Más de 300 delegados marcharán por doble aguinaldo y reapertura de paritarias

El sindicalismo "clasista" se movilizará este viernes a las 17 al Ministerio de Trabajo. Es por el aumento de precios y la perdida de poder adquisitivo
Por iProfesional
28/11/2013 - 21,33hs
Más de 300 delegados marcharán por doble aguinaldo y reapertura de paritarias

Más de 300 delegados de la izquierda sindical saldrán este viernes a las calles para reclamar un doble aguinaldo y la reapertura de las negociaciones salariales, en respuesta al aumento de los precios y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios.

En medio del intento del Gobierno por fijar un acuerdo de precios y salarios, los trabajadores y sindicalistas vinculados al "clasismo" marcharán a partir de las 17 desde el obelisco al Ministerio de Trabajo, tal como lo hicieron en septiembre pasado, encabezados por el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (San Fernando), el Sindicato de la Construcción (Sitraic) y la comisión interna de Kraft, entre otros.

"Le exigimos a las patronales y al Estado el pago de un doble aguinaldo y o bonificaciones de fin de año para todos los trabajadores y la reapertura inmediata de las paritarias", señalaron en un comunicado.

El pliego de reclamos también incluye el rechazo a los despidos y suspensiones, el "impuesto al salario", la precarización y tercerización laboral, los topes de las asignaciones familiares, la persecución a los "luchadores" y el pedido de la absolución de los petroleros de Las Heras, encarcelados tras una pueblada ocurrida en el 2006 en esa localidad de Santa Cruz.

La medida fue definida en un plenario que se realizó a mediados de noviembre en la seccional del Sutna de San Fernando, frente a la planta de FATE, donde se reunieron unos 340 delegados para analizar el panorama político sindical, alentados por los votos obtenidos por el Frente de Izquierda.

Allí, los sindicalistas apuntaron contra el incremento de los precios, que estiman en torno al 30% y por encima de los porcentajes acordados en las paritarias por los sindicatos, y criticaron el avance de la devaluación.

"Los empresarios siguen reclamando una mayor devaluación para poder "competir", es decir, achicar aún más el salario de todos los trabajadores para abultar sus ganancias. El gobierno por su parte ha acelerado el ritmo de la devaluación del peso. Esto, sumado a la enorme emisión de pesos para pagar deuda, está llevando los precios a las nubes, liquidando el bolsillo de los trabajadores", advirtieron.

En este escenario, se diferenciaron de las cinco centrales obreras por abstenerse de realizar medidas de fuerza, en reclamo de una suma de fin de año que compense lo perdido por la inflación.

"Moyano y Barrionuevo acordaron que cualquier movilización hoy es "inoportuna", sin embargo han tenido que salir públicamente a reclamar bonos de fin de año para contener los reclamos de las bases de sus gremios", señalaron.

Por otra parte, recordaron que, si bien la cúpula de la oficialista Unión Obrera Metalúrgica admitió que la suba de precios es "muy preocupante", "llamó a "serenar los espíritus", en un gremio donde los salarios son de los más bajos del país"".

Y por último, cuestionaron a la CTA Michelli, que luego del desaire de Moyano, "amagó con una jornada de cortes, la cual dejó de lado para terminar haciendo un acto minoritario en el ministerio de trabajo".

No obstante, el plenario hizo un llamado a la "unidad del movimiento obrero" en torno a sus principales demandas y propuso impulsar asambleas, plenarios de delegados y asambleas generales en todos los lugares de trabajo "más allá de su alineamiento en alguna de las cinco centrales".

Temas relacionados