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manuel Abal Medina, quien recordó sus propias experiencias en seminarios y debates en la sede Migueletes de "la Di Tella" y señaló: "Este es un fundamental logro de la Universidad, también vinculado con aquello llamado 'espíritu ditelliano', y con aquella obra maravillosa de aquel que apostó por pensar la Argentina, para que tuviera productos competitivos en el mundo, como fue Di Tella padre".

Remarcó además que en los últimos 10 años, el presupuesto universitario a nivel nacional pasó de ser el 0,3% del Producto Bruto Interno a casi el 1%, y que la tasa de graduados universitarios fue de 60 mil a más de 100 mil argentinos que llegan a su título de educación superior. "No estamos hablando palabras vacías, ni frases huecas, ni lamentaciones; son resultados concretos que lleva adelante una gestión que definió a la educación, la ciencia y la tecnología como políticas de Estado que van a cambiar la Argentina. Por eso es tan significativo el logro que estamos viendo acá".

Invitados de honor
Para la ocasión, UTDT decidió tirar la casa por la ventana, e invitó tanto a las autoridades de la institución como a docentes, alumnos, ex alumnos y vecinos de esta nueva casa "ditelliana".

Estuvieron presentes también algunos de los fundadores de la Universidad, destacados profesores -como el politólogo Sergio Berensztein y el diputado Alfonso Prat Gay- y la embajadora norteamericana Vilma Martínez. 

Por caso, Gerardo della Paolera, rector fundador de esta casa de estudios, dijo a Campus-iProfesional.com: "Hoy mis recuerdos y vivencias son en gran parte para Guido di Tella. Él me convenció cuando tenía 30 años de emprender esta aventura de fundar una excepcional universidad. Lo tengo presente todos los dias". 

El ex rector se mostró muy contento por haber concretado la apertura de la nueva sede, y consideró que la misma es fruto de "lo que siempre hace la Universidad Di Tella, que es soñar y actuar". 

También Luciano di Tella, hijo de Guido y actual funcionario nacional en la cartera de Agricultura, estuvo presente en esta fecha histórica y declaró: "A veces en los consejos de administración y en estas instituciones, uno tiene muchas dificultades y siente que está siempre en un camino de cornisa, enredado en las curvas. Pero hoy es como llegar al final del camino y ver un edificio nuevo, terminado, con mucha potencialidad".

Y al ser consultado por este medio acerca del futuro de la institución en esta nueva etapa, afirmó: "Queremos seguir creciendo pero logrando la equidad respecto al ingreso de nuestros alumnos. Queremos dar más becas y que la entidad esté más comprometida con la realidad argentina, porque a veces los profesores están muy metidos en sus temas de investigación y en su especialidad y cuesta que se formen equipos para resolver los problemas. Son los dos desafíos que nos esperan". 

Recuperación y puesta en valor
UTDT lleva más de 10 años trabajando en el proyecto de puesta en valor del edificio de Obras Sanitarias, que tiene más de un siglo de antigüedad.

En 1998, por un acuerdo entre el gobierno nacional y la administración de la Ciudad, se lanzó la licitación para la recuperación de este emplazamiento histórico para fines educativos, y UTDT ganó el llamado con un proyecto arquitectónico realizado por algunos de los líderes de esta materia a nivel nacional, como Clorindo Testa y Juan Fontana.

Pero la crisis económica que se desató en el país en 2001 obligó a poner en pausa esta idea que, sin embargo, la Universidad nunca desechó. "Fue un paso atrás, visto desde ahora como dos pasos al frente", describió Schargrodsky 

Recién en 2004 los alumnos de la Escuela de Negocios pudieron comenzar a cursar algunas clases en este campus, que hasta 2010 sólo contaba con un par de aulas y espacios de servicio. 

Pero casi en tiempo récord -y gracias al apoyo económico y las donaciones de los gobiernos nacional y porteño, así como de empresas y ex alumnos- la universidad logró acondicionar todas las instalaciones (en un predio de más de 13 mil metros cuadrados), ubicadas frente a los amplios espacios verdes cercanos al estadio de River Plate. Hasta se dio el lujo de decorar los pasillos del campus con antiguos automóviles, motocicletas y heladeras de la empresa nacional Siam -liderada por la familia Di Tella- así como fotografías de las obras artísticas que se desarrollaron en los 70 en el Instituto.

El logro no será menor también a nivel organizativo. A partir de ahora UTDT podrá unificar toda su oferta educativa -de grado, posgrado y extensión- en esta sede de Figueroa Alcorta, mientras que sus instalaciones en el barrio de Belgrano continuarán siendo un capital para la universidad, aunque allí no se dicten clases.

Las celebraciones por esta apertura continuarán hasta la semana próxima. Hasta el 18 de abril se desarrollarán actividades y charlas abiertas a toda la comunidad acerca de temáticas vinculadas a historia, arte, política, arquitectura y actualidad.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar