Emprendedores: los beneficios de las SAS sobre las tradicionales SA y SRL

Las nuevas Sociedades Anónimas Simplificadas se perfilan como el marco ideal para la rápida formalización de startups               
Por iProfesional
23/10/2017 - 22,07hs
Emprendedores: los beneficios de las SAS sobre las tradicionales SA y SRL

Las SAS (Sociedades Anónimas Simplificadas) fueron recientemente reglamentadas en la Ley Pyme sancionada por el gobierno a mediados de año.

El objetivo de la normativa es generar una estructura, constitución y desarrollo más ágiles y sencillos para la creación de empresas.

La cuestión fue muy promocionada por la posibilidad de "registrar empresas en 24 horas". Así­, las SAS cuentan con varias facilidades brindadas por su reglamentación para ayudar a que esto realmente suceda.

El primer beneficio es claramente económico, ya que al simplificar su conformación terminan siendo menos costosas que las tradicionales figuras jurí­dicas como las Sociedades Anónimas (SA) y las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL), señala Emprendedores News.

A esto debe sumársele que el capital mí­nimo que requiere para su constitución es muy bajo. í‰ste equivale a dos salarios mí­nimos, vitales y móviles, a diferencia de la sociedad anónima, donde se exige la suscripción mí­nima de $100.000. También está autorizada la integración de un aumento de capital inferior al 50% del mismo sin necesidad de publicar edictos ni registración. Se faculta a realizar aportes irrevocables por 24 meses.

A su vez, al poder realizar la inscripción de la misma en 24 horas – según lo estipulado en el art. 38 de la Ley 27.349– también ayuda al ahorro de tiempo.

Otra simplificación realizada es desechar la necesidad de socios o integrantes, ya que las mismas pueden ser unipersonales. Al suceder esto, su administración puede ser unipersonal también, con la designación de un suplente salvo que se haya propuesto un sí­ndico –lo cual no es estrictamente necesario, como sí­ ocurre en las figuras jurí­dicas habituales– y su duración puede ser indeterminada y la fijará el estatuto social.

Por otra parte, las SAS promueven la digitalización de las inscripciones societarias así­ como las notificaciones por la misma ví­a, lo que acelera significativamente todos los plazos de registración y modificaciones estatutarias.

También pueden constituirse por instrumento público o privado y su capital puede dividirse en acciones que a su vez admite distintas clases (ordinarias, preferidas o escriturales), lo que no ocurre en la SRL, indica Emprendedores News.

Por último, la AFIP le otorga factura Tipo A automáticamente, al momento de la constitución, lo que no ocurre con otro tipo de sociedades.