Excarcelan a Gerardo Dí­az Ferrán, ex dueño de Aerolí­neas Argentinas

Había sido condenado en 2015 por varias estafas y defraudaciones cometidas en el marco de la compra de la aerolínea de bandera argentina
Por Andrés Sanguinetti
30/01/2018 - 11,13hs
Excarcelan a Gerardo Dí­az Ferrán, ex dueño de Aerolí­neas Argentinas

Gerardo Dí­az Ferrán, empresario español famoso en nuestro paí­s por haber sido uno de los dueños de Aerolí­neas Argentinas entre 2002 y 2008, está por recuperar su libertad tras haber sido encarcelado en su paí­s acusado de haber cometido varios fraudes y estafas.

Se trata del ex propietario del Grupo Marsans, que mantuvo la gestión privada en la empresa aérea de bandera durante seis años, hasta que el entonces gobierno kirchnerista envió al Congreso y logró que se aprobara una ley para expropiar la compañí­a.

Este conglomerado europeo habí­a desembarcado en Aerolí­neas con la compra del paquete accionario que estaba en manos de una sociedad estatal española conocida por sus siglas, SEPI, que se habí­a adjudicado la privatización de Aerolí­neas en 1999, cuando se quedó con el 85% de las acciones, mientras que el 15% restante se mantuvo en manos de los trabajadores.

Sin embargo, la gestión de la SEPI se convirtió en una pesadilla para Aerolí­neas que derivó en la decisión del gobierno español en vender las acciones al Grupo Marsans, que finalmente fue el ganador al imponerse a las propuestas que presentaron el grupo mendocino Pescarmona, el ex presidente de Aerolí­neas, Juan Carlos Pellegrini y un fondo de inversión norteamericano.

Pero el camino de Dí­az Ferrán y su socio Gonzalo Pascual como gerenciadores de Aerolí­neas no terminó de la mejor manera para ambos empresarios. Tras la decisión del kirchnerismo de reestatizar la empresa, ambos atravesaron un derrotero judicial en su paí­s que los llevó directamente a tener que enfrentar varios juicios. Gonzalo Pascual falleció en 2012, mientras que Dí­az Ferrán fue condenado en 2015 por varios delitos.

Tres años antes, el 3 de diciembre de 2012 habí­a sido detenido para ser juzgado por defraudación y blanqueo de capitales, acusaciones que lo llevaron a la cárcel el 2 de julio de 2015 condenado por el vaciamiento patrimonial del Grupo Marsans. De hecho, habí­a sido declarado culpable en junio de 2013 por el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid por el concurso de Viajes Marsans, y también por fraude contra el Ministerio de Hacienda español en la compra de Aerolí­neas Argentinas.

Ahora, espera su libertad, beneficiado por haber cumplido ya una tercera parte de su condena tal como lo establece un fallo de la Audiencia Nacional, el mismo organismo que seis años atrás lo condenó a dos años y dos meses de cárcel por el affaire de Aerolí­neas Argentinas a través de Air Comet

En esa causa también fue condenado Antonio Mata a la misma pena por defraudación del impuesto de sociedades del ejercicio fiscal de 2001 cerrado en febrero de 2009. Mata fue el CEO de Aerolí­neas Argentinas durante la gestión de Marsans y en España se lo acusó de haber defraudado junto a Dí­az Ferrán al Estado de ese paí­s por 99 millones de euros, utilizando los fondos públicos de la SEPI para deshacerse de una compañí­a con graví­simos problemas económicos como era en ese momento Aerolí­neas Argentinas.

Según la acusación, se sirvieron de una sociedad, Interinvest, que actuó como pantalla y que no tributaba en España. También constituyeron a Air Comet como acreedor dominante en el concurso de Aerolineas al obtener los reembolsos del concurso y cederlos a su grupo de control. Como era una empresa argentina, no tributaba en España y como Air Comet no hizo constar en su balance el incremento de su activo en el ejercicio de 2001 (cuando adquirió los derechos de Interinvest) tampoco pagó impuestos en España.

También cometió otras maniobras fraudulentas como haber pagado a los acreedores créditos por u$s272 millones mediante cheques bancarios emitidos por el BBVA a nombre de Interinvest con los fondos del SEPI, sociedad que a su vez los cedió a Air Comet.  Fue también denunciado por Aerolí­neas Argentinas por  haberse apropiado indebidamente de u$s453 millones. La demanda fue radicada en la justicia española que admitió la querella presentada por la empresa estatal argentina que lo acusó de haberse quedado con los fondos en el proceso de compra de la compañí­a por parte de la aerolí­nea Air Comet.

Ahora la Audiencia Nacional autorizó su excarcelación de este empresario que hasta llegó a ser presidente de la CEOE, la poderosa confederación industrial española.  De esta forma, en los próximos dí­as podrá abandonar la prisión madrileña de Soto del Real en la que se encuentra desde su detención en diciembre de 2012, tal como asegura el diario español El Paí­s.

El medio agrega que el titular del Juzgado Central de Vigilancia Penintenciaria, José Luis Castro, le ha concedido a Diáz Ferrán el segundo grado -un régimen de semilibertad- por haber cumplido ya la mayor parte de su condena. Y  se tuvo en cuenta su buen comportamiento durante los más de cinco años que ha estado encarcelado, así­ como su disposición a colaborar, una vez que salga de prisión, con una ONG de su paí­s.  De todos modos, Diaz Ferrán, hoy con 75 años de edad, deberá utilizar una pulsera electrónica . El empresario padece además varias enfermedades.