Diputados entregaron parte de su dieta a los operarios de una autopartista tomada

Se trata de Nicolás del Caño y Christian Castillo, ambos del Frente de Izquierda, quienes otorgaron $20.000 al fondo de huelga de los obreros de Gestamp
Por iProfesional
27/05/2014 - 20,52hs
Diputados entregaron parte de su dieta a los operarios de una autopartista tomada

Dos diputados del Frente de Izquierda (FIT) aportaron de su dieta cerca de $20.000 a los trabajadores de la autopartista Gestamp, que este martes tomaron la planta ubicada en Escobar para exigir la reincorporación de 69 empleados despedidos.

El legislador nacional Nicolás del Caño y su par provincial Christian Castillo, ambos militantes del PTS y miembros del FIT, entregaron $10.000 cada uno al fondo de huelga y se solidarizaron de este modo con los obreros de la fabricante de piezas, que iniciaron medidas de fuerza a principios de mes, ante la decisión de la empresa de despedir a una parte de su personal, tras aplicar suspensiones debido a la crisis de la industria automotriz.

Según consta en su rendición de cuentas, a la fecha, los dos representantes legislativos ya llevan aportados en total unos $200.000 a una docena de conflictos de trabajadores y a los damnificados por las inundaciones que sufrió en abril del año pasado la ciudad de La Plata, donde se desataron fuertes protestas contra las autoridades provinciales y nacionales tras la muerte de cerca de 90 personas a raíz del temporal.

Del Caño se acercó este martes a la puerta de la autopartista de capitales españoles, situada a la altura del kilómetro 48, en el Ramal Campana, mano a Capital Federal, para expresar su apoyo a los trabajadores de Gestamp y dijo que "tienen que ser reincorporados ya que sus despidos son totalmente fraudulentos y discriminatorios".

La multinacional automotriz justificó este martes los despidos a partir de una "medida disciplinaria frente al muy grave accionar de un grupo minoritario de trabajadores que violentando elementales derechos y principios de convivencia laboral, forzó un paro de la producción y bloqueó los accesos a la planta, medidas que nunca tuvieron validación consenso del sindicato".

Sin embargo, el diputado nacional aseguró que "la empresa ganó miles de millones de dólares en estos años como proveedora de Ford y de VW y ahora, cuando existen algunos meses de baja en la producción, intentan dejar en la calle a decenas de familias, haciendo que los costos de la crisis caigan sobre las espaldas obreras", denunció.

Del Caño advirtió que la planta está militarizada y apuntó contra el Gobierno nacional y el SMATA, a los que acusó de "ocultar los despidos de trabajadores en las autopartistas y terminales como VW".

"Hay presencia policial en la fábrica y se negaron a dictar la conciliación obligatoria en el Ministerio de Trabajo, lo cual podría haber solucionado el conflicto", dijo en un comunicado.

La compañía de origen español se instaló en la Argentina a finales de los ´90 y se dedica a producir carrocerías, chasis, mecanismos y piezas estampadas de todo tipo, además de soldaduras y otras ramas de la tecnología.

Gestamp está presente en más de 20 países, cuenta con cerca de un centenar de plantas industriales y una plantilla de más de 30.000 empleados en todo el mundo.