¿Cómo manejar la belleza personal en la era de las "selfies", el iPhone y el Photoshop?

Hoy a una persona se la posiciona por sus accesorios. Además de los básicos como una cartera o los zapatos, se tienen en cuenta los celulares o tabletas
Por iProfesional
07/10/2014 - 11,32hs
¿Cómo manejar la belleza personal en la era de las "selfies", el iPhone y el Photoshop?

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) llegan a campos mucho más lejanos de los previstos en sus inicios, a tal punto que hoy llegan a conformar una parte importante de la belleza y el aspecto de una persona.

Pruebas a la vista (nunca mejor utilizada esta frase): el lanzamiento cada vez más frecuente de dispositivos como “smartphones”, relojes inteligentes y tabletas con diseños especiales acordes a la moda; y la popularidad de las autofotos o “selfies” y de las redes sociales como Facebook o Pinterest, donde la belleza y la moda tienen un lugar predominante, en especial entre las mujeres.

“Hasta hace unos años las personas se segmentaban por la ropa que vestían. Hoy a una persona se la posiciona por sus accesorios, no sólo los básicos y tradicionales como una cartera o los zapatos si no por celulares o tabletas”, afirmó ante iProfesional Yamila Pica, fundadora y directora del Centro de Imagen Integral Plushlamour.

“Smartphones” y “tablets” y mucho más los “smartwatches” se convierten en “objeto de deseo y ostentación”, observó Pica, quien mencionó este ejemplo: “Es muy común ver que muchas personas lo primero que hacen luego de sentarse ante una mesa con otros es sacar y dejar sobre la mesa su celular o tableta”.

Otro ejemplo, similar al anterior, son las alumnas de esta especialista, madre de una beba de un año y medio, que toman apuntes de sus clases en tabletas.

Estos dispositivos están incorporados en segmentos sociales altos y en capas etarias, en especial los jóvenes, como los básicos imprescindibles de la moda, siempre y cuando, observó Pica, “sean marcas de elite”, como Apple o la línea Galaxy S de Samsung.

Miles de espejosInternet multiplicó al infinito la cantidad de información sobre belleza personal disponible que tienen las personas conectadas a la Red. “La gente se siente muy avasallada por mucha información” que les llega desde Internet, advirtió esta economista graduada en la UBA.

“La enorme cantidad de información en los medios, las publicidades engañosas de productos de belleza, las infinitas opciones en tratamientos de belleza y los cambios en la moda, más que enseñar, confunden”, aseguró esta ex modelo.

Pero además de la información, la red potenció un flanco de la belleza personal: la exposición en las redes sociales. “Las mujeres están expuestas en Facebook y cada vez están más preocupadas por su imagen”, señaló la asesora de imagen y estilo.

Una prueba de esto son las populares autofotos o “selfies”, que Pica definió como “una ostentación de la autobelleza y la autofiguración”. “Es la era de la imagen, todo se vende con la imagen”, afirmó.

El síntoma del PhotoshopAlgunas mujeres recurren al famoso programa de edición de imágenes Photoshop, o similares, para “retocarse” el cuerpo, sin necesidad de una cirugía plástica. Se trata de personas que, según Pica, “se encierran cada vez más en sí mismas”. La especialista descree del uso de este programa porque “genera niveles altísimos de frustración femenina”. 

¿Cómo manejarse en medio de este boom de la imagen? “Lo importante es tener una imagen positiva de uno mismo”, respondió esta maquilladora profesional.

“Hay que asumir lo mejor que se pueda el paso del tiempo. Una se debe adoptar a sí misma y la tecnología puede servirnos para ayudarnos a ser mejor sin alienarnos”. 

La aplicación impulsada por Pica es una herramienta para ello. Motivada por su esposo, quien trabaja en el área de negocios digitales de la filial local del banco HSBC, invirtió 25 mil pesos en su desarrollo.

Apuntado a las mujeres, el programa es un canal más de comunicación entre la experta y su clientela, además del correo electrónico, el teléfono y Facebook.

Cada semana la aplicación incluye consejos y claves para incorporar a la belleza personal, a través de la ropa y el cuidado del cuerpo.

Según Pica, el Centro de Imagen Integral Plushlamour es la primera empresa del sector que desarrolló este tipo de aplicación. Se puede descargar gratuitamente en la tienda de Google o en Amazon

A través de ella se accede a beneficios, “tips” de moda y estilo, información nuevos servicios y recibir un “feedback” inmediato en el celular.

Pica también aprovecha las TIC para brindar asesoramiento en línea, por ejemplo, vía Skype con argentinos que trabajan o se presentan en la sede neoyorquina de las Naciones Unidas, además de cursos “online” en un “campus virtual”, con alumnos en la Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

Perfil de una modelo y economista petroleraEsta mujer de pelo lacio, porte alto y elegante, dueña de una mirada penetrante y una sonrisa que se despierta de vez en cuando en una carcajada caudalosa de tonos graves, es una amante de los productos de Apple. En la foto superior aparece con su iPhone con funda rosa y en su escritorio de trabajo en Plushlamour, donde la entrevistó iProfesional, tiene una MacBook.

Pica inició su carrera en el mundo de la moda desfilando en eventos como Buenos Aires Alta Moda (BAAM), BAF Week, Hyatt Mendoza, entre otros. 

Como modelo publicitaria aportó su imagen en distintos trabajos editoriales, comerciales de televisión y campañas gráficas nacionales e internacionales. 

Luego abrió su propia escuela donde brinda la carrera de asesora de imagen en forma presencial y también en forma virtual, apuntando a mujeres del exterior y de las provincias que buscan una salida laboral en el mundo de la moda.

Esta formación en el campo de la belleza personal se combina en la misma persona con los conocimientos y la experiencia laboral provista por una licenciatura en Economía en la UBA y un Master en Economía del Petróleo y el Gas en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA)

Pica trabajó para YPF en diferentes áreas y en la empresa Oil Combustibles desde 2004 hasta 2013, cuando inició su etapa de emprendedora y fundó Plushlamour.

Durante 2012 se dedicó a estudiar el mercado y diseñar un plan de negocios con planes de inversión y desarrollo con visión a cinco años. 

Plushlamour comenzó a trabajar en enero de 2013. Sin publicidad, a través de la recomendación boca a boca, y acciones de promoción en Internet, redes sociales y mailing, la empresa realiza mensualmente talleres de “make- up” y de imagen personal y brinda charlas de capacitación en la Universidad de Palermo. Entre sus clientes tienen  a empresas como Cablevisión y VTH.