Cépernic y las represas: "Me alivia que nuestro apellido no se asocie a un proyecto corrupto"

Macri le devolvió los nombres originales a las hidroeléctricas, Condor Cliff y La Barrancosa, vinculadas a casos de malversación kirchnerista
Por iProfesional
07/11/2017 - 15,03hs
Cépernic y las represas: "Me alivia que nuestro apellido no se asocie a un proyecto corrupto"

Marcelo Cépernic, hijo del exgobernador santacruceño, celebró que el gobierno de Mauricio Macri quitara su apellido en el nombre de una de las dos represas hidreléctricas de la provincia que están envueltas en causas de malversación de fondos en la "era kirchnerista".

"Siento alivio que nuestro apellido no esté asociado a este emprendimiento corrupto", sostuvo en una entrevista con OPI Santa Cruz.

La semana pasada, la Casa Rosada le devolvió sus denominaciones originales a los diques Condor Cliff-La Barrancosa, que durante la gestión anterior las habí­an nombrado como Néstor Kirchner-Jorge Cépernic.

"Fue muy doloroso para mí­ que en su momento le pusieran el nombre de mi padre quien era un hombre honesto y pasó por la función pública con el mismo capital que cuando entró", recordó.

"De manera que asociar el nombre de mi padre a ese monumento a la corrupción que es el proceso licitatorio donde Electroingenierí­a terminó ganando, para mí­ fue una cosa muy dolorosa y esta decisión del gobierno nacional me significa un alivio importante", remarcó.

Además, recalcó: "Nunca a mí­ ni a mi familia nos consultaron jamás, para nombrar a las represas como Cérpernic. Tampoco lo hicieron cuando al hospital Samic de El Calafate lo llamaron Kirchner-Cépernic. Estoy absolutamente convencido que en ambos casos utilizaron el nombre de mi viejo con fines polí­ticos; fue un uso vergonzoso, lo pegaron al de mi papá para justificar el de Kirchner y que la gente no pudiera decir nada".

Si bien Marcelo Cépernic se mostró a favor de la obra en sí­, por cuanto consideró que al modificársele la cota y disminuirse su potencia, habrá un cuidado muy importante del entorno, no tuvo la misma predisposición a la hora de juzgar a los actores involucrados en el negociado alrededor de este proyecto que nació y se desarrolló durante la era kirchnerista.

"Lo que firmó el gobierno nacional anterior con los chinos fue el doble del valor del megavatios", dijo Cépernic sobre aquellos contratos.

"Estoy convencido de que las van a hacer, porque hasta que no empiecen a generar, los chinos no cobran. Y los chinos no es que van a facturar hasta que recuperen la inversión, sino que tiene 20 años para hacerlo; demás está decir que si recuperan el capital en 5 años, les quedan 15 años más de ganancia neta", ejemplificó.