NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Actualidad

La CGT lanzó paro general contra la reforma jubilatoria pero garantiza el transporte hasta la medianoche

CGT anunció paro general desde el mediodí­a pero garantiza el transporte hasta la medianoche

"Van a poder volver a sus casas", explicaron los tres líderes de la central obrera en conferencia de prensa. La medida de fuerza será por 24 horas

18.12.2017 16.30hs Actualidad

La CGT pegó un golpe de timón y convocó a un paro de 24 horas a partir de este lunes al mediodí­a en rechazo a la reforma previsional que Cambiemos intentará sancionar por la tarde en el Congreso.

No se sumarán a la hulega los gremios de transporte. 

La medida de fuerza fue definida en una reunión del Consejo Directivo esta mañana y fue anunciada en conferencia de prensa por los tres gremialistas que lideran la central obrera, Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer.

"Van a poder volver a sus casas", dijo Schmid y remarcó: "Garantizamos el transporte".

"A partir del mediodí­a del dí­a de hoy comienza un cese de actividades. El paro será total desde las 0 hasta mañana al mediodí­a. El transporte funcionará de manera normal hasta las últimas horas del dí­a de hoy a los efectos de que los compañeros movilizados y los trabajadores que han concurrido a lugares de trabajo puedan regresar a sus hogares", explicó 

Durante la mañana de este lunes, colectivos, subtes y trenes funcionaron con su cronograma habitual. Sí­ hubo cancelaciones y demoras en los vuelos.

El Gobierno convenció el viernes a gobernadores del peronismo no kirchnerista para llamar a una sesión especial. A cambio, el presidente Mauricio Macri firmará ese dí­a por la mañana un decreto que oficializará un bono de alrededor de $700, de carácter compensatorio.

En la central obrera, sin embargo, consideran que los cambios son insuficientes. Es que la medida solo beneficiará a los jubilados y pensionados con haberes inferiores a los $10.000 solo por tres meses.

Durante una conferencia de prensa los sindicalistas indicaron que la reforma previsional "constituye lisa y llanamente una rebaja de los haberes a los jubilados, pensionados y los sectores más vulnerables".

Además, señaló que "el bono" anunciado por el Gobierno nacional "es una burla", al tiempo que precisó que si el Congreso finalmente no aprueba la reforma previsional, se levantarán las medidas de fuerza anunciadas.

Schmid advirtió que la CGT manifestó su "rechazo absoluto a este proyecto de ley que ha sido llevado al parlamento promoivido por el Poder Ejecutivo" para modificar el mecanismo de actualización de los haberes previsionales.

"La CGT no ha participado en ninguna tratativa en esta ocasión. Es una lógica que no podemos compartir en ninguno de sus términos", subrayó el secretario general del gremio de Dragado y Balizamiento.

Por otra parte, señaló que la CGT propondrá al Gobierno y a los legisladores que "convoquen a una consulta popular" según el mecanismo previsto por la Constitución para para "ver si efectivamente la sociedad argentina está de acuerdo con que se lleve adelante" la reforma.
Schmid cuestionó además el operativo de fuerzas de seguridad federales realizado el último jueves en las inmediaciones del Congreso y se quejó de que los uniformados "primero tiran y después preguntan".

"El bono es una burla. El ajuste que hay es infinitamente mayor que el alcance de ese bono sacado como si fuera un parche de supervivencia", señaló además el sindicalista.

El anuncio representa un endurecimiento por parte de la CGT y un desafí­o abierto al pacto sellado entre Macri y los gobernadores peronistas. El viernes habí­a decidido mantener una postura expectante tras suspender el paro convocado para ese dí­a.

Pero la reacción de otros sectores empezaron a ejercer presión sobre Azopardo, donde los hechos ocurridos el jueves llevaron a que la central repudiara la "militarización" del Congreso y rechazara en una conferencia los intentos de Macri de aprobar su iniciativa por decreto.

Los movimientos sociales convocaron el viernes a una movilización para este lunes. Se trata del "triunvirato piquetero" conformado por la CCC, Evita - CTEP y Barrios de Pie, que ya el miércoles pasado habian hecho una demostración de su fuerza con una marcha masiva en la avenida 9 de julio.

La CTA liderada por Pablo Micheli, en tanto, convocó a una huelga para el lunes con marcha al Congreso. Mientras que los diputados y agrupaciones sindicales de izquierda comenzaron a reclamar a la dirigencia de Azopardo que convocara a un paro general.

Por otra parte, el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Hugo Godoy, anticipó que se movilizará a la Plaza de los Dos Congresos cuando se trate en la reforma previsional.

"Cada vez que se intente aprobar esa ley que ajusta los haberes de los jubilados vamos a parar y a movilizarnos. Es la actitud que tomaremos desde la CTA Perón y seguramente vamos a ser acompañados por los compañeros de otras organizaciones", señaló Godoy a Télam.

El acuerdo con los gobernadores consiste en mantener el proyecto que modifica la fórmula de ajuste de las jubilaciones y la Asignación Universal por Hijo (AUH), para que luego Macri firme un decreto para establecer un bono que terminará totalizando unos $4.000 millones de pesos.

En lugar del actual ajuste semestral, a partir del 50% la evolución de los salarios y 50% la recaudación, el Gobierno propone otro conformado por un 70% la variación del índice de Precios oficial y 30% restante por la variación del RIPTE, un indicador laboral que mide la evolución de los sueldos estatales.

El bono del Ejecutivo, según el Gobierno, compensará a "jubilados y pensionados con haberes inferiores a los $10.000 y beneficiarios de la AUH" por el desfase entre la fórmula actual y la nueva, es decir, por los meses que no son tenidos en cuenta en el proyecto de ley.

La creación de un mecanismo de compensación era un reclamo de Elisa Carrió, la diputada estrella del oficialismo que el jueves pasado se enfrentó a Cambiemos al pedir el levantamento de la sesión y luego rechazó la posibilidad de que Macri aprobara la reforma por decreto.

Pese a los últimos cambios, el bono nunca convenció a la dirigencia sindical. Y, a diferencia de los gobernadores, no obtiene ningún beneficio por respaldar una medida tan impopular.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar