NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Negocios

Cielos despejados: Aerolí­neas logró paz gremial y planea bajar 50% su dependencia de subsidios en 2018

Aerolí­neas logró paz gremial y planea bajar 50% su dependencia de subsidios

Según la estatal, APTA percibirá un incremento en bolsillo del 20%. La firma "consumió" u$s170 millones en subsidios. En 2018 bajará a u$s90 millones

Por Patricio Eleisegui
28.12.2017 12.08hs Negocios

Calma y satisfacción, las sensaciones que prevalecen en la plana mayor de Aerolí­neas Argentinas.

La estatal está a un paso de cerrar otro año con números hacia arriba en términos de pasajeros transportados y rutas operadas, y hacia adelante gobierna la certeza de un verano tranquilo fruto de un acuerdo con los gremios que en la tarde del miércoles recibió su última firma.

Si bien el Ministerio de Transporte logró abrochar la paritaria con UPSA y APLA, los sindicatos de personal superior y pilotos, a fines de la semana pasada, todaví­a restaba cerrar un acuerdo con los técnicos agrupados en APTA.

Los liderados por Ricardo Cirielli finalmente aceptaron la propuesta del oficialismo y desde este miércoles quedó establecida la pauta de aumentos para el 2018.

La confirmación del acuerdo llegó de boca de Mario Dell'Acqua, presidente de la estatal, quien especificó que APTA aceptó percibir un incremento en bolsillo del orden del 20%.

En compañí­a del ministro Guillermo Dietrich y el flamante gerente general de la aérea, Abbott Reynal, el ejecutivo encabezó una conferencia de prensa en uno de los salones de Transporte con el fin de exponer los resultados operativos de Aerolí­neas Argentinas en el último año.

Consultado respecto de la incidencia de la conflictividad gremial en los movimientos de la compañí­a, Dell'Acqua reconoció que en situaciones de paro la estatal puede perder hasta u$s3 millones diarios.

Pero descartó la posibilidad de que ese tipo de incidentes ocurra en los próximos meses a partir de la paritaria ahora cerrada.

"Cerramos con todos los gremios. Lo acordado también incluso un bono adicional y cláusula gatillo. Cada punto de aumento significa u$s16 millones para la compañí­a", afirmó.

La negociación ya cerrada con los gremios garantiza, también, el fin de las acciones por goteo implementadas por las organizaciones sobre todo en los últimos dos meses, y que representaron un auténtico dolor de cabeza para las compañí­as aeronáuticas en general.

El pacto salarial apuntala el objetivo de crecimiento ininterrumpido que persiguen Dell'Acqua y compañí­a.

Este último aspecto prevaleció como el componente determinante en la reunión con la prensa celebrada este miércoles.

Entre otros detalles, el titular de Aerolí­neas Argentinas destacó que la compañí­a incrementó 16% su volumen de pasajeros transportados, con un total para 2017 del orden de las 13 millones de personas movilizadas. Para el año próximo, la meta es elevar la marca al menos un 13%.

"A este ritmo, alcanzaremos un incremento del 50% en el volumen de pasajeros transportados en sólo tres años. Pusimos mucho esfuerzo en el mercado interno para lograr estos números. Ayudaron decisiones estratégicas como instalar el hub en Córdoba y la apertura de nuevas rutas en el interior. Por ejemplo, hoy se sumó Posadas, en la provincia de Misiones", dijo el ejecutivo.

Según los datos expuestos, Aerolí­neas Argentinas ostenta un acumulado en términos de facturación de $2.302 millones, al tiempo que hace gala de un factor de ocupación del 88,4% y un nivel de cumplimiento de vuelos del 98%. Todo esto, a través de una flota operativa compuesta por 82 aeronaves.

Bajar subsidios, la prioridad
Un aspecto clave sobre el que se enfocó la inmediata intervención de Reynal consistió en el énfasis por seguir bajando la dependencia de los subsidios, rasgo que distingue a Aerolí­neas Argentinas desde su estatización en tiempos del kirchnerismo.

En ese sentido, el gerente general expuso que hasta el desembarco del macrismo en el Ejecutivo nacional la lí­nea de bandera promediaba un gasto cercano a los u$s680 millones. Todo esto, claro, cubierto con fondos públicos. Este 2017, la pauta rondará los u$s170 millones, en lo que representa un descenso en tobogán en apenas 2 años de gestión.

"El objetivo para 2018 es estar en los u$s90 millones. Somos una empresa que logrará esto sin dejar de crecer, al tiempo que se seguirá mejorando el servicio y sin prescindir de ningún empleado", remarcó Reynal.

Según información detallada por el ejecutivo, en 2011 un pasajero de Aerolí­neas Argentinas le "costaba" al Estado, ví­a la polí­tica de subsidios imperante, una cifra cercana a los u$s130. Hoy ese rango se ubica en los u$s15. La meta para 2018 es reducir el monto a apenas u$s7.

"Desde hace cuatro meses se están revisando todos los contratos y la relación con los proveedores de Aerolí­neas Argentinas. Los niveles de gastos no se bajaron de forma casual. Son consecuencia de una polí­tica de ahorro que alcanzó a buena parte de la estructura de la compañí­a", sostuvo Reynal.

Desde la estatizada indicaron que, a través de la revisión de costos y la optimización de capacidades, Aerolí­neas Argentinas logró el siguiente volumen de ahorro de enero a esta parte en los í­tems que siguen:

u$s19 millones en repuestos.
"¢u$s2 millones en reparación de motores.
"¢u$s2,5 millones en materiales para la familia de aviones Embraer.
"¢u$s1 millón en hotelerí­a para el personal de la compañí­a.
u$s5 millones en servicios como los snacks.

Venta de los Embraer
A un lado de Reynal, el ministro Dietrich no ahorró elogios al momento de evaluar lo que ha sido el 2017 para la lí­nea de bandera.

"Superamos las expectativas como equipo. Se logró que Aerolí­neas sea parte de la revolución de los aviones que se está dando en la Argentina. Hoy, nuestro paí­s está entre los que tienen un mayor crecimiento interno en términos de vuelos. Nos quedan por delante dos años muy desafiantes para la compañí­a", expresó.

Otra cuestión sobre la que se refirieron los ejecutivos de la compañí­a corresponde a la decisión de desprenderse de una veintena de aviones Embraer que hoy, en su gran mayorí­a, vuelan con los colores de Austral.

En esa dirección, Dell'Acqua confirmó que "se irán cambiando todos, en forma gradual", en un proceso de venta que tomará color en 2018.

A los ojos de la directiva de Aerolí­neas Argentinas, el costo de mantenimiento de los aparatos resulta muy elevado en comparación con otras familias de aeronaves.

"En todos lados nos dicen que, además, compramos aviones a un precio muy caro respecto de lo que se debió haber pagado. Por eso ese tema hoy está en la Justicia", comentó Dietrich.

Vuelo a Posadas
En lo que puede interpretarse como uno de los últimos movimientos significativos de la estatal en este 2017 -al menos en términos operativos-, Aerolí­neas Argentinas inauguró este miércoles un vuelo que une la ciudad de Posadas con la provincia de Córdoba, en un servicio que se inicia bajo un régimen de tres vuelos semanales.

"En principio el vuelo va a tener tres frecuencias semanales, pero a partir de marzo va a tener entre cuatro y cinco", precisaron fuentes del Ministerio de Turismo de Misiones.

El precio promocional de los pasajes ronda los $2.300. Producto del nuevo servicio, la lí­nea de bandera pasó a totalizar 82 frecuencias semanales de vuelos entre Misiones y el resto del paí­s.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Negocios
Te puede interesar
Zoom Recomendadas