NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Impuestos

Investigan a Glencore por supuesto lavado de dinero en la mina de oro La Alumbrera

Investigan a Glencore por supuesto lavado de dinero en la mina La Alumbrera

Un gigante escondido detrás del oro y el cobre de San Juan y Catamarca sumó más problemas con la Justicia por la revelación de offshores

 

14.11.2017 14.24hs Impuestos

Glencore, un gigante escondido detrás del oro y el cobre de San Juan y Catamarca y con grandes beneficios fiscales otorgados por el poder polí­tico, sumó más problemas con la Justicia a partir de las revelaciones de los documentos obtenidos por el diario alemán Sí¼ddeutsche Zeitung y compartidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Tras las revelaciones sobre cómo actúa esta multinacional en Argentina y el mundo reveladas por Paradise Papers, el fiscal general de Tucumán, Antonio Gustavo Gómez, abrió una investigación contra la compañí­a por presunto lavado de dinero, confirmaron fuentes judiciales a Perfil.

Gómez ya viene investigando a Glencore por la explotación de la mina La Alumbrera, en Catamarca, por la supuesta contaminación de los afluentes de la Cuenca Salí­Dulce y por delitos tributarios, entre otros.

Los derechos de exploración y explotación de la mina pertenecen a Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD), una sociedad integrada por la provincia de Catamarca, la Universidad Nacional de Tucumán y el Estado Nacional.

Minera Alumbrera es operada por Glencore, la cual posee 50% del paquete accionario, mientras que las empresas canadienses Goldcorp y Yamana Gold cuentan con 37,5% y 12,5% respectivamente.

La investigación periodí­stica de Paradise Papers demostró que Glencore montó una estructura financiera en paraí­sos fiscales –Islas Bermudas e Islas Caimán– mediante la cual operó la extracción de minerales.

La empresa está en la mira en la provincia de Tucumán ante varios cuestionamientos judiciales y sociales por presunta evasión fiscal y deficiencias de polí­tica ambiental. 

En 2013, Glencore (de origen suizo) compró el 50% del paquete accionario de Minera Alumbrera Ltda. por u$s3 mil millones. Pero el control de la mina quedó bajo la órbita de una subsidiaria: Glencore SA Holdings Limited, radicada en Bermudas, la que a su vez es la principal accionista de Glencore South America Limited (GSAL), con domicilio en Caimán.

Además, el fiscal Gómez solicitó el miércoles la detención de Juan Alberto Cerisola -ex rector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT)- y otras tres autoridades de la institución por presunto lavado de activos de fondos que la universidad recibí­a de la empresa que explota la mina.

Los negocios de Glencore en el mundo y también en el paí­s van desde la minerí­a y energí­a hasta la producción agropecuaria. En América Latina, opera en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia y Perú.

A través de al menos seis firmas offshore, Glencore extrae millones de dólares anuales por sus negocios. Posee beneficios impositivos que van de regalí­as por apenas 3% de las ganancias y descuentos y reintegros de todo tipo de impuestos nacionales, provinciales y municipales.

Con su red de offshore, Glencore compra y vende paquetes accionarios, contrae deudas y realiza maniobras para eludir el pago de impuestos.

Te puede interesar