Una empresa mediana en la Argentina que pague tributos y contribuciones debe destinar el equivalente del 106% de su ganancia para atender estos compromisos
Por iProfesional
26/10/2016 - 21,30hs

Si alguna duda quedaba en cuanto a que en la Argentina los impuestos son muy altos, el último informe del Banco Mundial dado a conocer ayer en Washington sobre la facilidad para hacer negocios en el planeta (Doing Business) despejó todas las dudas. 

Una empresa mediana en la Argentina que pague tributos y contribuciones debe destinar el equivalente del 106% de su ganancia para atender estos compromisos.

Dicho de otra forma, el Estado se lleva más que lo que consigue la empresa por su operatoria. De esta forma, sobre un total de 190 países encuestados, la Argentina se ubica casi en el fondo de la tabla, en el puesto 178 o, dicho de otra forma, entre la docena de países que más castigan con impuestos a las empresas. 

Y también lleva mucho tiempo cumplir con las obligaciones impositivas: el Banco Mundial estima nada menos que 359 horas por año. 

Si bien se observa una ligera mejora con relación al año anterior, la facilidad para hacer negocios en el país deja mucho que desear. En el ránking general la Argentina ocupa el puesto 116, es decir casi en el tercio del mundo en donde es menos atractivo desarrollar la actividad empresarial.

El informe también confirma que la Argentina es un país burocrático en muchos aspectos. Así, en el capítulo referido a la facilidad para obtener permisos para la construcción, se ubica entre los 17 más complicados del mundo, con la necesidad de cumplir 21 procedimientos y un tiempo de gestión de 341 días. Tampoco es fácil comenzar un negocio.

La Argentina se encuentra en el puesto 157 en esta materia, con la obligación de cumplir 14 requerimientos. 

En los aspectos que el país se encuentra mejor posicionado no pasa del puesto 50 del ránking y corresponden al cumplimiento de los contratos y la protección de los inversores minoritarios.

Un número record de 137 economías alrededor del mundo han adoptado reformas clave para facilitar la creación y operación de pequeñas y medianas empresas, de acuerdo con el informe Doing Business 2017. 

El nuevo informe revela que los países en desarrollo llevaron a cabo más del 75 por ciento de las 283 reformas contabilizadas el año pasado, y la región de África Subsahariana efectuó una cuarta parte de todas las reformas.

En la clasificación global sobre la facilidad de hacer negocios, Doing Business 2017 otorga el codiciado primer puesto a Nueva Zelanda, posicionándose en segundo lugar Singapur, seguido de Dinamarca, Hong Kong RAE, China, República de Corea, Noruega, Reino Unido, Estados Unidos, Suecia y Macedonia.

Las diez economías que más mejoraron, basado en las reformas efectuadas, son Brunei Darussalam, Kazajstán, Kenya, Belarús, Indonesia, Serbia, Georgia, Pakistán, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein.

Temas relacionados