El estudio está destinado a enriquecer las investigaciones en curso para tratar enfermedades neurodegenerativas como la de Huntington
Por iProfesional
10/11/2017 - 15,17hs

Las ovejas son capaces de reconocer al ex presidente estadounidense Barack Obama en una foto tras haberla visto varias veces, así­ como a la actriz Emma Watson, según un estudio publicado esta semana.

"Sabí­amos que las ovejas eran capaces de reconocer a las personas", como sus pastores, pero "su capacidad para aprender a identificarlas a partir de una foto en dos dimensiones es sorprendente puesto que esto requiere un proceso cerebral complejo", afirmó Jennifer Morton, de la Universidad de Cambridge, coatura del estudio publicado en la revista Royal Society Open Science.

Los investigadores mostraron a ocho ovejas los rostros de varios famosos, inmortalizados en unas fotografí­as en una pantalla digital. Repitieron la operación varias veces.

Además de las imágenes del expresidente estadounidense y de la actriz famosa por la saga de Harry Potter, las ovejas vieron los retratos de la presentadora de televisión británica Fiona Bruce y del actor estadounidense Jake Gyllenhaal.

"Elegimos a estas personas porque hay muchas imágenes suyas en Internet", dijo Morton. "¡Y estábamos seguros de que las ovejas nunca antes las habí­an visto!", dijo Morton.

Los animales obtení­an una recompensa (comida) cada vez que distinguí­an a uno de estos cuatro famosos, en vez de la de un objeto o una persona desconocida que aparecí­a en otra pantalla. El método consistí­a en que la oveja acercara el hocico a la fotografí­a correcta, hasta tocar un sensor que dispensaba el premio.

Con los rostros de frente, las ovejas superaron la prueba ocho de cada diez veces. Con los de perfil, en cambio, el porcentaje de aciertos fue del 66%, "cercano al de un ser humano en la misma situación", según los investigadores.

"Todo esto demuestra que las ovejas poseen capacidades de reconocimiento faciales comparables a las de los hombres y otros primates", concluyeron.

El estudio está destinado a enriquecer las investigaciones en curso para tratar enfermedades neurodegenerativas como la de Huntington, en la que la percepción facial falla.