Los CEOs argentinos, casi optimistas: prevén subir 5% sus staff en el mediano plazo

Los líderes de compañías se muestran optimistas respecto del panorama de negocios a nivel local, aunque detectan incertidumbre en la arena internacional
Por Paula Krizanovic
11/10/2017 - 10,39hs
Los CEOs argentinos, casi optimistas: prevén subir 5% sus staff en el mediano plazo

Los lí­deres de grandes empresas que operan en la Argentina se muestran optimistas acerca de las posibilidades de crecimiento de la economí­a local y de sus compañí­as en el largo plazo, pese a que confiesan vivir aún un clima de incertidumbre. 

Y aunque consideran que habrá una importante inversión en el reclutamiento de talentos, no creen que la plantilla de su firma se expanda más que un 5% en los próximos tres años.

Para ese perí­odo, la mayorí­a de los titulares de empresas pondrán el foco en innovar y modernizar sus estructuras en materia tecnológica, sobre todo en lo referido a ciberseguridad.

El 74% de los CEO locales que respondió una encuesta global de la consultora KPMG, confí­a que en los próximos tres años la economí­a argentina crecerá.

El 77% cree que mejorará la situación de su compañí­a - que se expandirá entre el 1% y el 3%-, y el 81% considera que seguirán altas las tasas de interés.

Los datos surgen del informe anual "Global CEO Outlook 2017. Disrupción y Crecimiento", en el que por primera vez participaron los titulares de firmas "albicelestes".

Si bien no se les consultó a los empresarios el motivo de su optimismo, Ricardo De Lellis, Socio Director Ejecutivo de la mencionada consultora, estimó que "con el cambio de gobierno producido en 2015 y las medidas de estabilización macroeconómicas que se han tomado desde entonces, se ha instalado un mejor clima de negocios en el paí­s y los CEO, que deben ver sus negocios en el mediano y largo plazo, están observando las reacciones positivas de la economí­a argentina, que empieza a salir de la recesión de los últimos 5 años".

En este sentido, los lí­deres locales mostraron una confianza mucho mayor en el destino a mediano plazo de la economí­a local que de la global.

"Ante un mundo que sigue planteando incertidumbres, ya sea por las amenazadas de Corea del Norte con sus misiles, por las represalias que pueda tomar un Estados Unidos, o por los precios bajos de las commodities, es comprensible que la dudas se centren en lo que puede pasar fuera del paí­s", entendió De Lellis.

Asimismo, el 90% de los CEO afirmó que destinará una importante inversión en reclutamiento de personal pero que el número de empleados aumentará menos del 5% en el perí­odo analizado.

¿No es ese bajo crecimiento una contradicción? "Normalmente, cuando se inicia un proceso de reactivación económica las organizaciones empresarias se preparan para lo que vendrá y una de esas decisiones es preparar a sus recursos humanos. Creo que por eso es que se habla de un aumento de la inversión en reclutamiento de personal que al principio suele ser puntual, selectivo, y que luego se podrá ampliar la búsqueda a más empleados en función del crecimiento esperado, de que se vayan superando los niveles de la capacidad instalada que, por ahora, todaví­a está por debajo de sus posibilidades", evaluó el socio de KPMG Argentina ante la pregunta de iProfesional.

"Pero también esa inversión se explica en la necesidad de capacitar al personal que requiere un esfuerzo adicional por doble ví­a: esto es, por un lado, el requerimiento cada vez mayor de especialización de la fuerza laboral en economí­as más complejas y competitivas, y por el otro, la menor capacidad formativa derivada de la crisis educativa argentina", sentenció.

Prioridad digital y revisión de la estrategia

Las oportunidades y amenazas que se encuentran en la cabeza de los CEO, tanto a nivel local como internacional, tienen que ver con la tecnologí­a, sobre todo con el mundo digital.

En este sentido, el 58% de los más de 30 lí­deres locales consultados por KPMG manifestó que mantendrá la inversión en infraestructura digital, y el 71% hará lo propio en ciberseguridad.

El 94% cree además que la inversión en esta última materia es una posibilidad para encontrar nuevas fuentes de ingresos. Pero el 84% percibe que su empresa no está debidamente preparada para enfrentar un incidente informático.

Pese a todo, el 77% está convencido de que la disrupción tecnológica es una oportunidad y no una amenaza para sus negocios.

Por otro lado, el 68% de los consultados en Argentina dijo estar revisando su estrategia internacional de negocios. En tanto que el 97% sostiene que ante un clima geopolí­tico incierto, dedicará más tiempo a la planificación de escenarios futuros.

Esta reingenierí­a de los planes en las empresas todaví­a se debe a que el enfoque polí­tico y normativo de las relaciones con los mercados externos viene cambiando radicalmente en los últimos años.

"Argentina necesita crecer y generar dólares frescos para poder sostener su crecimiento y el proceso de cambios que, por ahora, se está financiando básicamente con endeudamiento público y privado. Desde 2001 hasta 2015 la economí­a del paí­s se fue cerrando y fueron cayendo las exportaciones, quedando el paí­s aislado de los principales mercados internacionales. Por eso se entiende que, en un mundo que cambia permanentemente, los CEO argentinos reformulen sus estrategias internacionales para buscar nuevos mercados y oportunidades de crecimiento", opinó al respecto De Lellis.