NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Comex

Por aluvión de 0Km de Brasil, automotrices apuestan a exportar más y logran la mayor producción en 10 meses

Aluvión de 0Km de Brasil: automotrices apuestan a exportar más y a la mayor producción en 10 meses

El ritmo de fabricación creció un 10% interanual, mientras que los despachos al exterior avanzaron un 16%. Desde ADEFA, entidad que nuclea a las terminales, ya festejan un cierre de 2017 en terreno positivo, luego de tres años consecutivos con números en rojo

Por Juan Diego Wasilevsky
04.10.2017 22.53hs Comex

"Septiembre confirma una tendencia positiva que vení­amos marcando", afirmó Joachim Maier, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) al analizar el comportamiento sectorial a lo largo del mes pasado.

Sus palabras sintetizan el clima positivo que hoy se está respirando en el sector, luego de varios años marcados por una dinámica negativa. 

Según informó la cámara, en septiembre la producción de vehí­culos totalizó las 46.961 unidades, lo que implicó un salto del 10% en relación con el mismo mes del 2016. 

Vale un dato: se trata del mejor registro -en términos de volumen- desde noviembre del año pasado. 

En paralelo, las exportaciones sumaron en septiembre unas 20.561 unidades, lo que representó un crecimiento interanual del 16%. 

En el caso de los despachos al exterior, también se trata de la cifra más alta desde noviembre último. 

"El sector registró el quinto mes consecutivo de crecimiento en lo que respecta a producción y exportación de vehí­culos. De esta manera no estaremos errados al afirmar que podremos concluir el año en positivo luego de tres años de contracción, como fueron 2014, 2015 y 2016", agregó Maier.

En este sentido, si se analiza el acumulado de enero a septiembre, se confirman los primeros sí­ntomas de recuperación: el sector produjo cerca de 349.800 unidades, es decir, un 0,5% más respecto de los casi 347.900 vehí­culos del perí­odo previo. 

"La fabricación de vehí­culos registra por primera vez números positivos", enfatizó el directivo. 

En cuanto a los embarques al exterior, las cifras también llevan algo de tranquilidad: la industria ya logró colocar unas 151.100 unidades fuera del paí­s, un alza interanual del 11%. 

Sobre este punto, Maier hizo hincapié en el trabajo que se viene haciendo en la búsqueda de nuevos mercados, lo que "ha contribuido a los resultados positivos".

En este sentido se puede remarcar la performance de: 

"¢ Mercados de Centroamérica: importaron 13.400 vehí­culos argentinos, mientras que entre enero y septiembre del año pasado habí­an adquirido menos de 900 unidades. 

Perú: compró 7.200 0Km con selló nacional, un salto del 400% 

Chile: adquirió 7.620 autos, casi 90% más. 

Colombia: 4.315 unidades (+46%) 

Paraguay: 2.744 (+58%) 

En paralelo, desde ADEFA destacaron que "esta tarea se ve potenciada además por las señales que viene registrando Brasil, mejora que se tradujo en un incremento de 30% en las exportaciones hacia el paí­s vecino el último mes". 

Desde Fenabrave, entidad que nuclea a las agencias brasileñas, informaron que en septiembre se produjo un crecimiento de los patentamientos del orden del 24%

Se trata del segundo mejor resultado del año y que permite proyectar a los directivos un 2017 cerrando un 10% por encima del 2016, luego de varios años en terreno negativo. 

El mercado interno crece pero no empuja
Los patentamientos de 0Km acumulan un alza de casi 30% hasta septiembre.

Esta performance es la que hace prever a directivos de automotrices que podrán superarse los 800.000 vehí­culos comercializados, lo que convertirí­a al 2017 en el segundo mejor perí­odo de la historia, por detrás del récord logrado en 2013. 

Esto pone de manifiesto una clara relación dual con lo que sucede con la industria, que recién ahora está mostrando los primeros sí­ntomas de recuperación

El problema es que las terminales no terminan de recibir de lleno el impacto positivo de esta mayor demanda que se registra en concesionarios.

De hecho, el crecimiento en el volumen de unidades producidas se explica mayormente por la recuperación de las exportaciones a paí­ses de la región y no tanto por el mercado interno. 

Básicamente porque el grueso de la oferta que alimenta los patentamientos está siendo abastecido con autos importados, en su mayorí­a desde Brasil, economí­a que vio y sigue viendo en la Argentina un "reservorio" para colocar los vehí­culos hasta revertir su crisis. 

Las ventas mayoristas así­ lo reflejan: 

-Entre enero y septiembre, las terminales despacharon a su red de agencias unas 452.000 unidades que provinieron de Brasil, además de México, Asia y otros mercados.

-Esto representó un salto del 41% respecto de igual lapso de 2016, cuando colocaron 320.753 autos. 

-Como contrapartida, las compañí­as vendieron a concesionarios apenas 188.350 vehí­culos nacionales, con una caí­da interanual muy preocupante, de casi 10,5%. 

Así­ las cosas, con los vehí­culos "albicelestes" en baja, la participación de los importados se consolidó en las ventas mayoristas: pasaron de representar poco más del 60% en 2016 a más del 70% en la actualidad

El 2018, la gran apuesta
Las terminales apuestan a concluir el 2017 en terreno positivo pero, sin dudas, la mira está puesta en 2018, cuando comiencen a concretarse las inversiones más fuertes que está encarando el sector, que ya suman cerca de u$s2.000 millones. 

Entre los modelos ya confirmados, la novedad más inminente correrá por cuenta de Fiat: antes de fin de año, la casa italiana revelará el nuevo proyecto que se produce en Córdoba, que fuera conocido como "X6".  

Se trata de un sedán mediano que reemplazará al Lí­nea y que comparte lí­neas con el Argo, un hatchback "Made in Brasil".

Para este modelo, la compañí­a del grupo FCA, dirigida por Cristiano Rattazzi, ha venido invirtiendo en la provincia de Córdoba unos u$s500 millones.

A continuación, una proyección del vehí­culo que se conocerá en breve: 

Otro proyecto que promete generar ruido en el mercado corre por cuenta de Nissan, que por primera vez estará produciendo en la Argentina. 

La marca -que ya inauguró las oficinas en la planta que Renault tiene en Córdoba- avanzará en 2018 con la fabricación la nueva NP300 Frontier, una pick-up que actualmente se importa de México.

Para este proyecto se vienen invirtiendo u$s600 millones. La empresa generará 1.000 puestos de trabajo directos y 2.000 de forma indirecta. En la actualidad, ya hay 150 empleados trabajando.

En la segunda fase de este proyecto liderado por Nissan, se fabricarán otros dos modelos: Renault Alaskan y Mercedes Benz Clase X.

En diálogo con iProfesional, Diego Vignati, director general de Nissan, afirmó que "apuntamos a lograr una capacidad máxima de 70.000 unidades al año".

La Alaskan -que comparte componentes con la NP300, verá la luz en 2018 y, por el momento, se venderá en los mercados de Argentina y Brasil.

La Clase X, en tanto, marcará el desembarco de Mercedes Benz en el segmento de las pick-ups premium.

Ofrecerá una versión de lujo con motor V6 3.0 turbodiésel, que entregará 258 caballos de potencia.

Toyota, en paralelo, confirmó que comenzará a producir en el paí­s la nueva Innova. 

Este proyecto desembarcará en la planta Zárate. Se trata de una minivan para siete pasajeros que utiliza la misma plataforma y los mismos motores que las Hilux y SW4.

Además, la automotriz acaba de invertir u$s800 millones para ampliar la capacidad instalada de su fábrica.

Te puede interesar