NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Management

La mitad de los argentinos prefiere buscar trabajo a través de "apps" y desconfí­a de las ofertas por email

La mitad de los argentinos busca empleo a través de "apps" y desconfí­a de ofertas

Un informe muestra el desfasaje que existe entre la tecnología que utilizan las empresas para reclutar y la experiencia que esperan obtener los candidatos

Por Paula Krizanovic
11.01.2018 20.52hs Management

La tecnologí­a que un empleador usa o descarta para cada etapa de sus procesos de reclutamiento de personal, enví­a a los candidatos un poderoso mensaje sobre la propia compañí­a como lugar donde trabajar. 

Esta es una de las conclusiones del último informe global de la consultora de RR.HH., ManpowerGroup Solutions, que analizó las preferencias de los profesionales en materia de tecnologí­a para buscar empleo y la oferta en esta materia que implementan las empresas, a través de 14.000 encuestas en 19 mercados.

En una potencial "guerra por el talento", conocer a través de qué medios éstos toman contacto con las búsquedas y prefieren (o no) utilizar durante esta instancia, les da a las empresas que son intensivas en mano de obra calificada –sobre todo en sectores en los que no abundan los perfiles disponibles– una ventaja competitiva.

En esta intersección de oferta y demanda es donde ManpowerGroup detecta un desfasaje: "Los candidatos han alcanzado un punto de quiebre en el uso de dispositivos móviles para postularse a puestos de trabajo, pero la mayorí­a de los empleadores aún están mal equipados para responder", se lee en el reporte.

Sucede que la adopción de la tecnologí­a de reclutamiento está años luz detrás de la tecnologí­a orientada al consumidor. En ese marco, "las expectativas de búsqueda de trabajo de los candidatos están siendo impulsadas en mayor medida por aplicaciones contemporáneas de citas más que por los protocolos existentes para la búsqueda de empleo", aseguran.

Y el mercado local no es la excepción en esta materia. "Actualmente las organizaciones se encuentran frente a talentos de la Generación Y, nativa digital, y es por eso que muchas veces las expectativas de los candidatos superan a la rapidez de respuesta que las áreas de selección de personal han podido desarrollar", dijo a iProfesional Marcela Romero, Gerente de Talent/Permanent de ManpowerGroup Argentina

A nivel global, estudio arroja que más de la mitad de los candidatos (52%) quisiera utilizar aplicaciones móviles para concretar sus postulaciones, y esa cantidad solo viene aumentando. Entre 2015 y 2016 creció un 30% en México, un 60% en Estados Unidos y 80% en Reino Unido y Australia.

Más aún, en total un 9% de los encuestados ya aplica a avisos de empleo desde su teléfono inteligente.

¿A qué se debe esta tendencia? A que las experiencias que las personas obtienen en otros ámbitos se han modificado mucho en torno a las posibilidades que ofrecen los móviles –compran desde alimentos hasta pasajes de avión por Internet, pagan impuestos por home banking y consumen entretenimiento por "streaming" desde el sillón de sus casas–, mientras que en ámbito laboral parece haber cierto estancamiento.

"Las personas funcionan como un todo y esperan encontrar las mismas facilidades que brinda la tecnologí­a en todos los aspectos de su vida", coincidió Romero.

"Los candidatos buscan independencia e inmediatez: poder postularse a un trabajo con un currí­culum digital y desde sus dispositivos móviles, sin importar en qué lugar se encuentren", aseguró la ejecutiva de ManpowerGroup.

Y si bien las empresas más grandes trabajan en redes sociales su marca empleadora, la difusión de sus ofertas laborales parece haberse quedado en el tiempo.

Para los candidatos jóvenes, responder un email con una propuesta de trabajo suena tan incómodo y anticuado como ya resultaba hace una década llevar un CV impreso al departamento de RR.HH. de una compañí­a.

Y si bien hay intentos de algunos intentos de, por ejemplo, difundir búsquedas a través de WhatsApp, utilizar contratos digitalizados, o crear aplicaciones locales que repliquen la experiencia de la "app" de citas Tinder para que las personas puedan postularse con el simple movimiento de un dedo, en general las organizaciones locales aún no se han adaptado a ese cambio.

Siguen utilizando portales de empleo que quedaron rezagados respecto de hacer compatibles sus sistemas con dispositivos móviles, en relación a otro tipo de negocios, como plataformas de comercio electrónico o de transmisión de contenidos.

Las personas tampoco quieren trasladarse para tener entrevistas "in situ" sino que prefieren tenerlas por Skype, e incluso muchos no se molestan si deben mantener una conversación con "robot" para aclarar sus dudas.

"En los chatbots se están iniciando conversaciones y respondiendo preguntas. Los mensajes de texto están reemplazando al correo electrónico, y las compañí­as están buscando cada vez más la tecnologí­a de video para ver a los candidatos en pantalla", estimaron desde ManpowerGroup Solutions.

En esa consultora, incluso en las sedes fí­sicas de la empresa en Buenos Aires, ya se toman entrevistas por Skype y se responden dudas en WhatsApp y redes sociales. No es por pura moda sino por estrategia, para "tener una mayor llegada y captar candidatos aunque no estén buscando empleo proactivamente", aseguró Romero a este medio.

"Nuestro objetivo es lograr contrataciones de una forma más eficiente y colaborativa, adaptándonos a las particularidades de cada caso e implementando mejoras que nos ayuden a ser cada vez más productivos y ágiles", declaró.

Pero la ejecutiva de ManpowerGroup Argentina admite que esta adaptación aún no ocurrió en la mayorí­a de las áreas de personal de los empleadores locales.

"La necesidad de tecnologí­a está instalada, a pesar de que la vanguardia de innovación todaví­a está en pocas empresas. Se trata de un camino sin retorno ya que será la única manera de atraer a los talentos necesarios. El trabajo se está reorganizando y las empresas necesitan adoptar prácticas de recursos humanos más sofisticadas para responder a este nuevo escenario sin perder competitividad", cerró Romero.

Usos y costumbres locales
Detrás de la India, los paí­ses latinoamericanos lideran el ranking global respecto a cantidad de candidatos con interés en postularse a búsquedas de empleo a través de aplicaciones móviles.

Costa Rica, Perú, México, Panamá y Colombia son las naciones del "vecindario" latinoamericano en donde más del 70% de los encuestados por ManpowerGroup se declaró en lí­nea con esa intención.

En tanto que la Argentina es más similar al promedio global de interesados: el 53% quisiera poder aplicar desde su celular, y sólo el 3% ya lo hace.

ManpowerGroup atribuye las diferencias entre paí­ses respecto al interés y uso de aplicaciones por parte de los candidatos a varios factores:

Acceso a la tecnologí­a en paí­ses en desarrollo. En muchos, el teléfono inteligente ha tomado el lugar de la computadora como principal dispositivo tecnológico

Diferencias generacionales en la fuerza de trabajo local. Los más jóvenes se inclinan en mayor medida al uso de aplicaciones

"¢ Los empleadores se quedan atrás en el mercado orientado al consumidor con foco en los dispositivos móviles como principales plataformas de interacción.

La Argentina también es similar al promedio global en otro punto: el 8% de los consultados a nivel global se sienten cómodos participando de entrevistas laborales en video, y entre los locales ese grupo asciende al 6 por ciento.

Una vez más, detrás de la India (17%), los latinoamericanos son los paí­ses donde mayor aceptación tuvo esa modalidad, a la cual suscribió un 15% de los encuestados colombianos, un 13% de los peruanos, un 10% de los panameños y de los mexicanos.

"Quienes buscan empleo en Latinoamérica tienen una preferencia significativa por la tecnologí­a de videoconferencia para las entrevistas. Una posible hipótesis para explicarlo es la presencia de empresas globales en América Latina. El video a menudo es utilizado como una herramienta de colaboración efectiva y de alto impacto. La geografí­a e infraestructura también desempeñan un papel fundamental", indicaron desde la consultora de RR.HH.

Un punto en el cual los argentinos si se colocaron cerca de lo que ocurre en otros paí­ses de la región fue en el hecho de que consideran spam a los mensajes automatizados con ofertas de empleo que enví­an los empleadores.

El 42% de los consultados a nivel mundial declara que esos mensajes que no parecen auténticamente dirigidos a ellos, socaban la credibilidad de las empresas que los contactan. Entre los locales, ese porcentaje llegó a 45 por ciento.

Herramientas en auge
Los Millennials, que son los talentos que actualmente tienen entre 18 y 34 años de edad, conforman según la mencionada firma de RR.HH. el grupo más interesado en aplicar a puestos de trabajo a través de las aplicaciones para teléfonos móviles (64% vs. 55%).

"Los candidatos más jóvenes son los impulsores del cambio porque su forma de vivir es naturalmente digital, sin embargo rápidamente la Generación X se asoció también a estos beneficios. Desde el momento en que se generalizó el uso de los teléfonos inteligentes, las personas pretenden que todo corra sobre 'apps', incluida la búsqueda de empleo", dijo al respecto Romero.

El reporte aclaró que los candidatos que usan o preferirí­an usar una aplicación móvil para la búsqueda y postulación a empleos también demuestran un nivel de independencia: son algo más permeables a mudarse a una nueva ciudad (30%) o paí­s (31%) para una nueva oportunidad de trabajo versus el promedio global de 27% y 26%, respectivamente.

También son significativamente más propensos a considerar un cambio de trabajo motivado por la oportunidad de crecimiento. Si bien la compensación y el tipo de trabajo aún encabezan la lista de motivadores, la oportunidad de crecimiento profesional es casi dos veces más importante (17%) para aquellos interesados en usar aplicaciones que para aquellos que no lo están (10%).

Pero más allá del medio por el cual los candidatos lleguen a las búsquedas de empleo y tomen el primer contacto, también es necesario modernizar el resto del proceso de selección.

Este aspecto no está exento de las diferencias de género: dos de cada tres mujeres en el mundo se sienten incómodas con los formatos de entrevistas en video.


Las consultadas aseguraron que son más proclives a las interacciones personales o telefónicas con los reclutadores, mientras que las tecnologí­as de videoconferencia, las invitaciones a ferias de empleo y las entrevistas en grupo son más aceptadas por los candidatos varones.

De hecho, un 56% de los hombres optó por una entrevista a través de tecnologí­as de videoconferencia, por encima de las presenciales (48%), por primera vez desde el comienzo de la encuesta.

La preferencia por las tecnologí­as de video en las entrevistas también tiene que ver con la experiencia laboral: trabajadores y gerentes con experiencia son más propensos a preferir estos formatos que sus contrapartes de nivel inicial o estudiantes.

Más sobre Management